VW decidirá en mayo la asignación de un tercer modelo a la planta de Landaben

Condiciona la llegada del CUV a la firma de un convenio de larga duración - La marca descarta, por ahora, el vehículo eléctrico en Navarra - Las producciones del Polo y T-Cross aseguran “la estabilidad del empleo”

08.02.2020 | 20:18
Andreas Tostmann, miembro del comité ejecutivo de la marca VW, con Emilio Sáenz, presidente de VW Navarra, ayer en la factoría.

Condiciona la llegada del CUV a la firma de un convenio de larga duración - La marca descarta, por ahora, el vehículo eléctrico en Navarra - Las producciones del Polo y T-Cross aseguran “la estabilidad del empleo”.

pamplona - El responsable de Producción y Logística de la marca Volkswagen y miembro de su comité ejecutivo, Andreas Tostmann, adelantó ayer que la compañía acordará en mayo si asigna un tercer modelo a la fábrica de Landaben. En esta decisión, ayudará la rúbrica de un convenio de larga duración, "por ejemplo de cinco años", señaló, ya que "favorece la estabilidad de la planta". Estas palabras cobran fuerza, ya que la factoría navarra se encuentra en plena negociación del convenio, y tanto la dirección como la mayoría del comité, en este caso UGT y CCOO, coinciden en firmar un pacto entre 2018 y 2023. La llegada de un CUV, vehículo entre el Polo y el T-Cross, diversifica el producto de la fábrica y esta se amolda con más facilidad a las fluctuaciones del mercado. El CUV, siglas que se corresponden con Crossover Utility Vehicle, representa un subsegmento que incorpora características de los todocaminos urbanos (SUV), de los turismos y de los coupé clásicos.

Tostmann apostó por continuar con la fabricación de modelos convencionales en Landaben, en estos momentos inmersos en la producción del Polo y en el lanzamiento del T-Cross, ya que el mercado del diésel y de gasolina "se alargará hasta 2040 o 2050"; y descartó la fabricación de un vehículo eléctrico en el corto y medio plazo en la Comunidad Foral. "Seguiremos concentrándonos en el segmento Polo, y desarrollaremos los modelos de manera atractiva para lograr una alta demanda", dijo. Este planteamiento garantiza las cargas de trabajo en la Comunidad, y como consecuencia "estabilidad en el empleo", remarcó, aunque no especificó que suponga generar más puestos de trabajo. La dirección navarra ya ha trasladado a los sindicatos que el programa puede alcanzar los 340.000 vehículos en los próximos seis años.

'transform.together' Tostmann viajó ayer hasta Pamplona para presentar en VW Navarra la estrategia de producción Transform.Together, que comenzó a aplicarse en 2018 hasta 2025 para incrementar un 30% la productividad, mejorar un 45% la sostenibilidad, y reducir un 30% las inversiones, pero que a su vez estas últimas deben ser más eficientes en las 27 fábricas, repartidas en 12 países. El responsable de Producción y Logística de VW manifestó que "la planta navarra parte de una posición robusta para alcanzar estos objetivos", pero reiteró que a pesar de ello debe "lograrlos".

El modelo Transform.Together se basa en ocho elementos: mejorar la productividad, con el traslado de modelos de trabajo que funcionan en una factoría a otra. "La fábrica de VW Navarra tiene buenos ejemplos", explicó. También propone lograr plantillas eficientes y cualificadas, que interioricen el pensamiento lean -un método que reduce los costes para ser más competitivos y valora a las personas- y que aprovechen las ventajas de electrificación y digitalización. Busca mejorar los productos y evitar los retrabajos en los vehículos, por el momento ya ha ahorrado una media de 1,5 horas, y "VW Navarra se encuentra en buen camino". Persigue favorecer estructuras sostenibles, con la estandarización de los procesos de fabricación, para que sean "más fáciles y simples". Trabaja en estabilizar los procesos de los pedidos de clientes, "uno de los aspectos más importantes", reiteró, ya que VW debe afianzar el suministro de piezas de los proveedores para que las fábricas produzcan de manera "tranquila" y cumplan en plazo con los pedidos. Así, sobre la falta de motores que provocó el cierre de VW Navarra en 2018, destacó que "desde 2019, las fábricas producen con más seguridad y estabilidad". Otro de los puntos que contempla la estrategia Transform.Together tiene en cuenta la excelencia en el lanzamiento para evitar las pérdidas que este puede ocasionar. "El equipo de la planta de Landaben ha hecho un buen trabajo en el lanzamiento del T-Cross", reconoció ante el presidente de VW Navarra, Emilio Sáenz, al que conoce desde hace años. Además anunció la disminución de inversiones en las fábricas de VW, por ejemplo "el Polo y el T-Cross se basan en la misma técnica de producción, que reduce costes". Por último, VW exige plantas de impacto cero, con mejoras en la sostenibilidad del 45% -ahora ya se encuentran en un 30% porque este objetivo comenzó a trabajarse en 2010-. Tostmann puso como ejemplo de aplicación de esta estrategia a VW Navarra. "Estoy orgulloso de cómo se ha integrado el T-Cross en la producción del Polo". Sáenz confirmó que el lanzamiento marcha según las previsiones. "Producimos 300 SUV diarios, y en abril alcanzaremos los 700. El comportamiento de la plantilla está siendo excepcional", concluyó.