Eveac y la Fiscalía piden 8,8 millones a los causantes del concurso en la antigua Koxka

Exigen que se declaren a sus responsables culpables, con una inhabilitación de 15 años para administrar empresas

12.02.2021 | 20:31
Manifestación de junio de 2014, previa al concurso.

Siete años después, el concurso de acreedores de la antigua Koxka continúa abierto –un proceso que se ha convertido en una larga pesadilla con demasiados capítulos extendidos en el tiempo–.

El Juzgado de lo Mercantil ha fijado para el jueves 17 de junio el juicio para valorar la calificación de la suspensión de pagos de esta compañía referente en el tejido empresarial de la Comunidad Foral, que posteriormente pudo ser reflotada por un grupo de exdirectivos navarros y extrabajadores de esta firma y que ahora continúa activa desde sus instalaciones en el polígono de Landaben.


RESPONSABLES DE LA COMPAÑÍA HACE SIETE AÑOS


Tanto el administrador concursal Eveac como la Fiscalía solicitan en sus escritos –fechados en 2015– que se declare culpable el concurso y que se condene a los responsables que dirigían la compañía hace siete años, por abocarla al concurso en septiembre de 2014. La firma estaba dedicada a la fabricación y venta de maquinaria de frío industrial.

Además de Eveac y del Ministerio Fiscal, un grupo de extrabajadores y proveedores también presentaron escritos ante el Juzgado de lo Mercantil en la misma línea.

El documento de Eveac, al que se adhiere el informe de la Fiscalía, pide que el concurso de acreedores se califique de culpable porque las personas, tanto naturales o jurídicas, responsables de la situación financiera en 2014 no respetaron varios artículos de la Ley Concursal: incumplimientos contables relevantes; salida fraudulenta de bienes o derechos del patrimonio del deudor en los dos años anteriores a la fecha de la declaración del concurso de acreedores; realización de actos jurídicos dirigidos a simular una situación patrimonial ficticia antes de la declaración del concurso; e incumplimiento del deber de solicitar la declaración de concurso, con el consiguiente agravio de la situación de insolvencia de la compañía.


LOS NOMBRES PROPIOS


Eveac, el administrador concursal, considera que el incumplimiento de estos artículos de la Ley Concursal recae en los directivos que estaban al frente de la antigua Koxka hace siete años y a las sociedades Iberian Corporate Service Private Limited (radicada en Singapur); y al Grupo estadounidense AIAC (American Industrial Acquisition Corporation); y como cómplice la firma Isoard B.V. (entidad de nacionalidad holandesa e inscrita en la Cámara de Comercio de Amsterdam).

Los nombres propios de los directivos que propiciaron el concurso de la antigua Koxka, según Eveac, fueron Anthony Zandos, como representante persona natural de la administradora de la concursada en esos años; Jordi Martínez, como apoderado general de la concursada y administrador de hecho; Mark Frederick Johnston, como apoderado general de la antigua Koxka y administrador de hecho; y Leonard Maleson, como presidente y fundador del Grupo AIAC, propietaria en ese momento de la antigua Koxka desde el año 2010 .

Tanto el administrador concursal como la Fiscalía solicitan a estas personas, naturales o jurídicas, que asuman el pago de 8,8 millones de manera solidaria o de seis millones subsidiariamente debido al "perjuicio creado a los acreedores del concurso, existiendo una clara y directa relación de causalidad entre la actitud dolosa o culposa y el daño y perjuicio", señala el documento.

Además piden condenar a estas personas a la inhabilitación para administrar bienes ajenos así como para representar o administrar cualquier persona por un periodo de 15 años, debido a la gravedad de los hecho indicados. Y, por último, exigen que los afectados por esta calificación no tengan derecho como acreedores o contra la masa.

Si el Juzgado declara culpable el concurso y condena al pago de esos 8,8 millones o de seis millones, esta cantidad irá destinada a cubrir deuda que ha dejado la antigua Koxka a sus acreedores, como entidades financieras, Hacienda, Seguridad Social, extrabajadores o proveedores.

El próximo junio se celebrará este juicio que se ha programado casi seis años después de que Eveac y el Ministerio Fiscal emitieran estos escritos.


LA VÍA PENAL


El concurso de acreedores también tiene otro frente en la vía penal. Las partes implicadas todavía están pendientes de si la Audiencia de Navarra marca fecha de juicio por las actuaciones de los antiguos directivos de esta compañía.

En octubre, trabajadores de la antigua Koxka solicitaron penas de hasta seis años de prisión y doce meses de multa para tres directivos de la firma –Jordi Martínez, David Santclement y Leonard Maleson–, que habrían cometido varios delitos en la gestión con el objetivo de apropiarse de los fondos de la empresa navarra y llevarla a concurso. Las peticiones de penas superan a las realizadas por la Fiscalía, que reclama 4,6 años por distintos delitos. El juez también aprecia indicios de diferentes delitos en los citados directivos.