Vw URGE A CERRAR un acuerdo laboral antes de san fermín para CONSEGUIR el tercer modelo

La empresa pone como condición incrementar la productividad, pero de momento no da cifras
Los sindicatos se muestran optimistas y esperan que esta semana se produzca una nueva reunión

09.02.2020 | 16:52
Imagen de la línea de montaje de Volskwagen Navarra de los modelos Polo y T-Cross en la planta de Landaben en Pamplona.

pamplona - La dirección de Volkswagen Navarra y el comité de empresa se reunieron ayer por primera vez de cara a cerrar un acuerdo antes de San Fermín que posibilite la llegada a la planta de Landaben de un tercer modelo. En concreto se trata de un CUV, vehículo que se sitúa entre el utilitario Polo y el todocamino T-Cross. Tras el encuentro, la dirección indicó que está trabajando para conseguir la adjudicación de ese tercer modelo para la fábrica, que acompañaría al Polo y al Volkswagen T-Cross, que también se producen en la planta de Pamplona.

Según confirmó la empresa en un comunicado, para optar a su adjudicación, la central de Wolfsburg (Alemania) ha exigido a la fábrica navarra cumplir los objetivos y compromisos de productividad y eficiencia en costes. Es decir, aumentar el número de coches que se producen cada día y que, según ha podido saber DIARIO DE NOTICIAS, podría situarse en unos 30 vehículos más. Además, según explicó la central alemana, hay otras tres plantas de la marca Volkswagen con capacidad para acoger la fabricación de este modelo. Se trata de las ubicadas en Bratislava, Skoda-Chequia y Seat-Martorell.

En este sentido, la dirección de VW Navarra dijo estar trabajando para "responder a los requisitos de la central y poder hacer realidad, con el paso de los días, la adjudicación de un tercer modelo". Una opción que afirma, "colocaría a la fábrica en una buena posición estratégica dentro del desarrollo que está comenzando a realizar la marca VW en el ámbito de la electromovilidad".

los sindicatos Por su parte, los sindicatos que conforman el comité de empresa se muestran favorables a alcanzar un acuerdo con la dirección en este sentido. Aunque lo cierto es que en la primera reunión no se les dio ninguna cifra sobre el aumento de productividad o inversión. Por ello, esperan que la dirección vaya con una propuesta concreta al siguiente encuentro que seguramente se celebrará esta misma semana. Y es que, la empresa ha aconsejado a los representantes sindicales que el acuerdo se cierre antes de los Sanfermines. Algo que el presidente del comité, Alfredo Morales, de UGT, cree que ocurrirá: "No me cabe duda". De hecho, este sindicato le ha comunicado a la dirección que no quieren "dejar escapar esta oportunidad" porque es también una "necesidad viendo cómo fluctúa el mercado del sector". Eso sí, están a la espera de que "concreten cuántos coches más al día requieren". En todo caso, Morales señaló que buscarán "el equilibrio entre lo posible y lo real", porque la carga de trabajo "está directamente relacionada con el volumen de plantilla" y eso tendrán que negociarlo. "Nosotros lo que pretendemos es hacer más coches con más gente para seguir potenciando el empleo y la estabilidad", apuntó. Sí reconoció que en las plantas donde están haciendo la transición hacia el coche eléctrico, la necesidad de mano de obra disminuye, pero "este aún no es el caso en Pamplona, eso nos pilla todavía lejos, aunque no podemos perder esa perspectiva".

Por su parte, el delegado de CCOO, Eugenio Duque, señaló a este diario que esperan conseguir "un acuerdo racional porque la flexibilidad ya la tiene toda la empresa". Aunque consideró que no pueden "dejar escapar esta posibilidad, ni decir que no a algo por lo que otras plantas se pegarían". Duque también vinculó el aumento de productividad a la creación de empleo fijo y subrayó que si para conseguir el tercer modelo "nos piden que seamos más productivos habrá que serlo".

También LAB vinculó la necesidad de fabricar más coches al día con la creación de empleo. Su delegado sindical, Raúl Portillo, insistió en que "los costes sean compartidos" y en que el aumento de producción venga acompañado también de otras medidas "como un plan hergonómico, porque tras el último incremento de productividad con dos modelos, hay más absentismo por el ritmo de trabajo y aumentar más la velocidad de la cadena supondría más problemas si no se toman medidas".

Igor Peñalver, de ELA, también coincide en que a mayor productividad "incrementa el ritmo de la cadena y puede crear problemas a futuro". Por eso cree que "hay que ver cómo lo quieren hacer, si quieren introducir más trabajadores y cuántos". Peñalver cree que es muy probable que el tercer modelo se haga en Pamplona, pero "habrá que ver si se confirma". Respecto al valor de la llegada de un tercer modelo que puede ser electrificable para que la planta de Navarra se pueda posicionar en un futuro en el mercado de los coches eléctricos, este sindicato subraya que "de eso no hay garantías".

Desde CGT, Óscar Añorbe, afirmó que "el aumento de productividad no puede ser gratis porque la plantilla está machacada". Y consideró que la empresa "puede tirar de las últimas medidas de flexibilidad que se firmaron".

Además, en la reunión de ayer se informó al comité de nuevos desplazamientos de pausas a lo largo del verano y de que se plantearán varios sábados voluntarios si hay abastecimiento suficiente de motores.