Sánchez ve "inevitable" una reforma fiscal con subida de impuestos a rentas altas y grandes corporaciones

El presidente del Gobierno asegura que la legislatura durará cuatro años: "La coalición está más fuerte que nunca"

02.07.2020 | 19:14
Pedro Sánchez, durante la entrevista.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convencido de que agotará la legislatura, ha afirmado este jueves que es "inevitable" la aprobación de una reforma fiscal acompasada con el crecimiento económico y que avance en "justicia fiscal", que contemplará una subida del IRPF a las rentas altas, un aumento del tipo del Impuesto de Sociedades para las grandes corporaciones o un alza de impuestos especiales y medioambientales, entre otros.

Por el contrario, cree que el impuesto a grandes fortunas propuesto por Unidas Podemos podría ser un "fetiche", por lo que opta por subir Patrimonio y otros gravámenes existentes.

Así lo ha indicado Sánchez en una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press, en la que ha afirmado que "sin duda" hay que recalibrar la cesta de impuestos, tal y como ha recomendado esta semana el Banco de España, ya que una vez se supere la fase de estímulo para salvaguardar las rentas y el tejido productivo, habrá que reducir el déficit y la deuda pública, y al mismo tiempo fortalecer el sistema de bienestar.

"Hemos resistido, ahora toca entrar en una senda de recuperación de crecimiento, empleo y cohesión", ha enfatizado Sánchez, subrayando que la respuesta debe ser "transformadora", incorporando la digitalización y la transición ecológica y pasando por "robustecer" el Estado del bienestar, por Europa y la protección de empresas y trabajadores para reactivar la economía.

Para ello, ve "inevitable" acometer una reforma fiscal "acompasada al crecimiento económico", en línea con lo previsto ya por el Ejecutivo en el acuerdo programático entre el PSOE y Unidas Podemos.

Así, tras acometer un "esfuerzo sin precedentes" con medidas como los ERTE o los avales del ICO, Sánchez ha recordado que España presenta una diferencia de 7 puntos de PIB respecto a los ingresos fiscales en comparación a la media de la UE, algo "insostenible" para poder contar con un sistema de salud público "extraordinario" en línea con el de los países nórdicos.

"Vamos a hacer una reforma fiscal, queremos tener un Estado de bienestar y vamos a hacer justicia fiscal", ha apostillado, lo que pasa por "subir impuestos a grandes corporaciones y no a pequeñas y medianas empresas", así como "intensificar" la imposición medioambiental, según ha detallado.

EL IMPUESTO A LOS RICOS, UN POSIBLE "FETICHE"

Preguntado sobre si el Ejecutivo contempla modificar los tipos reducidos del IVA y su postura acerca del 'impuesto para ricos' propuesto por Unidas Podemos, Sánchez no se ha pronunciado sobre lo primero y ha insistido en que lo más importante es la justicia fiscal. Así, ha recordado que el impuestos a grandes fortunas "no estaba dentro del acuerdo de Gobierno".

"Intelectualmente cómo vamos a estar en contra de que aquellos que tienen más paguen más impuestos", pero "la cuestión es si no deja de ser un fetiche o entramos de lleno donde están esos patrimonios y les hacemos tributar", ha respondido, apuntando su preferencia hacia otros impuestos como el de Patrimonio y otros ya existentes.

En este sentido, ha recordado que las grandes corporaciones pagan un tipo en el Impuesto de Sociedades inferior al 10%, mientras que las pequeñas empresas y los autónomos "pagan más", por ello que cree ese es el debate que hay que abordar. Asimismo, ha apuntado en materia de IRPF, que la propuesta del Ejecutivo pasa por aumentar la fiscalidad de los tramos más altos.

De esta forma, el Ejecutivo mantiene la idea de reforma fiscal contemplada ya en el acuerdo programático, que incluía como medidas un tipo mínimo del 15% en Sociedades, del 18% para banca y petroleras, un gravamen del 5% de los dividendos a empresas, la creación de las tasas 'Tobin' y 'Google', un aumento del IRPF a las rentas altas; una subida del 1% en Patrimonio a fortunas de más de 10 millones, la equiparación del diésel con la gasolina o una nueva ley de lucha contra el fraude, a las que se han sumado posteriormente el impuesto a plásticos de un solo uso, y la intención de un nuevo impuesto especial al transporte aéreo.

FONDO EUROPEO: "NECESITAMOS MÁS RECURSOS QUE OTRAS ECONOMÍAS"

De cualquier forma, Sánchez, que ha expresado su intención de aprobar "antes de final de año" los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 y su voluntad de agotar los 4 años de legislatura, ha hecho hincapié en la importancia de los recursos que se obtendrán con el fondo de reconstrucción europeo sobre el que se tiene que llegar a un acuerdo en el mes de julio.

A su juicio, si dicho fondo sale adelante, será un "hecho histórico" de la magnitud de la instauración de la moneda única o del ingreso de España en la Unión Económica.

"Necesitamos más recursos que otras economías, la española es una economía de 47 millones de personas muy importante, trascendental para el buen funcionamiento del mercado interior", ha agregado.

El presidente del Gobierno ha citado como las principales "diferencias" entre los Estados miembros por dicho fondo la dimensión del mismo, su implementación vía préstamos y transferencias, el periodo de ejecución (España pide que sea de 4 años) y la condicionalidad.

ELECCIONES EN LA CAV


El presidente descarta la opción de que el Partido Socialista gobierne Euskadi en coalición con Podemos y Bildu porque así lo ha rechazado también la candidata socialista a lehendakari, Idoia Mendia, al tiempo que ha indicado que su formación sale "a jugar el partido" en Galicia con "el mejor candidato" a la Xunta, Gonzalo Caballero.
 
Sobre la posibilidad de que el Partido Socialista de Euskadi formase un tripartito con Podemos y Bildu en el País Vasco, Sánchez ha recordado que la propia Mendia ha dicho públicamente que "no entra en esa ecuación".
 
Una postura que él respalda al considerar que "lo importante" de cara al 12J es "tener una izquierda no nacionalista fuerte en el Gobierno de Euskadi" que aporte "estabilidad" y fomente "la concordia", si bien ha precisado que no renuncia a que Mendia sea "primera fuerza", un objetivo este último que no recoge ninguna encuesta como posible.
 
De hecho, la verdadera meta que se marcan los socialistas en Euskadi el 12J es mantener el actual Gobierno de coalición con el PNV.
 
En Galicia, donde los sondeos apuntan a que el 'popular' Alberto Núñez Feijóo puede revalidar la mayoría absoluta, Sánchez ha evitado dar este resultado por hecho. "Hay que jugar el partido", ha señalado, afirmando que los socialistas salen "con el mejor de los candidatos", en referencia a Caballero.
 
Sánchez ha arremetido contra los recortes en Sanidad llevados a cabo por la Xunta de Galicia, ha citado expresamente el anuncio sobre el cierre del hospital de Verín, y lo ha contrapuesto al modelo de los socialistas. "Un sálvese quien pueda cuando gobierna el PP o un que nadie se quede atrás con gobiernos progresistas liderados por el PSOE", ha resumido.