COVID-19
El Gobierno de Navarra comparece a las 18 h para valorar el nuevo estado de alarma
Alerta sanitaria

El aislamiento se considerará baja laboral por accidente

El Gobierno busca pactar este jueves nuevas medidas ante el coronavirus con los agentes sociales Anuncia una batería de ayudas para familias afectadas por el cierre de colegios y otra para las empresas

11.03.2020 | 01:13
Una trabajadora de una guardería de la calle Buganvilla de Madrid hace la colada

Pamplona – El Gobierno aprobó ayer un real decreto ley para que las personas en aislamiento preventivo por razón de contagio del COVID-19, conocido como coronavirus, se consideren en situación de incapacidad temporal asimilada a una baja laboral por accidente de trabajo.

Así lo anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, acompañado de la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Con la norma se considera tanto a las personas en aislamiento preventivo como a quienes se han contagiado del virus en situación de incapacidad temporal asimilada a baja laboral por accidente de trabajo.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones destacó que esto supone una mejora de la prestación tanto para las personas aisladas como infectadas por el coronavirus, ya que pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración.

De esta forma, el Gobierno cambia el criterio respecto al aislamiento, ya que hace menos de dos semanas la Seguridad Social aclaró en una nota que los trabajadores en aislamiento preventivo por el virus se consideraban en situación de incapacidad temporal (baja laboral) por enfermedad común, si cumplían los demás requisitos y conforme al régimen de la Seguridad Social.

Por otra parte, queda pendiente para el próximo Consejo de Ministros la moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a tres mensualidades consecutivas, para empresas y trabajadores por cuenta propia, en las zonas geográficas y sectores que se determinen según orden ministerial.

Impacto económico Por su parte, Montero explicó que el Gobierno lleva semanas monitorizando la situación desde el punto de vista sanitario, el aspecto "prioritario", y a nivel económico analizando los indicadores económicos en contacto "permanente" con los sectores más afectados, ya que "empieza a tener ya algún efecto". "La unidad, la transparencia y la coordinación son elementos claves y todos los poderes públicos deben trabajar de la mano", señaló Montero.

Señaló que se está analizando de forma continua los indicadores económicos y los sectores que pueden verse más afectados y al respecto recordó la reunión que el presidente del Gobierno mantendrá este jueves en el palacio de la Moncloa con los principales líderes de la CEOE, CEPYME, CCOO y UGT.

Adelantó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se va a reunir con sindicatos y empresarios para analizar un plan de choque con medidas económicas, en el que se viene trabajando las últimas semanas, y ese mismo día el Consejo de Ministros se reunirá para valorar el informe de los expertos y tomar nuevas medidas "si procediera".

Entre ellas, medidas económicas de estímulo en las áreas de actividad que se resientan en mayor medida por el coronavirus, medidas para facilitar el teletrabajo y para "aliviar" la carga económica de las empresas con el fin de evitar los despidos, así como "determinadas ayudas" para las familias que lo necesiten ante el cierre de colegios en la Comunidad de Madrid, Vitoria y Labastida. También para evitar que los trabajadores afectados en cuarentena agoten sus prestaciones.

No obstante, Montero señaló que todas serán "proporcionales" a cada momento y "temporales" según se prolongue la enfermedad y que podría haber ayudas diferentes según evolucione el coronavirus y afecte a un sector u otro.

Además, la ministra insistió en que se busca la eficacia de cada una de las medidas que "tendrán un diagnóstico previo y responderán a unas circunstancias" ya que no se trata de "publicitar" una batería de iniciativas ineficaces.

Sin detallar las ayudas a las familias, la ministra resaltó que se trata de proteger la vida profesional y laboral del progenitor que tiene que faltar al trabajo, mientras que las medidas vinculadas a las empresas tratarán de minimizar que un elevado absentismo pueda provocar despidos o expedientes de regulación de empleo.

También aludió a medidas específicas de estímulo económico en caso que sea recomendable o bien para que palíen los efectos del bajo rendimiento de una empresa.

En torno al sector del turismo, Montero afirmó que también se analizarán ayudas frente a eventos festivos de primavera que se aproximan en muchos territorios de España.

"Todas las medidas económicas estarán supervisadas por el Ministerio de Sanidad", aseguró Montero, que recordó que el Gobierno asignará los recursos económicos que sean necesarios porque es una prioridad combatir esta enfermedad.

Las claves

Prestación extraordinaria. CCOO y UGT consideraron ayer "imprescindible" que en el conjunto de medidas que tiene previsto aprobar el Gobierno el próximo jueves en Consejo de Ministros incluya una prestación de carácter extraordinario para las suspensiones de contrato derivadas del coronavirus.

Farmacias. La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha pedido al ministerio de Sanidad que se extremen las medidas de protección a las farmacias, como establecimientos sanitarios de proximidad, además de implementar las medidas de higiene correspondientes.