Navarra tiene activos 7.524 ERTE, un 88% de ellos por fuerza mayor

La prórroga de los ERTE se ha extendido hasta el 31 de mayo La mayoría están aplicados por microempresas de servicios, de hasta seis empleados y situadas en Pamplona o su Comarca

24.01.2021 | 01:03
El comercio es la segunda actividad más afectada dentro del sector servicios por la aplicación de expedientes de suspensión temporal. Foto: Iñaki Porto

Esta semana los expedientes de regulación de empleo de suspensión temporal de contratos (ERTE) provocados por la pandemia han sido noticia, porque el Estado ha alcanzado un acuerdo con la patronal y los sindicatos UGT y CCOO para extender su prórroga hasta el 31 de mayo. Han decidido prolongar el pacto hasta esta fecha porque el 9 de mayo concluye el estado de alarma, pero como los ERTE se contabilizan por meses completos se ha tenido que ampliar hasta el día 31.

Navarra contabiliza actualmente 7.524 ERTE activos, de los que un 88% se han registrado por fuerza mayor. La mayoría está aplicado por una microempresa del sector servicios, principalmente dedicada a la hostelería o al comercio, con una plantilla de hasta seis empleados, y que desarrolla su actividad en Pamplona o en su Comarca, según los datos del Instituto Navarro de Estadística (Nastat), correspondientes al informe de los diez meses de pandemia, entre el 13 de marzo de 2020 y el 14 de enero de este año.

más de 8.500 regulados Este análisis no ofrece datos sobre número de personas trabajadoras afectadas por estos expedientes, utilizados por fuerza mayor o por razones organizativas, productivas, económicas o técnicas. Esa cifra la detalla el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones: la Comunidad Foral suma 8.586 personas empleadas reguladas a 31 de diciembre de 2020, el 62% de ellas, mujeres.

Según Nastat, desde que se declarara el estado de alarma el 14 de marzo hasta la actualidad, Navarra ha registrado 9.449 ERTE, de los que 7.524 se encuentran activos y el resto han dejado de aplicarse. De los casi 9.500 expedientes temporales, 7.199 se produjeron en la primera ola entre mediados de marzo y finales de septiembre del año pasado; en la segunda ola se han contabilizado 2.212; y en el inicio de esta tercera, en la primera quincena de enero se han registrado 38.

más allá del 31 de mayo Los expedientes han evitado que la sangría de despidos sufrida haya sido mayor; y por ese motivo, el Estado, patronal y sindicatos han decidido continuar con esta herramienta. El secretario general confederal de UGT, Pepe Álvarez, recordó esta semana durante su visita a Pamplona que si concluido el 31 de mayo existen sectores que necesitan continuar con los expedientes de suspensión, se trabajará para que se prolonguen.

asegurar el empleo El acuerdo de la prórroga de los ERTE mantiene el compromiso de que la empresa no pueda despedir a sus empleados en el periodo de seis meses, una vez concluya la regulación. Pero, en el caso de que ejecute extinciones, la compañía deberá devolver al Estado todas las ayudas percibidas por este concepto. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, enfatizó el pasado lunes que la cláusula del mantenimiento del empleo "se prorroga en su estricta literalidad".

Sin embargo, el Juzgado de lo Social nº 3 de Pamplona dictaminó en diciembre una sentencia en la que declaraba improcedente y no nulo un despido de una camarera que hasta la fecha de la extinción había estado regulada. El fallo cuestiona que la normativa extraordinaria sobre la "prohibición de despidos" tras un ERTE no especifica que si estos se realicen automáticamente tras un ERTE se tengan que declarar nulos. Por ese motivo, y ante este despido que se produjo sin justificar las causas, el juez falla que solo puede ser improcedente al no detallar las razones, a pesar de que la demandante entendía que están relacionadas con el coronavirus.

casi 10.000 expedientes Sin cumplir un año de pandemia, Navarra ha registrado el récord histórico de casi 10.000 expedientes de suspensión. Esta cifra tan elevada podía conllevar la temida presentación de demandas en cascada en el juzgado ante aplicaciones erróneas o abusivas de los expedientes. Sin embargo, hasta el momento, los sindicatos no han detectado un aumento exponencial de los litigios.

En Navarra ya se han conocido tres sentencias relacionadas con expedientes de suspensión por fuerza mayor: en una de ellas se dio la razón al empleado porque la empresa debió respetar sus vacaciones, en vez de incluirlo en el ERTE; y en las otras dos se entendió que los expedientes se usaron de manera correcta.

noticias de noticiasdenavarra