VW Navarra requiere de unos mil millones de inversión para fabricar el vehículo eléctrico

UGT y CCOO reclaman una producción anual de 350.000 unidades en 2026 para garantizar el nivel de empleo actual

18.03.2021 | 18:39
Factoría de VW Navarra en Landaben.

Volkswagen Navarra necesita invertir unos mil millones de euros para adaptar la factoría a la fabricación del coche eléctrico a partir de 2026.

La transformación del sector de la automoción hacia otro tipo de movilidad se enmarca en el reto de la UE de trabajar por un cambio de modelo productivo que favorezca una economía verde.

En línea con este objetivo, el proyecto de vehículo eléctrico en la factoría de Landaben se encuadra en los fondos de reconstrucción de la UE Next Generation, por lo que parte de esa inversión estará financiada por esta vía. Por lo menos, así lo pidió esta semana el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, durante la presentación de resultados de 2020.

Las secciones sindicales de UGT y CCOO en VW Navarra también han remarcado la importancia de estas ayudas públicas para conservar el futuro de la planta.

UN GRUPO DE TRABAJO ENTRE CUATRO ACTORES


Ambas centrales han propuesto la creación de un grupo de trabajo entre el Estado, el Gobierno de Navarra, la dirección de la compañía, y el comité para que llegue el vehículo eléctrico a la Comunidad Foral en 2026.

Este grupo de trabajo debe abordar "las inversiones, asegurar producto y la fabricación de 350.000 unidades, además de fomentar un tejido industrial potente mediante el clúster de automoción", han repetido. Y todo ello debe ir acompañado de "acuerdo social que prorrogue el contrato relevo, haga formación para el vehículo eléctrico y afiance el empleo", han reiterado.

El grupo alemán deben adoptar este decisión en 2021 para empezar a adecuar la fábrica al vehículo eléctrico los próximos ejercicios (2022-2025), y comenzar a producir en 2026.

Así lo han transmitido los secretarios generales de las secciones sindicales de UGT y CCOO en Volkswagen Navarra, Alfredo Morales y Eugenio Duque, respectivamente. Acompañados de delegados y delegadas de ambas centrales, han remarcado que VW va a tomar esta decisión entre mayo y septiembre.

UN PROGRAMA ANUAL DE 350.000 UNIDADES


Actualmente la factoría produce el Polo, T-Cross y a partir de septiembre lanzará el tercer modelo; pero en los próximos años tendrá que afrontar su evolución hacia el eléctrico, para llegar a fabricar un programa de 350.000 unidades.

"Esta cantidad será necesaria para poder conservar el empleo, ya que todos sabemos que el eléctrico destruye empleo porque tiene menos piezas para montar y apenas necesita mantenimiento", ha destacado Morales.

La diferencia entre fabricar 300.000 vehículos a producir 350.000 son 800 puestos de trabajo. "El coche eléctrico resulta clave para evitar que a partir de 2025 en VW Navarra haya despidos", ha advertido el presidente del comité.

SOLO EL CUV TIENE MOTOR HÍBRIDO


De los tres modelos que van a producirse ahora en Landaben, solo el CUV está preparado para llevar un motor híbrido (combustión y eléctrico) por lo que ambos sindicatos han defendido la necesidad de un proyecto industrial sólido, acompañado de uno social para garantizar la empleabilidad.

Actualmente VW Navarra registra 4.703 ocupados directos, que generan unos 18.000 indirectos. Además aporta cien millones a la Hacienda Foral; y representa el 14% de la industria y el 6% del PIB foral.

¿CÓMO DEBE SER EL ELÉCTRICO QUE SE FABRIQUE EN NAVARRA?


Duque ha resaltado que "el vehículo eléctrico debe ser un modelo pequeño para mantener el máximo número de empleos".

Estas centrales han insistido en la necesidad de alcanzar un pacto social, como ocurrió para la adjudicación del T-CROSS y del CUV, para colocar a la factoría en una posición adecuada para optar a ese coche eléctrico. "La carrera hacia este tipo de vehículo se ha acelerado, las normativas aplicables por los países desde 2025 y la brutal pandemia han precipitado todo; por lo que resulta esencial una iniciativa industrial y social".

Entre 2016 y 2020, VW ha desembolsado en la fábrica de Landaben 923,1 millones: 500 millones para el Polo; 152,2 millones para el T-Cross; 135 millones para el CUV; 20,5 millones para la cadena; y 115,4 millones para la estructura de las instalaciones.

Estos dos sindicatos también han hecho hincapié en la importancia de rejuvenecer la plantilla de VW Navarra, ya que actualmente la mitad de trabajadores y trabajadoras supera los 51 años.

Morales ha reivindicado la necesidad de que el Estado mantenga la fórmula del contrato relevo para invertir la actual pirámide de edad, ya que su vigencia concluye en 2022. Si se mantendría esta fórmula hasta 2030 VW Navarra podría aplicar este contrato a casi 2.600 trabajadores mayores de 51 años para que vayan saliendo de la fábrica durante este periodo. A su vez, entrarían 2.040 empleados y empleadas.

"FÁBRICA DE MONTAJE DE CELDAS DE BATERÍA"


El proyecto industrial que reclaman ambos sindicatos incluye la instalación de una fábrica de montaje de celdas de batería dentro de VW Navarra. "Es más factible que una de baterías en estos momentos", ha concluido.