Asociación de Desamiantado

"Conviene que el plan para eliminar amianto en Navarra se exporte a otras comunidades"

El amianto, prohibido desde 2002 y usado por ser barato, resistente y manejable, provoca patologías décadas después de estar una persona expuesta. Zufía habla del amianto

26.12.2019 | 06:15
Gonzalo Zufía, también director técnico de IGR, posa delante de un edificio con un tejado de uralita.

pamplona - "España prohibió el amianto en juguetes en 1984, por lo que todos los que nacimos en generaciones anteriores, pudimos entretenernos con ellos durante nuestra infancia. Este ejemplo manifiesta que el asbesto es un problema de todos", explica Gonzalo Zufía Álvarez, presidente de la Asociación de Empresas de Desamiantado y director técnico de IGR. Zufía suma más de ocho años al frente de este colectivo que aglutina a 20 empresas, aunque el sector registra unas 5.000. "Contamos con muchas micropymes que no tienen ansia de asociarse", explica.

¿La sociedad es consciente de que convive con el amianto?

-Poco a poco sí; pero hace diez años no. Las personas conocen la existencia del amianto y que pueden encontrar este mineral en materiales de su propia vivienda; por ese motivo, formulan a las empresas preguntas porque no suelen encontrar un agente especializado para informarse.

¿Qué consulta es la más común?

-Cómo puede afectar a uno mismo el fibrocemento que cubre el tejado de la vivienda, conocido como uralita, o los materiales que contienen asbesto en la fachada.

¿La ciudadanía conoce las enfermedades asociadas al asbesto?

-Lo vincula rápidamente al cáncer.

¿Qué materiales lo contienen?

-Un informe del Instituto para la Prevención de Riesgos Laborales de Catalunya concluyó que los fabricantes derivaron el 75% del amianto importado durante los años de uso a productos de fibrocemento, utilizado en sectores como la construcción y la industria. El asbesto se utilizó en muchas viviendas entre los años 60 y 80 del siglo pasado. En un inmueble este material aparece en cubiertas y bajantes pluviales y fecales. También se detecta en juntas de estanqueidad en los circuitos de calefacción de las casas; y en depósitos de agua, etc.

¿Peligra convivir con el mineral?

-Si no se manipula, no. La parte positiva es que la mayor parte del asbesto se destinó a fabricar fibrocemento, material no friable, es decir, que por sí mismo no desprende fibras, que son las peligrosas, porque una inhalación reiterada puede provocar patologías que se manifiestan décadas después.

¿Está permitido tapar la uralita de los tejados de viviendas o naves?

-El doblaje de cubiertas, como así se llama, se lleva a cabo por la detección de goteras o por la carencia de aislamiento térmico. No existe una norma que prohíba cubrir la uralita, pero tampoco la recomendaría, porque el amianto continúa ahí, aunque también siempre se debe estudiar cada caso. Sin embargo, el doblaje de cubierta supone un riesgo para los trabajadores que desarrollan esta tarea porque van a tocar el tejado de fibrocemento al cubrirlo. En esa manipulación, estos operarios corren el riesgo de inhalar fibras de amianto si se desprenden.

¿Si una empresa desarrolla un trabajo de desamiantado en un bloque de viviendas, las personas que habitan los bloques contiguos deben temer por esos trabajos?

-Hay que estudiar cada caso, pero si se siguen los protocolos de retirada, no tiene que haber emisión significativa de fibras. La empresa encargada del trabajo siempre sigue los procedimientos de desamiantado aprobados de manera previa por la autoridad laboral. Todos debemos estar tranquilos.

¿Cómo evalúan el riesgo de los materiales con amianto?

-España está desarrollando una norma para localizar materiales que incluirá una fórmula de evaluación del riesgo para que en un material pueda detectarse el amianto.

¿Dónde acaba el material con amianto una vez retirado?

-Cada compañía desarrolla su modelo de negocio, pero habitualmente una empresa afronta todo el proceso, desde los permisos iniciales para desamiantar hasta entregar el residuo al vertedero.

Navarra ha elaborado un plan director para eliminar el amianto. ¿Acciones así son fundamentales para suprimir este mineral?

-Sí. La Comunidad Foral ha sido pionera en desarrollar un plan director, necesario para concienciar de que existe un problema y para abordar las primeras soluciones. Sin él, este planteamiento no se hubiera hecho. Conviene que este plan se exporte a otras comunidades.

¿Las instituciones deben implicarse en este asunto?

-Sí, en muchos materiales se ha utilizado este mineral para instalar en múltiples sitios. De ahí que este problema es de todos.

¿Las administraciones deben impulsar subvenciones para desamiantar?

-Sí, porque incentivar a particulares y empresas beneficia la eliminación de los materiales con amianto.

¿Cómo está posicionada España en este asunto respecto a Europa?

-Frente al resto de países desarrollados, no es que España debe hacer mucho para acabar con el amianto, sino que tiene que empezar. Por eso, considero el plan director de Navarra un primer paso muy positivo.

¿Está calculado el número de inmuebles que contienen amianto en Navarra y en España?

-Por el momento, es muy difícil obtener una estimación. En el caso de la Comunidad Foral, el plan director de Navarra ha desarrollado una herramienta innovadora que da alguna pincelada. Debemos ir paso a paso.

¿El sector de la construcción acumulará mucha demanda de trabajo en este campo los próximos años en España?

-Queda mucho por hacer. En este caso el plan director de Navarra ayuda a desarrollar esta tarea porque ha hecho un cálculo de la cantidad de fibrocemento presente en la Comunidad Foral, aunque faltan determinados materiales por incluir como los aislamientos térmicos.