Commerzbank y Deutsche Bank estudian una posible fusión

La operación entre los dos mayores bancos alemanes acumularía 1,8 billones de euros, cerca de BNP Paribas

09.02.2020 | 01:07

pamplona/berlín - Los dos principales bancos alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank, confirmaron el domingo que han iniciado conversaciones formales para una posible fusión después de meses de negociaciones preliminares. El Gobierno alemán de Angela Merkel alienta desde hace dos meses a los dos bancos de Fráncfort a explorar una posible fusión para crear un "campeón nacional" que pueda financiar a las empresas alemanas, y sea además lo suficientemente fuerte para no caer en manos extranjeras.

"En vista de las oportunidades que se presentan, la dirección de Deutsche Bank decidió examinar las opciones estratégicas" que incluyen "conversaciones en curso con Commerzbank", indicó Deutsche Bank, si bien advirtió de que no hay "ninguna garantía de que se produzca una transacción". Su primer objetivo, añadió, es evaluar las opciones "para ver si estas reforzarán el crecimiento y la rentabilidad del banco".

En caso de que se produzca la fusión, el gigante resultante acumularía unos 1,8 billones de euros en activos, acercándose al mayor banco francés, BNP Paribas. La capitalización bursátil de Deutsche Bank es de 16.100 millones mientras que la de Commerzbank roza los 8.900 millones.

pérdida de empleos Los críticos responden diciendo que el banco resultante de una fusión también podría ser absorbido y recuerdan que a los largo de 2018 las dos entidades perdieron cerca de la mitad de su valor bursátil.

Por otro lado, los sindicatos advierten del peligro de destrucción de entre 10.000 y 30.000 puestos de trabajo. El presidente de la Asociación para la Protección de Accionistas, Klaus Niedy, habla incluso de que la fusión podría llevar a la eliminación de 50.000 empleos, lo que equivale a la tercera parte de las dos plantillas sumadas.

Algunos señalan que una de las lesiones de la crisis de 2008, como lo dijo en su momento la canciller Angela Merkel, era que se debía evitar que un banco fuera tan grande que, en caso de entrar en problemas financieros, el Estado se viese obligado a rescatarlo con dineros del fisco. Los mercados sin embargo marcaron una subida del 5,4% en el caso del Deutsche Bank y del 7,3% para el Commerzbank. - D.N./Efe