Marcha por el empleo

La Ertzaintza carga contra los trabajadores de Tubacex junto al Parlamento Vasco

La plantilla ha llegado hoy a la capital alavesa, coincidiendo con el pleno de control de la Cámara vasca, tras iniciar ayer una marcha en defensa de sus puestos de trabajo

16.04.2021 | 13:28
Trabajadores de Tubacex en Vitoria, en defensa de sus empleos.

Los trabajadores de Tubacex que esta mañana han llegado a Gasteiz, donde han recibido un cálido recibimiento de la capital alavesa en una fría mañana, han permanecido concentrados frente al Parlamento Vasco, lugar en el que se han vivido momentos de tensión cuando varios representantes de la plantilla han intentado acceder al interior de la Cámara y se han encontrado con la oposición de la Policía autonómica.

Tras la entrada de los representantes de la plantilla, una vez confirmado que los miembros del comité estaban en la lista de invitados a la comparecencia y acompañados de los parlamentarios Mikel Otero e Iker Casanova (EH Bildu) e Iñigo Martínez (Elkarrekin Podemos-IU) , la tensión ha continuado y se ha producido una carga de la Ertzaintza.




Durante el tiempo que ha durado la concentración se ha interrumpido el tráfico de vehículos y del tranvía en este punto, aunque para las 10.30 horas ya se había restablecido.

Esta mañana unos setenta trabajadores de Tubacex han llegado a primera hora a Vitoria coincidiendo con el pleno de control en el que la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, responderá a una pregunta sobre la situación de esta empresa.

Los empleados comenzaron ayer una marcha a pie hasta Vitoria en defensa de los puestos de trabajo de las plantas alavesas de Amurrio y Llodio. La marcha se inició a las puertas de la factoría de Amurrio y tenía previsto llegar a primera hora de la tarde a Murgia para, posteriormente, hacer noche en Gopegi.

Tapia: "En Tubacex ha influido la crisis del sector del gas y petróleo"

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha asegurado, en relación a la situación laboral de Tubacex, que no es solo fruto de la pandemia, sino de la situación del sector del gas y del petróleo que está en plena transición y que debe diversificarse.

Tapia ha respondido en el pleno de control del Parlamento Vasco a una pregunta de EH Bildu sobre Tubacex, cuyos trabajadores se han concentrado frente a la Cámara después de que algunos de ellos hayan caminado desde el valle de Ayala hasta Vitoria en protesta por los despidos.

Este viernes se cumplen 65 días desde el inicio de la huelga de la plantilla en protesta por el ERE que supone la desaparición de 124 empleos en las plantas alavesas: 95 despidos que se hicieron efectivos ayer, 22 bajas incentivadas y 12 prejubilaciones.

Tapia ha recordado que el Gobierno Vasco ha trabajado "desde el principio" con la empresa y los representantes de los trabajadores para realizar una tarea de mediación. "Son situaciones dramáticas, en ningún caso hemos justificado la situación, hemos hecho un llamamiento al acuerdo a ambas partes", ha señalado.

Ha explicado que la situación del sector del gas y del petróleo (Tubacex fabrica tubos en este ámbito) no es coyuntural ni solo fruto de la pandemia, sino de "otras muchas actuaciones que no van a verse recuperadas" por lo que es necesaria la diversificación y buscar "el salto al futuro".

Ha insistido en que hay que ser conscientes de que el futuro de este tipo de compañías y de otras de la comarca de Ayala es pensar a "medio y largo plazo" para la diversificación y trabajar quizás para el sector del hidrógeno.

Es un sector que está en "plena transición y transformación" y la pandemia ha acelerado esa situación.

Por su parte, la parlamentaria de EH Bildu Eva Blanco ha señalado que no se puede responder a una situación generada por la covid-19 con despidos y destrucción de empleo, y ha acusado al Gobierno Vasco de responder a esta crisis desde la "inhibición", el "alineamiento incondicional" con las tesis de la empresa y la acción policial.

Ha recordado que Tubacex es una empresa tractora en el valle de Ayala con consecuencias en empresas auxiliares, el pequeño comercio y la hostelería.

Blanco ha opinado que el Gobierno Vasco podía haber hecho más para salvar los empleos ya que la política industrial no consiste en "hacer de notario".

Tras escuchar la respuesta de la consejera, el presidente del comité de empresa de Tubacex, Eduardo Ibernia, ha considerado "totalmente insuficiente" la postura del Gobierno Vasco en este conflicto laboral y le ha reclamado que se comprometa a una defensa de todos los puestos de trabajo.

Ibernia ha recordado que este viernes es la primera jornada tras la ejecución de los despidos en las plantas alavesas de Tubacex, un "día triste", pero se ha mostrado convencido de que con la "lucha" de toda la plantilla volverán a sus puestos.

Ha puesto en valor esta defensa de los empleos cuando se cumplen 65 días de huelga y ha insistido en que la crisis que atraviesa la compañía tiene un carácter "coyuntural" por la pandemia y no estructural.

El presidente del comité ha dicho que no entienden la posición de la dirección de la empresa, "a no ser que el fin" del ERE y el nuevo ERTE sea para acometer una "deslocalización", porque "Cantabria está ahí al lado".

Por último, ha advertido del riesgo de "empobrecimiento" de la comarca de Ayala y de toda Euskadi que estos despidos y los de otras empresas pudieran provocar.

noticias de noticiasdenavarra