VW Navarra gana 65,6 millones tras invertir 105,1 en 2018

La planta de Landaben logró el año pasado su tercer mejor resultado de la historia
El T-Cross, lanzado este enero, concentró más del 60% de las inversiones y el Polo recibe 17,1 millones

09.02.2020 | 02:25
VW Navarra gana 65,6 millones tras invertir 105,1 en 2018

Pamplona - Volkswagen Navarra se anotó en 2018 el tercer mejor resultado de su historia. La planta de Landaben resolvió un ejercicio no exento de dificultades y tropiezos, como el que generó en la última parte del año la crisis del diésel, con un beneficio neto de 65,6 millones de euros y unas perspectivas si cabe más positivas para 2019, cuando tiene previsto incrementar de manera relevante la producción y venta de coches.

El año pasado, Volkswagen se quedó en apenas 272.272 coches, por debajo de lo inicialmente previsto e incluso de la media de los últimos años. Para este ejercicio, confía en acercarse a los 320.000 coches y llegar incluso a los 340.000 coches en años siguientes. Pese a tratarse de una cifra no demasiado alta, la producción permitió a Volkswagen elevar un 17% su beneficio. Los 65,6 millones suponen asimismo un margen neto de apenas el 2,04%, por debajo de la media que arrojaban ayer mismo los datos de Seat (2,9%), que registró el mejor resultado de la historia. Los ingresos totales de la fábrica ascendieron a 3.211 millones de euros, el 94% procedente de la venta de coches y el 6% restante de la venta de carrocerías, componentes y recambios. El resultado de explotación alcanzó los 88,8 millones de euros.

Asimismo, las inversiones se situaron en 105,1 millones de euros durante el año pasado. De esta cifra, 66,1 millones fueron destinados a la preparación de la fábrica para la producción del nuevo Volkswagen T-Cross, cuya producción en serie comenzó el pasado mes de diciembre, "mientras que las labores directamente relacionadas con el Volkswagen Polo supusieron una inversión de 17,1 millones de euros", explicó Volkswagen en una nota. El resto de actuaciones en la planta supusieron inversiones de 21.9 millones.

El director de Finanzas de Volkswagen Navarra, Ingo Neubert, explicó que para toda la industria automovilística, "2018 fue un año marcado por las tensiones derivadas del nuevo ciclo de homologación WLTP y Volkswagen Navarra no fue ajena a esta circunstancia".

Sin embargo, añadió, "el resultado mejoró el de 2017, en gran medida como consecuencia de haber podido volver a un volumen no penalizado por un lanzamiento como el del nuevo Polo en 2017". Además, destacó que el acuerdo del segundo modelo "ha traído a la fábrica de Pamplona el T-Cross, un modelo muy rentable que va a asegurar la ocupación de la planta". Y del mismo modo, destacó el valor de la reciente firma del noveno convenio de la planta, firmado con UGT, CCOO y Cuadros. "La subida de salario era lo máximo que se podía ofrecer sin poner en riesgo la competitividad de la planta".

El 90% de la producción fue destinada a la exportación, con un 10% de la fabricación dedicada al mercado nacional. Entre las exportaciones, Alemania fue el primer destino del Volkswagen Polo fabricado en Pamplona, con un 22,2% de la producción, seguido de Italia, con un 15,2%, y Francia, con un 14,5%. En cuarta posición se situaron los Países Bajos, con un 4,8%, y en quinto lugar, Turquía, con un 3,6%.

apunte

Seat, la marca que más crece. El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, aseguró que la española Seat es la marca que crece más rápidamente en Europa.

6

modelos eléctricos

Seat presentó ayer su estrategia eléctrica que, hasta principios de 2021, incluirá seis modelos eléctricos e híbridos enchufables. La versión eléctrica del Mii y el-Born serán los dos primeros modelos 100% eléctricos de la marca, mientras que la nueva generación del León y el Tarraco contarán con una versión híbrida enchufable.