Navarra cerró 2019 con una tasa de paro del 9,01%, la más baja del Estado

EPA / El desempleo bajó en 3.100 personas, pero registra un preocupante incremento a finales de año

28.01.2020 | 09:19
Obreros trabajando dentro de uno de los módulos de viviendas prefabricados de los bloques de Carlos III, en Pamplona.

PAMPLONA. El paro bajó en 3.100 personas en 2019 en Navarra, lo que supone un 9,93 por ciento menos que en 2018, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo el último trimestre registró el mayor aumento del paro en la Comunidad en los últimos años, unos malos datos que también afectan al empleo, que se debilita  (ver gráficos abajo).
 
El número de desempleados en Navarra se sitúa en 28.500 personas y la tasa de paro en el 9,01 por ciento. En el último trimestre del año pasado el paro subió en la Comunidad foral en 2.600 personas, un 9,96 por ciento respecto al trimestre anterior.

El total de ocupados en Navarra es de 287.700 personas, en concreto, 154.300 hombres y 133.400 mujeres. La tasa de actividad es del 58,64 por ciento: del 63,29 por ciento en los hombres y del 54,13 por ciento en las mujeres.

El número de personas ocupadas subió en 2.900 en Navarra en 2019 con respecto al año anterior, el 1,01 por ciento. En el último trimestre del año pasado, sin embargo, las personas ocupadas bajaron en 2.700 respecto al trimestre anterior, el 0,93 por ciento.

La cifra de desempleados en la Comunidad foral se sitúa en 28.500, de los que 13.600 son hombres y 14.900 mujeres. La tasa de paro en los hombres es del 8,12 por ciento mientras que en las mujeres asciende al 10,02.

En España, el paro bajó en 112.400 personas en 2019, lo que supone un 3,4% menos que en 2018, registrando su séptimo descenso anual consecutivo. No obstante, este retroceso es inferior a los experimentados en los cinco años anteriores, aunque superior al de 2013, cuando el desempleo bajó en 85.400 personas.

La tasa de paro se situó al finalizar 2019 en el 13,78%, porcentaje seis décimas inferior al de 2018 y su nivel más bajo en once años, y el número total de desempleados cerró el ejercicio en 3.191.900 personas.

"PROBLEMAS ESTRUCTURALES" CCOO ha manifestado, sobre los datos de la EPA conocidos este martes, que "la recuperación no sólo no llega a todos los hogares navarros, sino que además, los problemas estructurales como el paro de larga duración, la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial lejos de disminuir, aumentan o persisten".

"El paro juvenil se mantiene en niveles muy altos, mientras que la tasa de desempleo en la población general se sitúa en 9,01%, en la población joven menor de 25 años supera el 20%", ha remarcado el sindicato en un comunicado.

Además, ha señalado que "persiste el paro de larga duración y se convierte en un problema estructural", ya que "el 30% de estas 38.500 personas llevan un año o más desempleadas". Y ha advertido de que "este problema aunque se ha reducido en los últimos años, se mantiene a pesar de los años de crecimiento económico".

Según ha expuesto CCOO, "La población trabajadora cada vez soporta peores condiciones laborales", puesto que "sube la temporalidad y la parcialidad".

En este sentido, ha remarcado que "con respecto al mismo período del 2018, la tasa de temporalidad sube 2,1 puntos y se sitúa en el 26,3%" y, sobre la tasa de parcialidad, ha destacado que "en la mayoría de casos involuntaria, se mantiene en niveles muy altos y afecta al 16% de la población ocupada".

A la vista de estos datos, CCOO ha abogado por que "el crecimiento se destine a eliminar las desigualdades, llegue especialmente a las personas que más han perdido durante la crisis" y ha reiterado sus propuestas para "luchar contra el desempleo y la precariedad laboral".

En este sentido, ha considerado "muy importante la subida del SMI a 950 euros/mes en 14 pagas acordada recientemente por agentes sociales, económicos más representativos y Gobierno, que entrará en vigor con carácter retroactivo desde el 1 de enero".

Según ha indicado, "esta medida va a implicar la mejora económica de las personas con salarios más bajos, (unas 12.000 en Navarra) las que más han sufrido la crisis y pone en valor el papel del diálogo social como instrumento fundamental para llegar a acuerdos".