Anoeta Kiroldegia sanciona a la UTE por incumplir el convenio de los trabajadores

Da un mes de plazo a las constructoras para que complementen la nómina conforme al convenio de la construcción de Gipuzkoa

08.02.2020 | 15:27
En la imagen, labores de derribo del fondo sur del estadio, durante el inicio de los trabajos de reforma.

donostia - El consejo de administración de Anoeta Kiroldegia ha aprobado con la unanimidad de todos los partidos presentes en el organismo donostiarra la imposición de una multa de 15.000 euros a la Unión Temporal de Empresas (UTE) encargada de la reforma del estadio por incumplir el convenio laboral que corresponde aplicar a los trabajadores de la obra. Además, el acuerdo insta a las constructoras -Moyua y Altuna y Uria- a que en el plazo de un mes complementen la nómina de los trabajadores "en los que se ha constatado el incumplimiento" conforme a lo que establece el convenio de la Construcción de Gipuzkoa. En la oferta con la que la UTE se hizo con los dos lotes en los que se divide la obra se especificó que el convenio de aplicación sería el de la Construcción de Gipuzkoa.

La resolución de Anoeta Kiroldegia es el resultado de la investigación llevada a cabo por la empresa externa que contrató la sociedad municipal para vigilar que tanto la UTE como las subcontratas aplican a los trabajadores el convenio estipulado en el pliego de adjudicación de la obras de reforma del estadio de Anoeta. Fuentes municipales consultadas por este diario explican que la competencia en materia de control de la normativa laboral no es del Ayuntamiento pero, en vista de la importancia de la obra y su significación social, se acordó la vigilancia también en este ámbito, mediante la contratación de servicios externos por la falta de medios personales y materiales propios para ello.

Para verificar el cumplimiento, la empresa TAX Economistas y Abogados ha ido realizando muestreos mensuales entre abril y septiembre mediante un procedimiento consistente en solicitar a las empresas el número de trabajadores el mes anterior a la petición y en la elección aleatoria de entre 20 y 40 trabajadores sobre los que se requería la siguiente documentación: nóminas del mes anterior y justificantes de pago o declaración firmada; posibles incidencias a tener en cuenta a la hora de calcular la nómina; informe de datos de la cotización de la Seguridad Social; relación nominal de trabajadores de la Seguridad Social del periodo de liquidación y empleados solicitados; y certificado firmado por cada empresa sobre cumplimiento de jornada de trabajo.

Con toda esta documentación, TAX elaboró un informe que es el que ha desencadenado la resolución de Anoeta Kiroldegia, que el martes reunió a su consejo de administración, en el que tienen asiento PNV, EH Bildu, PSE y PP, para aprobar la sanción.

La actividad vigilante no acaba con esta resolución, ya que el control laboral sobre la obra continuará hasta su finalización, tal y como han confirmado fuentes municipales a este diario.

"condición esencial" Según se puede leer en el informe elaborado por la directora de Anoeta Kiroldegia, Leire Landa, el cumplimiento del convenio laboral establecido por el adjudicatario de la obra es "condición especial de ejecución y obligación esencial".

Además admite que "es muy difícil valorar el alcance del incumplimiento". De los muestreos realizados sobre el terreno, se observa que entre los meses de abril a junio han estado trabajando una media de 35 empresas y unos 230 trabajadores, constatándose que unas dos empresas y media cada mes estaban incumpliendo o bien el convenio de la construcción o incluso el propio convenio que le fuera de aplicación. Entre el periodo de julio a septiembre, trabajaban en la obra 70 compañías y unos 500 trabajadores, de los cuales la media constatada de incumplimiento ha sido de entre cuatro y ocho empresas.

Según la directora de Anoeta Kiroldegia, los incumplimientos detectados se han localizado principalmente entre las empresas subcontratadas. No obstante, se señala el comportamiento de Altuna y Uria por su negativa a aportar las nóminas a la empresa vigilante, al acogerse a la Ley de Protección de Datos.

La directora de Anoeta Kiroldegia explica que, previa consulta jurídica, la empresa está obligada a entregar la documentación que se le requirió. Según fuentes consultadas por este diario, en este tiempo Altuna y Uria habría satisfecho este requisito.

Otra característica que ayuda a entender también los incumplimientos del convenio laboral es el hecho de que muchas de las empresas subcontratadas son de Portugal. Se dice en el informe que en agosto el 10% de los trabajadores estaban contratados por empresas de esta nacionalidad y que el 50% de los contratos incumplían el convenio de Gipuzkoa.

En este sentido, la obligación adquirida por la UTE respecto al convenio a aplicar afecta también a las subcontratas, ya que, más allá del cumplimiento legal, lo que a efectos de Anoeta Kiroldegia importa es el requisito autoimpuesto en el pliego de adjudicación de la obra por las empresas adjudicatarias.

4,5 millones El informe elaborado por encargo de Anoeta Kiroldegia viene a confirmar las denuncias del sindicato ELA, que el pasado mes de diciembre informó de que había denunciado ante las autoridades laborales a 17 empresas por irregularidades en la contratación del personal que trabaja en Anoeta.

En su comparecencia ante la prensa los portavoces sindicales explicaron que, según su investigación, la mayoría de los trabajadores han estado realizando jornadas de 10, 11 y hasta 12 horas diarias cobrando un 60% por debajo de lo recogido en el convenio de la Construcción de Gipuzkoa. Según sus cálculos, la diferencia si se aplicara la legislación vigente en el territorio asciende a 4,5 millones de euros en salarios y cotizaciones.

El eco de las denuncias que desde que comenzó la reforma del estadio ha estado haciendo públicas el sindicato ELA ha llegado al despacho de la presidencia de Real. Jokin Aperribay se reunió recientemente con los representantes sindicales para conocer sus informaciones de primera mano. ELA también se ha reunido con el alcalde, Eneko Goia, con el que ha compartido el resultado de su vigilancia laboral. -N.G.