Mercedes estudia un nuevo ajuste en su plan de producción

La planta gasteiztarra suprime las jornadas laborales previstas para los sábados 13 y 20 de julio

09.02.2020 | 19:32
Varios trabajadores acceden a las instalaciones de la factoría de Mercedes en la capital alavesa.

La planta gasteiztarra suprime las jornadas laborales previstas para los sábados 13 y 20 de julio

Vitoria - La retahíla de noticias que genera la factoría de Mercedes en Gasteiz en los últimos tiempos contribuye muy poco a serenar los ánimos de la plantilla, que sigue siendo la más numerosa en el conjunto del tejido industrial vasco. Ayer, sin ir más lejos, los sindicatos con representación en el recinto fabril volvían a hacer público un nuevo ajuste en el programa laboral del recinto.

En concreto, las centrales consultadas, utilizando la información facilitada previamente por la dirección de la planta a través de los cauces oficiales, confirmaron la supresión de los próximos dos sábados previstos para trabajar en el calendario, que coinciden con los días 13 y 20 del presente mes.

Con ello, el plan de fabricación vuelve a sufrir una nueva modificación, que se une a las rebajas en las previsiones de producción de furgonetas que ha sufrido la planta en los últimos meses debido, fundamentalmente, a las nefastas consecuencias derivadas de la crisis del diésel.

La información facilitada por las diferentes centrales consultadas sitúan la supresión de los dos sábados de trabajo en el marco de un ajuste de programa. En principio, se desconoce el volumen y la intensidad de esa adaptación a las circunstancias. Lo único claro al respecto es la suspensión de las citadas jornadas laborales y que el resto del ajuste se determinará la semana que viene.

Ajuste Según la información facilitada por integrantes del comité de empresa, la semana que viene, cuando el ajuste de programa esté decidido, la empresa convocará a la representación de los trabajadores para informar de la nueva situación, dada la incertidumbre de los mercados y la afectación en el programa de producción de 2019, hasta la fecha, situado en 148.000 unidades.

Este nuevo recorte en las previsiones de fabricación se suma al vivido hace apenas un mes, cuando la planta decidió suspender la producción de otro sábado. En aquella ocasión, sin embargo, el parón se justificó en una avería en una de las prensas que la compañía Gestamp, empresa fabricante de componentes de automóvil y uno de sus proveedores de referencia. Entonces se recordaba desde la compañía que sería necesario activar los sábados 6, 13 y 20 de julio para adecuarse al programa actual de producción. Sin embargo, dadas las circunstancias, parece evidente que éste se rebajará de nuevo ante la caída de la demanda.