Volkswagen adjudica a la fábrica Landaben el tercer modelo

Comenzará a fabricarse a partir de verano de 2021

Se trata de un nuevo coche basado en la plataforma MQB A0 del Polo y del T-Cross -  Con el acelerón a la cadena para fabricar más vehículos se crearán unos 50 empleos

09.02.2020 | 19:51
Los firmantes del acuerdo. De izquierda a derecha, en la fila superior, Miguel Urdiain Torres (responsable de Relaciones Laborales), José Luis Arruebo Loshuertos (gerente de Finanzas), Alfredo Morales Vidarte (UGT), Kerstin Scholz (directora de Recursos H

Se trata de un nuevo coche basado en la plataforma MQB A0 del Polo y del T-Cross, que comenzará a fabricarse a partir de verano de 2021 -  Se crearán unos 50 empleos

PAMPLONA. Volkswagen Navarra fabricará a partir de verano de 2021 un tercer modelo de la familia Polo, basado en la misma Plataforma MQB que el Polo y el T-Cross. Así se lo ha comunicado a la dirección de la empresa y a la parte social el Dr. Andreas Tostmann, miembro del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen responsable de Producción y Logística.

 "Volkswagen Navarra destaca por su gran experiencia en la fabricación de coches pequeños y su muy buena productividad. Ya durante el lanzamiento del T-Cross la plantilla ha demostrado ser capaz de materializar un proyecto de vehículo nuevo con agilidad y eficiencia de costes. Por ser una plataforma común podemos utilizar para este modelo las mismas matrices y líneas de fabricación que para el Polo y el T-Cross; gracias a estas sinergias podemos fabricar este nuevo modelo a costes competitivos", dice el Dr. Andreas Tostmann, miembro del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen para Producción y Logística.

Por su parte, el presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Sáenz, ha manifestado: "Esta adjudicación para un nuevo modelo confirma el extraordinario trabajo de una plantilla comprometida.
Con este coche adicional podemos asegurar a largo plazo la carga de trabajo de la fábrica y, en consecuencia, el empleo".

En la fábrica de Pamplona se producen en la actualidad el Polo y el Volkswagen T-Cross. En el año 2018 se fabricaron 272.272 coches. Desde 1966 la planta de Navarra ha adquirido una gran experiencia en la fabricación de vehículos pequeños. El primer Polo salió de sus líneas en 1984. Hasta el día de hoy ya se han producido más de 8.000.000 unidades de este modelo.

Volkswagen Navarra confía en comenzar a fabricar en el segundo semestre de 2021. Será un todocamino urbano con aire deportivo y que contará a medio plazo con versiones híbridas y eléctricas. Un puente, por lo tanto, hacia una fábrica diferente, que en estos momentos tiene en plantilla a más de 5.000 trabajadores y que a princios del mes de julio suscribió un acuerdo que permitirá mejorar su productividad y eficiencia.

El documento fue suscrito por los delegados de UGT, CCOO y ELA y permitirá elevar la producción diaria de la planta de Landaben hasta los 1.438 coches diarios de forma estable, 28 más que en la actualidad y, por supuesto, la cifra más elevada de su historia. VW Navarra es una planta diseñada para fabricar unos 1.200 coches al día, que era la cifra habitual hasta hace una década.

Desde entonces, y sin haberse acometido las inversiones que habrían elevado la capacidad productiva hasta los 1.500 coches diarios, VW ha ido aplicando distintas medidas de flexibilidad y eficiencia que le permitirán cerrar 2019 con 320.000 coches ensamblados.

Lo acordado supone elevar la velocidad de la cadena y, para compensar aquellos puestos más críticos y la reducción a 209 días de la jornada de referencia, se prevé la contratación de unas 50 ó 60 personas que se añadirían a los 200 trabajadores fijos que la empresa pactó formalizar en la firma del último convenio. El documento no concreta inversiones y prevé la elevación del ritmo de la cadena en dos fases: cinco coches más por turno a tras la adjudicación del nuevo modelo.

Este acuerdo, que fue remitido el 4 de julio a Alemania, ha facilitado el aterrizaje en Landaben de un tercer coche por el que también competía Bratislava.

SATISFACCIÓN EN EL GOBIERNO DE NAVARRA El Ejecutivo navarro, en funciones, expresa su "satisfacción ante el anuncio de la adjudicación de un tercer modelo a la planta de Landaben de Volkswagen". Destaca la "gran oportunidad que la fabricación de un tercero modelo representa para la compañía, para su red de proveedores y para toda la Comunidad Foral". Este aumento de actividad productiva y negocio supondrá un impacto en VW Navarra, pero también en el tejido industrial y de servicios de toda la Comunidad Foral.

El vicepresidente, en funciones, de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha expresado la "gran satisfacción" del Ejecutivo Foral por la decisión de la firma Volkswagen de asignar la fabricación de un tercer modelo de automóvil. La consolidación del volumen de trabajo y el empleo asociado al mismo han sido valorados como una "magnífica noticia y un impulso al sector industrial navarro".

La oportunidad es manifiesta: creación clara de empleo de calidad y de riqueza en uno de los sectores estratégicos de la Comunidad. Asimismo, el Ejecutivo se felicita "por la consolidación de la carga de trabajo y del empleo garantizado para los próximos años. Este anuncio muestra la confianza de la empresa en Navarra y en su política hacia el sector de la automoción".

Por otro lado, el Gobierno foral destaca que la adjudicación de este tercer modelo refleja la confianza de la empresa en su propia planta navarra: "Todo un reconocimiento a su productividad y eficiencia pero también al esfuerzo, profesionalidad y responsabilidad demostrada por su plantilla en estos últimos años con la llegada del segundo modelo".

Asimismo, el Ejecutivo quiere agradecer a la compañía alemana el compromiso con la planta de Landaben y con la Comunidad Foral de Navarra.

Como se sabe, el sector de la automoción, con la gran fuerza tractora de VW Navarra, es uno de los elementos clave en la industria de la Comunidad. Factura alrededor del 25% del PIB foral; está formado por cerca de 120 empresas que emplean a más de 12.000 personas, casi uno de cada cinco empleos del sector industrial, y exporta por valor superior a los 3.700 millones de euros al año, casi la mitad de las exportaciones de la economía navarra.