Los sindicatos, "muy satisfechos" con el seguimiento del 30-E, advierten de que "fortalecerán la movilización"

Una manifestación ha recorrido este jueves las calles de Pamplona para reclamar "trabajo, vida y pensiones dignas"

30.01.2020 | 13:33
Cabecera de la manifestación que ha partido de la plaza del Castillo.

PAMPLONA. Los sindicatos convocantes de la huelga general de este jueves se han mostrado "muy satisfechos" con el seguimiento del paro en Navarra y han advertido de que si el Gobierno foral y la patronal "no atienden de manera positiva" sus reivindicaciones, "nos veremos en la calle y se va a fortalecer la movilización".

Según los convocantes de la huelga, el paro en la zona de Baztan, Leitza, Bortziriak y Sakana está siendo "muy potente" y, además "también está teniendo repercusión" en el sector industrial de la Comarca de Pamplona. En la Ribera, por su parte, el seguimiento está siendo "muy desigual".

Así lo han puesto de manifiesto representantes de ELA y LAB minutos antes de iniciarse una manifestación que ha partido pasadas las 12.15 horas de la plaza del Castillo de Pamplona tras una pancarta en la que se leía 'Pensiones públicas dignas ya. Lan eta bizitza duina denontzat (Trabajo y vida digna para todos)'.

Hasta la plaza del Castillo han llegado columnas con cientos de personas que previamente han partido desde distintos puntos de la comarca (la UPNA, San Jorge, Berriozar, Villava y Txantrea) para dar inicio a la que ha sido la manifestación central de la jornada de paro. También ha habido movilizaciones convocadas a esta misma hora en otras localidades navarras y a la tarde está prevista una nueva marcha que partirá a las 17 horas desde la antigua estación de autobuses de Pamplona.

A lo largo de la marcha, que ha recorrido el centro de la ciudad precedida de varios tractores, los asistentes han coreado gritos como 'Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden', 'El dinero de los Borbones para las pensiones' o 'Por un trabajo digno huelga general". Parlamentarios y concejales de EH Bildu se han sumado a la movilización.

Antes de iniciarse la protesta, Imanol Pascual, coordinador de ELA en Navarra, ha destacado que con esta huelga general "lo que buscamos es visibilizar esa Navarra oculta de la que apenas se habla, esa Navarra en la que más de 80.000 personas viven en situación de pobreza". Y ha destacado que también tiene como objetivo realizar "una triple interpelación".

"Queremos interpelar a tres agentes, por un lado, a la patronal navarra a la que hemos propuesto hacer un acuerdo interprofesional para combatir la brecha salarial; al Gobierno de María Chivite porque en su mano está llevar a cabo muchas de las reivindicaciones; y a los partidos de izquierda del Parlamento porque necesitamos una izquierda en las instituciones que defiendan de verdad las reivindicaciones de esta huelga", ha manifestado.

Según ha indicado, "eso es algo que no hemos visto en el acuerdo de presupuestos que han alcanzado -el Gobierno de Navarra y EH Bildu-, en el que apenas se ha subido el techo de gasto un 0,4%".

Para el representante de ELA, la huelga general de este jueves es "simplemente un punto de partida" y ha afirmado que "para hacer frente al fascismo necesitamos trabajo en común, solidaridad y conciencia de clase". "Eso es lo que hemos querido hacer en la convocatoria de hoy y lo que vamos a hacer a partir de mañana", ha apuntado.

En este mismo sentido, Imanol Karrera, portavoz de LAB en Navarra, ha afirmado que "la movilización de hoy tiene una fuerza, un potencial y un grado de interpelación que son ineludibles" y ha señalado que "esto es lo que le vamos a trasladar el martes a María Chivite", en la reunión que tiene prevista con el sindicato.

"Señora presidenta del Gobierno de Navarra y señor José Antonio Sarria, presidente de la patronal, si no atienden de manera positiva las reivindicaciones de la huelga de hoy, nos veremos en la calle", ha advertido Karrera, para señalar que "en primavera se va a fortalecer la movilización y no hay vuelta atrás para ello".

Por eso, ha pedido a la patronal y al Ejecutivo foral un sueldo mínimo de 1.200 euros y "complementación de las pensiones a 1.080 euros en la comunidad ya". "Si esto no se da, seguiremos en la lucha", ha agregado.

SIN UNIDAD SINDICAL

Por otro lado, sobre el hecho de que la huelga no sea respaldada por los sindicatos UGT y CCOO, Imanol Pascual, de ELA, ha señalado que "habrá que preguntarles el motivo por el que no están" y ha lamentado que "además de no estar en esta convocatoria, estén recurriendo al insulto y tachando esta movilización de sectaria cuando esta huelga da voz a los colectivos más necesitados".

También el portavoz de LAB ha considerado que UGT y CCOO "tienen que aclarar por qué a los pensionistas les dijeron que no era posible una huelga". "Si en un tiempo prudencial las reivindicaciones no se da, hay que seguir en la calle", ha planteado.