Navarra destruye 9.300 empleos en el año del coronavirus y el paro vuelve a niveles de 2015

Las restricciones del último trimestre frenan la recuperación y elevan hasta 36.700 el número de desempleados - Los menores de 25 años y la población de origen extranjero, los grandes damnificados

28.01.2021 | 09:12
Terrazas vacías en la plaza del Castillo de Pamplona durante el confinamiento.

La recuperación del empleo se frenó en seco en Navarra en el cuarto trimestre del año. Con la pandemia de nuevo desbocada creció el paro, que se sitúa en niveles de 2016, y regresó la destrucción de puestos de trabajo, con un millar de ocupados menos que en septiembre.

En total, Navarra cierra 2020 con 36.700 personas desempleadas un 28,85% más que el año pasado. Y con una tasa de paro del 11,65%, la cuarta más baja entre todas las comunidades. Según la EPA, y en unos datos que no coinciden en absoluto con los de la Seguridad Social, Navarra habría sido superada en estos eses por Euskadi, La Rioja y Castilla y León, que presentan en estos momentos menores tasas de desempleo.

El cuarto trimestre fue ademas especialmente malo en este sentido. No solo se destruyeron otros 1.000 puestos de trabajo, sino que el número de parados creció en 5.900 personas, un fuerte aumento que podría estar mostrando el agotamiento del efecto de algunos ERTE y un impacto ya más duradero del frenazo económico impuesto por el Covid,

Con todo, el efecto de las regulaciones temporales de empleo ha impedido una debacle muy superior en el mercado de trabajo y, por tanto, en las expectativas económicas de decenas de miles de familias. Y, pese a ello, solo en el último año la EPA detecta la destrucción de 9.300 puestos de trabajo desde diciembre del año pasado.

Un desplome que agudiza algo que ya era visible antes de la epidemia: las crecientes dificultades para crear empleo. Desde el segundo trimestre de 2019, la nómina de ocupados habría descendido en 15.300 ocupados. Una caída que podría estar ya teniendo en cuenta a las miles de personas afectadas por ERTE.


Navarra tendría así apenas 278.400 personas trabajando, con una tasa de actividad del 58,07%. Por sexos, el número de hombres ocupados es de 148.500, con una tasa del 62,73%. Las mujeres ocupadas son 129.900, con una tasa del 53,55%.

En cuanto al número de desempleados, hay 19.000 hombres parados con una tasa del 11,34%, por 17.700 mujeres en paro con una tasa del 12%.

El cierre de la hostelería y las restricciones al comercio, que continuarán al menos durante el primer trimestre de 2021, condicionan los datos de empleo, tal y como se aprecia en los datos de empleo por sectores. Así, el buen comportamiento de la industria, pese al deterioro del último trimestre, y de la construcción (el mejor sector del año) no compensan el desplome en los servicios. Estas actividades se dejan unos 16.800 puestos de trabajo, si bien su deterioro parece estar tocando fondo. En el último trimestre crearon 600 nuevos empleos.

No sucede lo mismo con la agricultura, que emplea cada vez más tecnología y que requiere menos mano de obra. Cerró el año con 1.100 ocupados menos.

Fin a siete años de caídas

La subida del paro en 2020 en España pone fin a una racha de siete años de descensos. En el caso de la ocupación, llevaba seis años creciendo, desde 2014, pero el dato de 2013 (-204.200 puestos de trabajo) es mejor que el experimentado en el año del Covid.


El impacto de la pandemia de la covid-19 en el mercado laboral en 2020 supuso la destrucción de 622.600 empleos en el Estado y elevó 2,35 puntos la tasa de paro, hasta el 16,1 %, con 527.900 desempleados más.

A pesar del mal año para el empleo por la pandemia, en el cuarto trimestre la evolución ha sido favorable respecto al tercero, con 167.400 ocupados más, hasta los 19,34 millones, y 3.100 parados menos, hasta los 3.719.800, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En términos anuales, la población activa se ha reducido en 94.700 personas, que han dejado de trabajar y no buscan empleo, lo que explica que la destrucción de puestos de trabajo haya sido mayor que el incremento del desempleo.

Valoraciones de los datos del paro en Navarra

UGT de Navarra considera que los datos ponen de manifiesto que la crisis económica derivada de la pandemia ha provocado "una auténtica sangría de empleo" en el sector Servicios, que "están sufriendo con especial intensidad los trabajadores más jóvenes y la población de origen extranjero".

Por este motivo, la UGT reclama en un comunicado la adopción de medidas urgentes para ayudar a la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo, así como para reforzar la red de protección social.

El sindicato destaca que, mientras Navarra en su conjunto ha perdido a 9.300 personas ocupadas en un año, sólo el sector de los Servicios ha visto disminuir su ocupación en 16.800 personas, lo que significa una pérdida de empleo en este sector de un 8,7 % en un año.

Igualmente, el sector Servicios ha registrado un aumento de 7.200 parados en 2020, lo que representa el 88 % de todo el aumento del desempleo de Navarra (8.200 personas).

Para la UGT, hay otros dos datos "muy preocupantes", el primero, "la fortísima caída de ocupación entre el colectivo de trabajadores extranjeros", con 6.300 personas ocupadas menos en un año, lo que representa el 68 % de la caída total de la ocupación.

En correspondencia, subraya el sindicato, la tasa de paro de este colectivo "se ha disparado" hasta el 32,04 %, lo que representa 20,39 puntos por encima de la tasa de paro media de Navarra, que se ha situado en 11,65 %.

El segundo dato es el paro juvenil, que en el caso de los trabajadores de menos de 25 años sube hasta el 20,63 %, superando en casi 9 puntos la tasa de paro media de Navarra.

"Si a todos estos datos se añade que la temporalidad y la parcialidad apenas se reducen, con tasas del 25,3 % y del 14,4 %, respectivamente, la radiografía de nuestro mercado de trabajo se resume en una gran destrucción de empleo, sólo parcialmente contenida por los ERTE de fuerza mayor, y una creciente precarización del empleo que está consiguiendo aguantar esta crisis económica y sanitaria", asegura la UGT.

Por otro lado, el sindicato CCOO lamentado que ha sido "uno de los peores años para la economía y el empleo".

En una nota, CCOO subraya que el pasado año se han perdido 9.300 personas ocupadas y se han incrementado en 8.200 las personas desempleadas más, un 28,65 %, con datos interanuales que "reflejan sin lugar a dudas el enorme impacto de la crisis del coronavirus en nuestro mercado de trabajo".

También sube el paro de muy larga duración y "se convierte en un problema estructural", ya que hay 1.800 personas más que hace un año que suman 2 años o más tiempo en paro. Son 7.500 personas desempleadas de muy larga duración, que representan el 20 % del total de personas desempleadas.

En este punto, CCOO exige que se afronte un plan de choque para "evitar que este grave problema se consolide y alcance la gravedad que tuvo en la crisis económica anterior".

Las actividades de hostelería, turismo y comercio son los sectores que mantienen un mayor número de población asalariada en ERTE, un escenario en el que el sindicato cree "muy positivo" el acuerdo de prórroga de los ERTE porque "da certidumbre a la sociedad ante una situación de crisis sanitaria, social y económica sin precedentes y que pide que se consoliden hasta que se supere la pandemia".

El sindicato considera "imprescindible" poner en marcha con urgencia medidas de choque para apoyar a los grupos más vulnerables y que más están sufriendo el impacto de la crisis (jóvenes, personas migrantes, mujeres y trabajadores y trabajadoras informales).

noticias de noticiasdenavarra