alerta sanitaria

Empresas navarras empiezan a abrir por sus pedidos exteriores

La Dirección de Trabajo aprueba el ERTE por fuerza mayor en Volkswagen, que afecta a 4.800 empleados

02.04.2020 | 00:30

pamplona – Empresas navarras que habían cerrado tras el decreto aprobado el domingo por el Estado van a reanudar su actividad después de que el Ministerio de Industria haya aceptado ahora mantener actividades de importación y exportación necesarias para el abastecimiento o para el cumplimiento de compromisos de contratos internacionales. Con esta justificación la planta de palas de Nordex en Lumbier volverá a trabajar hoy, ya que principalmente está suministrando al mercado australiano; y la factoría de ensamblaje de Barásoain comenzará el lunes. Por su parte, el Grupo Berkelium, dedicado a las pastillas de freno, atiende al transporte, según justifica. Además, Comansa parece que también vuelve a la tarea. Sindicatos como CCOO y ELA denunciaron que debe prevalecer la salud de las plantillas, y que "estas industrias no son servicios esenciales". El Gobierno foral publicó los sectores que pueden seguir activos cumpliendo unos requisitos acotados a combatir el coronavirus y a asegurar los servicios esenciales para la ciudadanía: alimentación, bebidas, papel, farmacia, textil, prendas de vestir, calzado, caucho y plástico, minerales no metálicos, productos informáticos, electrónicos y ópticos, muebles, manufactureras, coquerías y refino de petróleo, química, material y equipo eléctrico, fabricación de maquinaria y equipo N.C.O.P., reparación e instalación de maquinaria y equipo, producción de vehículos de motor, remolques y semirremolques, otro material de transporte, metalurgia, fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones. Por su parte, el Gobierno foral aprobó ayer el ERTE por fuerza mayor en VW Navarra.