Antonio Catalán / presidente de ac by Marriott

Antonio Catalán: "El sector hotelero solo necesita tiempo: la gente va a seguir viajando, sin duda"

Tras un año durísimo, Antonio Catalán visitó ayer Pamplona para recoger un premio que reconoce toda una trayectoria en un sector hoy muy golpeado

28.04.2021 | 00:48
Antonio Catalán, ayer en Pamplona.

pamplona – Es, sin duda, el empresario navarro más conocido. Antonio Catalán Díaz (Corella, 1948) permanece al frente de AC by Marriott, con 4.000 personas a su cargo y con la ilusión de "seguir toda la vida" en un negocio que empezó en la capital navarra –el Ciudad de Pamplona de la plaza Félix Huarte, ya cerrado, será relevado por el nuevo AC junto a la Casa de la Misericordia– y que lo ha llevado por todo el mundo. Hoy hay un AC en Times Square (Nueva York) y su fundador observa el sector con optimismo, consciente de que 2021 será todavía un año de transición. Catalán, que ha superado el covid tras estar ingresado en la UCI, perdió en noviembre de 2020 a su hijo Carlos a causa de un cáncer.

"Lo único bueno que ha habido este año es que mi hijo (Antonio) ha dejado de torear. El que más ha descansado he sido yo, porque le he ido siguiendo y verlo en la plaza asusta bastante", explica minutos antes de recibir el premio Empresario del Año en el Museo de la Universidad de Navarra.

Ningún otro sector depende tanto del regreso de la movilidad como el turístico. ¿Cómo ve al sector hotelero? En Navarra las asociaciones de empresarios ya no quieren ni reunirse con el Gobierno de Navarra...

–Yo creo que el sector, más que ayudas directas, necesita un ICO de verdad, proporcional a la facturación de 2019. Pero no un ICO de 6.000 millones, sino un ICO de 30.000 o 40.000 millones si lo que se quiere es mantener el sector. Yo creo que hay sectores que no tienen solución. Por ejemplo, la banca. De momento ha puesto 20.000 despidos y pondrá otros 20.000. La digitalización en ese sector es clara. Pero el sector hotelero solo necesita tiempo.

El lunes se conocía la suspensión de San Fermín, por segundo año consecutivo. ¿Volverán las fiestas a ser lo que fueron?

– San Fermín es una fiesta internacional sin duda y cuando esto se dispare volverá a ser no como antes, sino que creo que aún vendrá más gente. Porque San Fermín tiene un impacto a nivel mundial espectacular.

¿Se salvará el verano turístico?

–Vamos muy justos. Además, nosotros necesitamos que venga gente de Reino Unido y Alemania, sobre todo. Así que o estamos vacunados todos o va a ser muy complicado. Dicho esto yo soy muy partidario de un pasaporte sanitario. Creo que a quienes están vacunados o lo hemos pasado deberían dejarnos movernos.

¿Qué cree que debería haber hecho el Gobierno central?

–En primer lugar no hubiera dejado escapar a nuestra compañía de bandera, en un país que tiene 86 millones de turistas. En el sector manda TUI, que tiene aviones y clientes, así que pone el precio y decide. No valoramos lo que tenemos. Si vives en Inglaterra, ¿qué alternativas tienes para ir de vacaciones? ¿Grecia? Todo Grecia es la mitad de Palma de Mallorca. ¿Turquía? Aquí hay seguridad jurídica y seguridad sanitaria. Si tienes un accidente en Pamplona te llevan a la Clínica Universitaria de Navarra. Ese mismo accidente lo tienes en Turquía y vuelves en la bodega del avión. Tenemos infraestructuras fantásticas, menos en Navarra, que estamos a la cola en cuanto a tren, autovía€Yo voy de Madrid a Cáceres, donde tengo una finquita en el parque de Monfragüe, y es que voy hasta la puerta de la finca por autovía€ ¿Y quién va? Pues tres gatos. Pero es que viniendo hacia aquí, entre Almazán y Cintruénigo había un montón de camiones.

¿Volveremos a viajar como antes de la pandemia o se impondrá la sostenibilidad, con un menor número de desplazamientos?

–La gente cada vez tiene más ocio. En Corella, cuando era pequeño, se trabajaba de lunes a sábado y los domingos por la mañana. Hoy el viernes por la tarde no trabaja nadie y, como nos descuidemos, en unos años no trabajará ya nadie ni por la mañana. Las vacaciones son un commodity como celebrar el día de Navidad. La gente va a seguir viajando. Seguro que volveremos.

¿También los jóvenes? Las advertencias acerca de su futuro económico se suceden...

–Yo soy de una generación que ha vivido bastante mejor que sus padres. Pero los jóvenes lo tienen muy complicado. En AC siempre tenemos entre 5.000 y 7.000 personas pidiendo trabajo y ahora tenemos 35.000, 60% de ellos universitarios, para cualquier puesto de trabajo. Esto te define un poco lo que hay ahora mismo. Y junto a ello, hemos formado a cantidad de gente que está por el mundo y hay que hacer que vuelva como sea.

¿Qué puede hacer Navarra?

–Ahora hay una posición bastante rara, porque el Gobierno es una especie de laberinto y yo siempre digo que Navarra Suma tendría que ser PSOE y UPN, que representan los años de más crecimiento. Pero tenemos condiciones. El circuito de la Clínica Universitaria, por ejemplo, con enfermería, clínica y centro de investigación está dentro de los ranking mundiales. Está el 46 del mundo y solo hay otros dos centros españoles (el Clinic de Barcelona y La Paz de Madrid), que además están por detrás.

Vive en Madrid. ¿Cómo valora lo que está sucediendo en la campaña electoral?

–Me parece un escándalo, con una campaña lamentable. Los políticos tienen que cuidar lo que dicen, tienen una responsabilidad de la que no sé si son conscientes. En política no puede valer todo. Los países que funcionan son los que están centrados, no aquellos que dependen de los polos extremos tanto en la izquierda como en la derecha. No sé qué es Vox. ¿Un partido político, una banda de perturbados? Yo creo que no es un partido político. Han hecho un esquema de aquello a lo que le cabrea a la gente y lo agitan. Y tenemos sin resolver lo de Catalunya. Yo he vivido 20 años en Barcelona y no la reconozco. Estuve en el comité olímpico con Pasqual Maragall y en aquella época el director comercial de Barcelona era su alcalde. Todos empujaban y Barcelona fue la quinta ciudad a nivel turístico del mundo y en estos momentos es un absoluto desastre. Pero más que por el modelo político en sí es por la bronca. Nadie va a una ciudad donde hay barricadas en la calle.

"Cuando esto se dispare, San Fermín volverá a ser la fiesta internacional que es, creo que todavía vendrá más gente que antes"

"En Navarra estamos a la cola en infraestructuras de transporte, como las autovías o el tren de alta velocidad"