Continúa el aluvión de ERTE y Navarra registra ya más de 4.000

El 95% de los expedientes en la Comunidad foral se presentan por fuerza mayor debido a la pandemia

28.03.2020 | 00:38
Una proveedora de Volkswagen Navarra, con camiones aparcados, sin actividad. Foto: Javier Bergasa

pamplona – Las previsiones que manejaba el Gobierno de Navarra hace una semana se han cumplido y el aluvión de expedientes de regulación de empleo de suspensión temporal (ERTE) por fuerza mayor debido a la pandemia del coronavirus han alcanzado cifras históricas en apenas once días. Hasta el jueves por la tarde la Dirección de Trabajo había contabilizado la entrada de 4.128 expedientes temporales, el 95% por el coronavirus, tantos como prácticamente los presentados en la Comunidad Foral entre 1987 y 2018, un total de 4.312.

El vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, anunció que el Gobierno de Navarra –la autoridad laboral para dar luz verde a los ERTE– va a aprobar con criterio abierto los expedientes por coronavirus para asegurar el mantenimiento del empleo en las empresas y para agilizar su aplicación. Todavía se desconoce el número de trabajadores afectados por los más de 4.000 ERTE, ya que por el momento la Dirección de Trabajo ha podido registrar 1.250, de los que se han resuelto de manera favorable unos 800, que afectan a 12.565 trabajadores y trabajadoras.

De los 1.250 expedientes, 972 se solicitaron entre los días 17, 18 y 19 de marzo, precisamente para acogerse al Real Decreto Ley 8/2020 del 17 de marzo y solo unos 130 se cursaron antes.

Aierdi manifestó que el Gobierno está facilitando y favoreciendo la aceptación de ERTE por causa de fuerza mayor, "con un criterio flexible y de la manera más ágil posible en la tramitación". De esta forma, detalló que se están aceptando las solicitudes en los supuestos vinculados con la crisis sanitaria para garantizar que los trabajadores y trabajadoras "se vean cubiertos por la mayor protección social posible y las empresas estén en las mejores condiciones para reanudar la actividad en cuanto la situación lo permita". Para acelerar al máximo la resolución de los expedientes, el departamento ha reforzado los recursos humanos para las tramitaciones con 20 nuevos técnicos.

sin inspección y con silencio Los expedientes provocados por el coronavirus no requieren del informe de Inspección y el Gobierno de Navarra debe aprobarlos en el plazo de cinco días. Sin embargo, también está utilizando el silencio administrativo, esto significa, que si pasado el tiempo estipulado, el Ejecutivo no ha contestado, la empresa debe entender que puede aplicarse. Sin embargo, surgirá un problema cuando el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) inicie la gestión de las prestaciones por desempleo a las plantillas perjudicadas por los ERTE aceptados por silencio administrativo. En este caso, como la Dirección de Trabajo no emite una resolución administrativa del ERTE con un número de expediente que lo acredite, el SEPE no dispone de esta identificación necesaria para tramitar las prestaciones, y requerirá esa información a la empresa. El Gobierno foral ya trabaja en esta materia para dar una solución a todas las compañías que se encuentren en esta situación.

Además, el Ejecutivo intenta resolver los 130 expedientes presentados con anterioridad al Real Decreto 8/2020 del 17 de marzo, que denegó el Ministerio de Trabajo, cuyo informe era entonces preceptivo. Sin embargo, si estos 130 ERTE se hubieran hecho después del 18 de marzo, previsiblemente, ahora cumplirían con los requisitos de fuerza mayor. Pero ahora hay que buscar un remedio.

reunión de la comisión Estos y otros temas se trataron en la comisión de los ERTE que volvió a reunirse ayer. Por parte del Ejecutivo foral, asistieron el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Javier Remírez; el vicepresidente segundo, José María Aierdi; la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz; y la directora general de Política de Empresa, Proyección Internacional y Trabajo, Izaskun Goñi. Por parte de los agentes económicos y sociales, intervinieron Jesús Santos (UGT), Chechu Rodríguez (CCOO), Imanol Pascual (ELA), Imanol Karrera (LAB), Manuel Piquer y Carlos Fernández Valdivielso (CEN) e Ignacio Ugalde (CEPES). Uno de los asistentes, el secretario general de CCOO manifestó como positivo que de una comisión informativa se vaya pasando a una mesa en la que se intercambian impresiones y el Gobierno recoge propuestas que pueden ponerse en marcha. Advirtió de que tras los ERTE de fuerza mayor "se aplicarán expedientes temporales por causas productivas, organizativas, económicas o técnicas porque la actividad se reactivará de manera progresiva", dijo Rodríguez, que también teme despidos. La comisión celebró el encuentro mediante videoconferencia, Aierdi valoró la disposición de "colaboración y comprensión" de sindicatos y patronal.

"Queremos garantizar que las empresas puedan conservar el empleo en esta crisis"

josé maría aierdi

Vicepresidente segundo