Los ERTE se triplicaron durante la pasada semana y agotan el rebote del empleo en Navarra

109 empresas piden regulación en solo siete días

20.10.2020 | 00:42
Terraza vacía en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona.

Pamplona – Octubre marcará seguramente el final del rebote del empleo en Navarra. La pasada semana, una vez conocidas las nuevas restricciones impuestas a la hostelería y al comercio, asistió al mayor crecimiento en la presentación de Expedientes de Regulación de Empleo desde la declaración del Estado de Alarma en marzo. 109 empresas, muchas de ellas ligadas a la hostelería pero también a otros sectores solicitaron un ERTE entre el 12 y el 18 de octubre. Son exactamente el triple que en la semana inmediatamente anterior.

Y la sangría no ha hecho más que comenzar ante un otoño que se presenta más que complicado. Las medidas anunciadas ayer agudizarán el deterioro de la actividad económica, como ya se aprecia en los datos de gasto y de consumo más actualizados, y asestarán un nuevo golpe al sector servicios, el más golpeado por la actual dificultad económica. Entre junio y septiembre, Navarra había recuperado, en términos de afiliados a la Seguridad Social, casi ocho de cada diez puestos de trabajo perdidos. Un rebote que este año aunaba estacionalidad y coyuntura y que parece ahogarse ante el descontrol de la epidemia.

Los datos facilitados por el Gobierno de Navarra a los sindicatos muestran que el impacto de los ERTE presentados en la tercera semana de octubre se ciñe sobre todo a pequeñas y muy pequeñas empresas, de menos de diez trabajadores. Entre las más grandes figuran algunos servicios de restauración y la incidencia resulta muy superior entre las mujeres que entre los hombres. Alrededor del 90% de los expedientes presentados son de fuerza mayor. Al margen de los ERTE, que mantienen artificialmente con vida a cientos de empresas, actividades como la hostelería han perdido más de 2.000 puestos de trabajo en lo que va de año, prácticamente todo lo que había ganado en los cuatro años anteriores, que fueron de intenso crecimiento.

mujeres y temporalidad Este desigual reparto de los nuevos ERTE y la evolución previsible de los próximos días repercutirá seguramente en los datos de desempleo por sexo, que muestran ya un reparto muy desigual, con 22.221 mujeres desempleadas, unas 4.000 más que hace un año y 900 más que en marzo. A finales de septiembre, sin embargo, había 15.924 hombres en paro, 68 menos que en marzo, pero unos 3.500 más que hace un año. En total, Navarra tenía 38.145 personas en desempleo a finales de septiembre. Del mismo modo, casi toda la afección se concentra hasta el momento en el empleo temporal, si bien esta segunda oleada.

"En esta crisis, de momento, el sector servicios es el más afectado, mientras que la industria está resistiendo mejor", explicaba ayer Oskar Rodríguez, del sindicato ELA, en referencia al desigual impacto en el empleo de las medidas de restricción y confinamiento. Así, las manufacturas emplean prácticamente al mismo número de personas que el año pasado, una proporción que también se mantiene en la construcción y que desde luego se ve rebasada en las actividades sanitarias y asistenciales, con un mayor volumen de empleo que el año pasado.

Esta nueva oleada de ERTE llega además cuando todavía no se había superado el impacto de la primera ola y más de 4.700 trabajadores se encontraban afectados en septiembre todavía por los ERTE anteriores, que generaron además un importante caos en la gestión de las prestaciones. En total, 44.325 trabajadores han salido de los expedientes de regulación de empleo de suspensión temporal (ERTE) aplicados en Navarra desde el 14 de marzo. Son el 89% de quienes fueron regulados.

apunte

Bajan el 15,2% las exportaciones

En agosto. Las exportaciones navarras de mercancías han alcanzado en los ocho primeros meses del año un valor de 5.447,2 millones de euros, lo que supone un descenso del 18,1% respecto al mismo periodo del año anterior y las importaciones han sumado 2.696,4 millones de euros, un 23,3% menos. En agosto, las exportaciones navarras de mercancías se han situado en 565,3 millones de euros, lo que supone un descenso del 15,2% respecto al mismo mes del año anterior y las importaciones han alcanzado un valor de 279,4 millones de euros, un 26,5 % menor que la registrada el mismo mes de 2019. La partida más importante de las exportaciones, la de Vehículos de motor, ha registrado una caída en el volumen de ventas del 34,7 %, debido principalmente al descenso del importe de las ventas en Francia, Italia y Alemania, con tasas de variación del -56,6%, -41,3% y -27,6% respectivamente.