Un juez ve indicios de estafa en 3 directivos de la antigua Koxka y en otro de AIAC

El auto, que incluye al Grupo AIAC, añade delito contra la Hacienda, administración desleal, apropiación indebida e insolvencia punible

10.10.2020 | 00:30
La plantilla de Koxka y de Kobol, en una manifestación en 2014 para pedir una solución para el futuro de la empresa en aquel momento. Foto: Mikel Saiz

Un juez ve indicios de estafa, administración desleal, apropiación indebida, insolvencia punible y delito contra la Hacienda en tres directivos de la antigua Koxka, en el grupo American Industrial Acquisition Corporation (AIAC), el fondo de inversión que adquirió la factoría de máquinas de frío comercial, y en una de sus responsables. El magistrado del Juzgado de Instrucción nº 4 de Pamplona considera presuntamente delictiva la actuación de Leonard Maleson Levie, que ostentó el cargo de presidente de la compañía; de Jorge Martínez García, director de operaciones financieras, administrador de hecho y apoderado general de la compañía durante los asuntos investigados; de David S. i O., administrador de hecho; de Siobhan Sweeney-Cordova, vicepresidenta ejecutiva de AIAC en ese entonces, y del propio fondo de inversión.

En cambio, archiva la causa contra Anthony Zandos, representante del administrador único Iberian Corporate Services; contra Aysha Ahmed, pareja de Zandos en ese momento; Marck Frederick Johnston, director general de Koxka; Philip Lyons y Peter Graham; contra Isoard BV (sociedad con sede en Amsterdam que tenía el 100% del accionariado de Koxka); y contra Iberian Corporate Services Private Limited (con sede en Singapur que pertenecía al fondo de inversión estadounidense AIAC, y de ella dependía Isoard BV).

El Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares disponen de diez días desde que se emitió el auto el pasado 5 de octubre para preparar sus escritos de acusación; y los investigados pueden presentar un recurso sobre la resolución en la Audiencia de Navarra. En el caso de que lo hicieran, sería este tribunal quien decidiera finalmente si archiva esta causa o por el contrario inicia el juicio por los motivos citados.

el conflicto comenzó en 2014 El 28 de marzo de 2014 estalló el conflicto en la antigua Koxka en Landaben. La plantilla paralizó la producción ante la reunión entre los dirigentes de la compañía y el comité para intentar buscar un comprador que salvara la factoría. Ese día comenzó un largo proceso, en la que Koxka entró en concurso de acreedores. Año y medio después la empresa reflotó con un grupo de profesionales navarros que continúan con la actividad. Pero proveedores y trabajadores, perjudicados por la actuación de los gestores de la compañía antes de entrar en suspensión de pagos, optaron por la vía judicial para demandar a quienes consideraron culpables del desastre en Koxka.

"salida de fondos irrregular" El auto del juez, fechado el 5 de octubre, insiste en que "resulta indiciariamente acreditado que la entrada del grupo AIAC en el capital y órgano de administración de Koxka provocó, entre 2010 y 2014, una salida de fondos irregular y ajena a la actividad de Koxka, en beneficio e interés de las personas vinculadas a AIAC. Esta salida de fondos provocó la despatrimonialización y el posterior cierre de Koxka", especifica el auto.

desvíos por 10,56 millones Según el auto, "Jorge Martínez García, director de operaciones financieras, actuó como administrador de hecho de Koxka, y siguiendo las instrucciones y estrategias de AIAC ejecutó el plan para quitar el patrimonio a Koxka en beneficio de ese grupo". Hasta 10,56 millones fueron desviados, según contempla el documento. Además, reitera que "no consta el destino a la actividad de Koxka de los 135 millones de euros que entraron vía aumento de capital en julio de 2013 en las cuentas de Koxka".

autoasesoramiento y otros El juez expone que "Jorge Martínez, director de operaciones financieras, administrador de hecho y apoderado, bajo la dirección de Leonard Maleson Levie y con la colaboración de David David S. i O., director financiero, autorizó y dio orden de pago de múltiples cuantías del patrimonio de Koxka hacía el grupo AIAC o a personas vinculadas con este". Entre las operaciones, "los pagos del contrato de crédito por cinco millones suscrito entre Koxka e Isoard BV; el contrato de compraventa de maquinaria entre Koxka y Cubigel por dos millones; el pago de bonus a personal relacionado con AIAC sin vínculo laboral, mercantil o de servicios con Koxka –Anthony Zandos, Aysha Ahmed y Siobhan Sweeney-Cordova– por cerca de otros dos millones; retribuciones por servicios de autoasesoramiento por parte de directivos de Cubigel a directivos de Koxka por unos 1,255 millones; el pago de honorarios a despachos de abogados con dinero de Koxka por trabajos para AIAC; los pagos de unos 75.000 euros a la consultora VV Gabinet que era una intermediaria que utilizaban los directivos de AIAC para cobrar emolumentos injustificados de Koxka; el pago de retribuciones a Marck Frederick Johnston y, de ellos, dos por servicios no prestados y la salida de capital y maquinaria a filiales que nunca se reintegraron a Koxka".

Además, la resolución añade que la empresa "obtuvo devoluciones indebidas de IVA en 2011 y en 2012 de 173.265,58 y 131.819,15 euros, respectivamente".

la resolución

Gastos personales a cargo de Koxka por 153.000 euros. El auto del juez relata que el director de operaciones financieras cargó a Koxka gastos personales por valor de 153.000 euros, además de hacer un uso injustificado de tarjetas de crédito de la compañía de maquinaria de frío.

Pagarse el despido a sí mismo. El director financiero y administrador de hecho también gastó 57.000 euros sin justificar de la tarjeta de crédito y se pagó su propio despido por 26.400 euros, "cuando Koxka estaba en situación de impagos a proveedores y trabajadores".

Servicios ficticios de asesoría. Siobhan Sweeney-Cordova, vicepresidenta ejecutiva de AIAC por aquel entonces, recibió de las cuentas de Koxka unos 71.000 euros por "servicios ficticios de asesoría y gastos personales no relacionados con la actividad empresarial", señala el auto.