El Gobierno retrasa los ajustes de la reforma laboral

Renuncia también a hacer cambios por decreto en materia de pensiones tras el bloqueo del Pacto de Toledo

08.02.2020 | 21:33

madrid - La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, aseguró ayer que "no es voluntad del Gobierno" aprobar de forma unilateral la modificación de la reforma de pensiones de 2013 y aclaró también que no aprobará el viernes cambios en los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012.

Así lo señaló la titular del Ministerio en un encuentro con los medios antes de participar en el almuerzo del X Aniversario del Instituto Cuatrecasas de estrategia legal en recursos humanos, donde hizo hincapié en que al Ejecutivo no le gustaría hacer una reforma de forma unilateral, porque "es mucho mejor que algo tan importante se haga por acuerdo".

En concreto, Valerio señaló que, con el "descarrile" del Pacto de Toledo, el tema de pensiones se ha quedado en stand-by. No obstante, la ministra espera que, después de tanto tiempo, tantas reuniones y comparecencias, el Pacto de Toledo "no caiga en el vacío" y lo conseguido hasta ahora sea "una base en la que empezar a construir de nuevo el edificio cuando se constituya de nuevo Congreso".

ruptura de negociaciones "En la cuestión de las pensiones lo ideal es que, de cualquier forma, cuente con el acuerdo y el apoyo del Pacto de Toledo y el diálogo social", resaltó Valerio, tras recordar que el viernes pasado tampoco se llegó a acuerdo en la mesa del diálogo social en materia de Seguridad Social, porque "CEOE y Cepyme alegaron que ya se está en periodo electoral".

"Llevo con bastante dolor el que hayamos dejado por el camino la posibilidad de acuerdo en materia de pensiones", resaltó Valerio, que también reconoció el trabajo de todos los portavoces del Pacto de Toledo y aseguró que "habrían quedado unas recomendaciones dignas y razonables".

Bajo su punto de vista, hubiera sido bueno para el país que se hubiera cerrado el acuerdo en materia de pensiones, porque "en estos momentos el sistema de pensiones está complicado".

Valerio afirmó que hay que reorientar el sistema y reordenar sus ingresos y sus gastos. "Hay que velar por que las pensiones suban con el IPC, pero también por la sostenibilidad financiera y por acabar los gastos que se pagan por la Seguridad Social y que deberían ser con impuestos", apostilló. - E.P.