UGT y CCOO pactan una subida salarial del 3,5% en la hostelería

ELA y LAB no comparten el contenido del convenio que afecta a 18.000 trabajadores del sector

09.02.2020 | 16:52

pamplona - CCOO y UGT alcanzaron ayer un principio de acuerdo para firmar el convenio de hostelería de Navarra, que afecta a 18.000 trabajadores en la Comunidad Foral. El Tribunal Laboral de Navarra acogió una nueva reunión de la mesa negociadora en la que se llegó a un preacuerdo entre la patronal y los dos sindicatos mayoritarios UGT con el 42,34% y CCOO con el 19,37% de la representación sindical. Mientras que ELA (18,92%) y LAB (17,57%) optaron por quedarse fuera y no firmarán el nuevo convenio.

Según precisa CCOO, el convenio tendría una vigencia de cuatro años y un incremento salarial del 3,5% para 2019, un 2% para el año 2020 y otro 2% para el 2021 y se garantiza el IPC + 0,5% durante todo el período de vigencia del convenio. Según este sindicato, se contemplan "importantes avances en aspectos claves" como es el de las empresas multiservicios (camareras de pisos), cuyas plantillas a partir de ahora se regirán por el convenio de hostelería, y la obligatoriedad de llevar un registro de la jornada.

CCOO subrayó que en el aspecto social también se acuerdan mejoras "importantes" en las licencias, que se disfrutarán a partir del primer día hábil laborable y no natural como hasta ahora (por ejemplo en los permisos por ingreso o fallecimiento). En el caso de la licencia de lactancia, los días del permiso que hasta ahora eran naturales pasarán a ser días laborables. También se incrementa en un 50% la cuantía económica cuando la empresa no proporcione ropa de trabajo.

CCOO valora de forma "positiva" este acuerdo que "permitirá que 18.000 trabajadores del sector de la hostelería tengan sus condiciones laborales protegidas por un convenio que no contempla ningún retroceso", comunicó. A pesar de haber cerrado el acuerdo, esta central sindical reconoció que quedan asuntos pendientes como la eventualidad. Igualmente, desde UGT se valoró positivamente el acuerdo al considerar que se han conseguido "mejoras importantes" para los trabajadores del sector.

En el lado contrario, ELA y LAB no firmarán este acuerdo por considerar que es una simple actualización salarial "tal y como quería la patronal". En concreto desde ELA, su responsable Pablo Sánchez señaló que "no se ha abordado ninguno de los aspectos" que consideran fundamentales. Entre ellos, hacer frente a la estatalización de la negociación colectiva para que convenios estatales no puedan invadir lo de navarra; un registro de jornada telemático, la subrogación para las contratas de limpiadoras de piso; y una regulación para eliminar el arbitraje obligatorio del convenio que se vincula a la reforma laboral del PP, "una ley injusta, queremos decidir nosotros si una empresa tiene problemas y es necesario flexibilizar el convenio".

El mismo diagnóstico comparte el sindicato LAB, que tampoco firmará el acuerdo. Según su representante Berta García, la patronal "no ha escuchado ninguna de las propuestas planteadas por ELA y por LAB y se ha limitado a debatir lo que han planteado CCOO y UGT". García denuncia que el preacuerdo "solo habla de la subida salarial y el resto de cuestiones que recoge están reconocidas por ley o sentencias". Este sindicato planteaba, además, la inclusión en el convenio de hostelería de la regulación de las jornadas parciales y permisos no retribuidos para gentes migradas.