en el conjunto de la CAV y Navarra

ELA denuncia que 2018 se cierra con el mayor número de muertes laborales desde 2012, un total de 67

Dice que, con la temporalidad actual, la patronal hace un  "llamamiento directo a los accidentes" y acusa a los gobiernos de  "inacción"

09.02.2020 | 05:45
Concentración en protesta por un accidente laboral mortal.

BILBAO. Estos datos han sido dados a conocer en rueda de prensa por el  responsable de salud laboral de ELA, Pello Igeregi, y los miembros  del gabinete de este área Leire Heredia y Andoni Larralde, con motivo  de la celebración este domingo del Día Internacional de la Seguridad  en el Trabajo.

En la comparecencia, han detallado que, según sus estadísticas, el  pasado año, se produjeron 46 muertes en Euskadi, de las que 30 fueron  en Bizkaia, con un aumento del 45%; 10 en Gipuzkoa, donde disminuyen  un 43%y seis fallecidos en Alava, uno más que en 2017. En el caso de  Navarra, ha cifrado en 21 los accidentes mortales frente a los 13 de  2017, lo que supone un aumento del 62%.

El sindicato ha precisado que el 73,84% de los accidentes mortales  fueron de carácter traumático y, de ellos, el 63,63% se debieron a  golpes y atrapamientos, mientras que el 36,36% tuvo su origen en  caídas de alturas.

Por sectores, el transporte, con una cuarta parte, es el área en  el que se produjeron mayor número de fallecidos, con el 24,61% del  total. Le siguen el sector servicios (23,07%, la construcción  (21,54%) e industria (21,54%). Por su parte, los accidentes mortales  no traumáticos supusieron el 26,15% del total, experimentando un  aumento en el último año.

Otros datos aportados arrojan que los accidentes in itiniere  supusieron el 10,77% del total, o que casi el 30% de las personas  fallecidas trabajaba en una subcontrata, mientras seis eran  autónomos.

"ESCANDALOSOS"

ELA ha calificado de "escandalosos" los datos de accidentes  mortales y ha denunciado que, por su parte, Osalan y el Instituto  Navarro de  Salud Laboral "ocultan" estas cifras, "reducen el número  de muertes en accidente de trabajo a 47 y ocultan todas las muertes  consecuencia de enfermedades profesionales".

En relación a las enfermedades profesionales, han asegurado que  son una "pandemia" y ELA ha precisado que en Euskadi se notificaron  3.278 partes de enfermedad profesional y en Navarra, 1.557.

El sindicato ha asegurado que se siguen excluyendo de las  estadísticas oficiales accidentes como los sufridos por  transportistas o personal "en tránsito" en carretera, que son  registrados solo como accidentes de tráfico. ELA ha añadido que en  Navarra también se excluyen los siniestros de trabajadores autónomos  sin cobertura de contingencias profesionales o los del personal  adscrito a empresas de fuera del territorio.

Según los datos de Osalan, el pasado año se produjeron en  Euskadi81.035 accidentes de trabajo con y sin baja frente a los  82.198 del pasado ejercicio, de los que 37 fueron mortales (32 en  2017), 207 graves (199) y 33.728 leves (33.333). El Indice de  incidencia (número de accidentes de trabajo con baja en joranda por  cada 1.000 trabajadores) experimentó en Euskadi una reducción de 0,35  puntos.

Por su parte, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra  ha cifrado en 23.489 los accidentes laborales con baja y sin baja en  2018 frente a los 22.750 de 2017, de los que 9.744 fueron leves  (8.872 en 2017), 70 graves (61) y 10 mortales (11 en 2017). En este  caso, el Indice de incidencia ha subido por encima del 5%.

ELA ha afirmado que existe un "creciente subregistro" de  accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, debido al  "fraude" que existe entre las empresas que "ocultan accidentes para  evitar responsabilidades". También han apuntado hacia la labor de las  mutuas, que "actúan en connivencia con las empresas utilizando  prácticas ilegales para reducir costes y maquillar los datos de  siniestralidad", así como al "miedo" que tienen los trabajadores a  perder su trabajo si denuncian los siniestros.

En su comparecencia, han denunciado que un tercio de los  accidentes de trabajo se produce durante el primer mes de contrato y,  en este sentido, ELA ha recordado que el 44% de los contratos tienen  una duración inferior a un mes. ELA ha denunciado que la "precariedad  mata" y que el miedo a perder el trabajo genera "ansiedad y prisa,  dos elementos incompatibles con las medidas de prevención  necesario".

ELA ha asegurado que no hay voluntad política para paliar este  escenario en el que, según el sindicato, la patronal se siente "muy  cómoda" y ha acusado a la confederación empresarial de "anteponer la  producción a la prevención" porque "no le importa absolutamente nada  la vida de los trabajadores", ha indicado.

El responsable de Salud Laboral de ELA, Pello Igeregi, ha añadido  a su vez que a las empresas "les sale gratis" no cumplir con las  normas de prevención.

Asimismo, ha indicado que es un "sarcasmo" que, con los datos de  temporalidad, la patronal llame al "compromiso de los trabajadores"  cuando "lo que en realidad están solicitando es sometimiento y  disponibilidad". "Están haciendo un llamamiento directo a los  accidentes de trabajo", ha agregado.

Igeregi ha afirmado que el Gobierno Vasco "no ha tomado ninguna  medida" ante los planteamientos que le ha realizado ELA y, por ello,  le volverán a remitir un decálogo para reducir "de forma radical" los  siniestros.

"Mientras exista complicidad política por parte del Gobierno con  esta patronal que precariza las condiciones de trabajo, no habrá  solución a las muertes en el trabajo. Le hacemos un llamamiento para  que moleste a las empresas que deciden precarizar el empleo, mientras  eso no suceda, seguirá habiendo un número inaceptable de muertes", ha  apuntado.

Por otra parte, ha calificado de "desesperante" que en esta  campaña electoral se discuta de la "transferencia de una autopista" y  no se hable de la "transferncia averiada" de la Inspección de  Trabajo. En este sentido, ha indicado que, tal y como se realizó, no  es posible decidir en Euskadi el número de inspectores necesarios y  ha seañlado que el volumen de personal de in spección en 2,5 veces  inferior en el País Vasco a la media de la UE.