Uvesa trabaja por incorporar a los falsos autónomos a la empresa

Unas 800 personas se encuentran en esta situación entre las plantas de Tudela y de Valencia
CCOO desconvoca el día de paro del lunes y UGT se congratula del paso dado por la compañía

07.02.2020 | 17:05
Planta de Uvesa en Tudela.

pamplona - Uvesa confirmó ayer que trabaja por incorporar a los cerca de 800 falsos autónomos en la empresa, después de que Inspección de Trabajo denunciara la práctica realizada por 52 empresas cárnicas con la cooperativa Servicarne.

Este año, Inspección investigó la manera de actuar de este sector tras una denuncia de CCOO. Las empresas cárnicas establecen un contrato mercantil con una cooperativa, en este caso Servicarne, a través del cual esta última aporta la mano de obra a dichas compañías. Estos trabajadores son socios autónomos de la cooperativa pero desarrollan su actividad en la empresa cárnica. Inspección concluyó que estos trabajadores por cuenta propia deben ser reconocidos como asalariados con las mismas condiciones laborales que los empleados de esas empresas, de ahí que se les denomine falsos autónomos -cotizan por cuenta propia sin los beneficios de los trabajadores de cuenta ajena-.

El presidente del Grupo Uvesa, Antonio Sánchez Sánchez, se reunió ayer en Madrid con el responsable confederal de Industria Alimentaria de CCOO, Vicente Canet, para abordar este tema, después de que el sindicato convocara una jornada de huelga el próximo lunes. Concluido el encuentro, CCOO desconvocó la jornada de paro porque informó de que Sánchez se comprometió de manera verbal a "hacer un esfuerzo máximo para laboralizar a los cooperativistas que trabajan en sus instalaciones en un período corto de tiempo", dijo CCOO. El sindicato valoró este paso ya que según manifestó en la nota hasta ayer "Uvesa siempre había manifestado que era legal tener trabajando en sus instalaciones a las personas asociadas a Servicarne; que consideraba legal la cooperativa y que estaba dispuesta a defender esta figura en todos los foros, incluidos los tribunales". En cambio, según CCOO, Sánchez comunicó ayer en el encuentro que "no quiere judicializar esta situación".

La compañía también emitió un comunicado en el que dejó claro que "seguirá haciendo los máximos esfuerzos para laboralizar a los actuales cooperativistas que trabajan en sus instalaciones y que, como siempre, se mantendrá en el marco de la legalidad vigente, acatando igualmente cualquier cambio que pueda producirse en la misma". La nota insistió en que todavía "no existe ningún acuerdo" y que Uvesa "reiteradamente ha manifestado que la mejor solución a la situación actual es negociar, sin ninguna línea roja, para alcanzar los mejores acuerdos entre todas las partes implicadas". En el día de ayer UGT también mantuvo otro encuentro con Uvesa, con "representantes de la dirección". En un comunicado anunciaron que la empresa había "aceptado la propuesta de UGT-FICA de dar los pasos necesarios para iniciar de forma inminente las conversaciones tendentes a conseguir la conversión de 800 falsos autónomos en empleados de la plantilla con todos sus derechos". A la reunión acudieron por parte de UGT-FICA, su secretario sectorial de Alimentación, Bebidas y Tabaco, Sebastián Serena, los responsables sectoriales de País Valenciano, Yovana Sancho, y de Navarra, Javier Velasco, y el secretario general de UGT de Navarra, Jesús Santos.

apunte

Tudela y Valencia. La empresa confirmó ayer que unas 800 personas de Servicarne prestan servicio en las plantas de Tudela y de Valencia de Uvesa. De esos empleados, unos 500 desempeñarían su labor en la factoría de la capital ribera.

sindicatos

CCOO. CCOO dijo que ha decidido dar "una última oportunidad a Uvesa para que regularice a los falsos autónomos" antes de finalizar el año. El sindicato se volcará en que "Uvesa lo haga cuanto antes y mediante el diálogo y el acuerdo"; pero que si no hay avances reactivará "la huelga".

UGT. UGT-FICA consideró "positivo que la dirección haya accedido a iniciar el proceso de negociación" y confió en que "pueda finalizar con un acuerdo satisfactorio para las partes, que debe poner fin, en cualquier caso, a las condiciones de precariedad en las que desarrollan su actividad estos falsos autónomos".