Víctimas del amianto en Navarra piden saber dónde lo almacena el Gobierno foral

Reclaman que se analice el agua que se consume en la Comunidad Foral en busca de residuso - Critican que haya un retraso de dos años en la aplicación del Plan Director de Eliminación del Amianto

26.03.2021 | 16:41
Purificación Adrián, Juan Manuel Paniagua, Julián Ilincheta y José Manuel, representantes de Adavan, en el Parlamento Foral

La Asociación de Defensa y Ayuda a las Víctimas del Amianto en Navarra (Adavan) ha solicitado en el Parlamento navarro que haya más información sobre los peligros del amianto y aplicar el Plan Director de Eliminación del Amianto.

José Manuel Bueno, de Adavan, ha apuntado que el protocolo de vigilancia que se aplica a personas expuestas al amianto, que data de 2013, "no se está llevando muy bien".

Por su parte, Julián Ilincheta, miembro también de la asociación, ha criticado que haya un retraso de dos años en la aplicación del Plan Director de Eliminación del Amianto, algo que lleva a que "cada año haya más afectados y la gente siga expuesta a la exposición de los amiantos" a pesar de que hubiera plazos ya marcados.

Ha apuntado que, a pesar de que el 2032 es el límite para eliminar estos residuos, "se sabe que esos edificios de los años 60 y 70 lo seguirán teniendo" en instalaciones como hidrocubiertas, ascensores y otros espacios.

Además, ha pedido que haya "análisis exhaustivos" del agua que se consume en Navarra para observar las cifras de residuos que pueden existir.

Bueno ha precisado que los trabajadores o personas en contacto con amianto, "que hemos metido el virus del amianto hace 20 o 30 años no sabemos cuándo se nos desarrollará, no tenemos vacunas para ello y se trata de una lotería".

En este sentido, ha lamentado que haya "muchos trabajadores navarros que viven fuera o han trabajado fuera" que no se encuentran en el registro de personas afectadas por el amianto en Navarra.

Un hecho que afecta también a las mujeres de trabajadores en contacto con el amianto, porque "al lavar la ropa y sacudir los monos, respiraban ese amianto y han desarrollado la enfermedad".

Julián Ilincheta ha señalado que "no hay personal formado para informar" a otras instituciones como ayuntamientos o trabajadores del sector de la construcción, por lo que han advertido que "estos se encuentran bajo su cuenta y riesgo".

Ha alertado asimismo que "no se sabe dónde quedan los residuos" del amianto en Navarra y aunque "se señala que estos vertidos están almacenados, debe haber una destrucción, porque no puede haber un almacenamiento constante".

Desde Navarra Suma, Cristina Ibarrola ha apuntado que se cumplen ahora dos años del Plan Director, que "prometía mucho pero que ha quedado de momento en papel mojado" y ha añadido que "costará saber el impacto del amianto" porque la latencia de sus efectos puede durar entre 30 y 40 años.

Por parte del PSN, Javier Lecumberri ha señalado que el amianto "es una cuestión relevante" y a partir de estudios ha apuntado que en Navarra "por ser comunidad especialmente industrial es especialmente afectada" por el amianto.

Desde Geroa Bai, Isabel Aramburu ha añadido que "se trata de un tema complejo, porque implica a varios ámbitos" como Vivienda, Salud o Trabajo. Por ello ha pedido que "no se deje de lado y se ataque por todos los lados" porque las consecuencias "son serias".

Por EH Bildu, Txomin González ha señalado que "estos materiales seguirán dando problemas a lo largo de las próximas décadas" y en la Unión Europa se esperan "unas 30 000 muertes cada año" por el amianto, unas cifras "que asustan".

Desde Podemos-Ahal Dugu Ainhoa Aznárez ha señalado que el marco europeo marca 2032 como final del amianto y ha advertido del "fibrocemento oculto, que es imposible cuantificar".