Enero deja 737 parados más, el menor incremento de los últimos 14 años

Hostelería, comercio y actividades sanitarias destruyen más de 1.300 empleos
Navarra es la comunidad en la que más baja el desempleo en los últimos 12 meses, un 8,4%

08.02.2020 | 17:50

pamplona - El mercado laboral nunca arranca el año con un buen dato en Navarra. Y 2019 no ha sido una excepción. Creció el desempleo y la Seguridad Social vio adelgazar sus nómina de cotizantes pero ambos datos, pese a resultar negativos, lo fueron en menor medida que la media de los últimos años. De hecho, el incremento mensual del paro (737 personas) fue el más reducido de los últimos 14 años. Y correspondió exclusivamente a mujeres, con 908 paradas más.

El dato deja la cifra total de personas desempleadas en 33.579, que son 3.078 menos que el año pasado, lo que supone una caída de 8,40%, la mayor de entre todas las comunidades. El dato llega apenas unos días después de conocerse una EPA que situaba a Navarra como la única comunidad en la que subió el paro en 2018, un dato considerado como poco creíble por el Gobierno de Navarra, que ve más fiable la evolución de los datos registrados. "Los problemas existen, pero los datos son robustos y la evolución es positiva", insistió Miguel Laparra, vicepresidente del Gobierno de Navarra, quien rechazó cualquier tipo de autocomplacencia.

De forma aislada, los datos de enero muestran sin embargo algún síntoma de la desaceleración económica del último cuatrimestre. La manufacturas destruyeron en enero 323 puestos de trabajo, frente a los apenas 83 del año pasado. Dos datos de indudable componente estacional, pero que muestran la mayor debilidad económica actual. Los datos de producción industria llevan en negativo desde octubre y esto se estaría empezando a notar ya en la capacidad para generar empleo.

El contagio al resto de actividades resulta, de momento, limitado. En total, la Seguridad Social cerró el mes con 280.133 afiliados medios, un descenso (-2.509) ligeramente inferior al registrado el mismo mes del año pasado y que permite, por tanto, deja la cifra de crecimiento interanual en un vigoroso 3,16%. Solo la hostelería destruyó 680 puestos de trabajo, mientras que las actividades sanitarias y los servicios sociales redujeron en algo más de 500 su cifra de ocupados. También el comercio, con el fin de la campaña navideña, envío al paro a algo más de 250 personas.

La evolución interanuales muestra que el mercado laboral navarro sigue mejorando poco a poco, si bien con algunos problemas que Laparra aseguraba ayer tener identificados. "Tenemos un problema de protección del desempleo, que sigue siendo en torno a la mitad. Tenemos un problema también de alta temporalidad que afecta de una forma muy intensa a un sector muy específico del mercado de trabajo. Y tenemos también algunos grupos, en concreto las mujeres, que se benefician menos", junto a otros colectivos como el perfil de desempleo de larga duración en mayores de 45-55 años. Los datos de enero son además los primeros que se conocen tras el incremento de un 22,3% en el Salario Mínimo Interprofesional. "No sé si a finales de año podremos encontrar algún tipo de correspondencia entre afiliación a la Seguridad Social y subida del SMI, pero ahora mismo la correspondencia no existe", dejó claro Octavio Granado, secretario de Estado para la Seguridad Social tras la pérdida de 204.865 cotizantes, el peor dato desde 2013.