Mar González Paredes: "Tracasa quiere ejercer de tractor para que Navarra tenga un sector TIC más robusto y cohesionado"

13.06.2021 | 01:16
Mar González Paredes: "Tracasa quiere ejercer de tractor para que Navarra tenga un sector TIC más robusto y cohesionado"

Mar González Paredes (Pamplona, 1974) es desde enero de 2020 directora gerente de Tracasa Instrumental y consejera delegada de Tracasa

Hablar de Tracasa es hablar de una empresa pública de más de 500 trabajadores dividida en dos sociedades. Una, Tracasa Instumental, ofrece servicios al Gobierno. La otra, conocida internamente como Tracasa mercado, compite en el sector privado y aprovecha el conocimiento generado durante décadas para atraer facturación y negocio a Navarra.

Tracasa, que comenzó hace casi 40 años con el catastro de Navarra, es hoy una empresa tecnológica de alto valor, que aplica supercomputación, inteligencia artificial, ciencia de datos y que abarca muchos otros campos. Desde la Justicia a los sistemas de gestión de aguas. "Aquí somos ya referentes –destaca Mar González–. Empezamos en 2008 en la Mancomunidad de Pamplona y ahora somos líderes en el sector de agua nacional, hemos implantado el sistema de gestión de redes en 11 entidades que dar servicio a cinco millones de personas, los últimos en Castellón, Gijón, Burgos y este mismo año con Palma de Mallorca". Pero, junto a ello, Tracasa colabora con el departamento de Hacienda –el desarrollo de la Renta online es suyo– y con el de Salud. "Aquí somos una parte más de todos los recursos que gestionan, pero contamos con un equipo de 25 personas como gestores de proyectos. Desde marzo hemos atendido más de 250 trabajos de covid 19", explica Mar González, quien destaca la elaboración del cuadro de mando de la covid, que ha ido incorporando una multitud de datos sobre la enfermedad. "Es vital tomar decisiones en base a datos", explica la directora de Tracasa, que antes de asumir sus actuales cargos dirigía la Plataforma Tecnológica Española 3NEO, cuenta con experiencia emprendedora y en 2014 impulsó la creación de una Agrupación Empresarial Innovadora-Cluster de Impresión Funcional y Aditiva (Functional Print).

Es su primer experiencia en el sector público. ¿Qué cambia respecto al privado?

–A veces es complicado entender las dinámicas de la administración pública, pero creo que ayuda estar adscritos a un departamento nuevo, como el de Innovación, que venía ya con muchos cambios de por sí. Hemos podido trabajar en ámbitos en los que yo me he sentido muy cómoda, como el conocimiento, el desarrollo del talento, la innovación, la ciencia de datos... Así como toda la parte de tracción del sector tecnológico, de transformación digital.

Se incorporó a Tracasa en enero de 2020, justo antes del estallido de la pandemia. ¿Han cambiado los retos que se marcó en el inicio?

–Han sido meses complicados, pero en realidad los retos son los mismos. Queríamos revisar las políticas de apuesta por el talento y que tanto Tracasa Instrumental como Tracasa (mercado) sean empresas excelentes y una referencia en atracción de talento. Unido a esto, nuestro objetivo es ser referente en las empresas públicas en metodologías ágiles y tenemos un fuerte compromiso para implantarlas en toda la administración pública de Navarra. Se trata de trabajar como las grandes tecnológicas. Además de ello, en nuestra apuesta por la I+D queremos llegar al 3%. Tenemos una docena de proyectos y hemos creado comités específicos de innovación, colaborado con universidades y centros tecnológicos. Todo ello con la filosofía de open innovation.

¿Cómo respondió Tracasa a la pandemia?

–Para nosotros era vital que no fallaran los servicios estratégicos y con varias semanas de antelación montamos un plan de contingencia gracias al que pudimos mantener todos los trabajos sin que se resintiera ninguno. Toda la parte de salud, emergencias, hacienda, seguridad, información ciudadana y call centers de atención a la ciudadanía debía estar cubierta. Eran servicios básicos. Lo montamos por si acaso, No pensábamos que fuera a llegar a darse una situación así, pero tres semanas antes empezamos trabajar en ello y dos semanas antes de que se declarara el estado de alarma ya estábamos preguntando a la plantilla quien disponía de internet. Hicimos un stock de equipos y conexiones, vimos quiénes eran indispensables. Hubo que comprar portátiles, conexiones, llevar los call center a casas. Nos tuvimos que poner en el peor de los casos, así que cuando sucedió estábamos preparados. A los tres días del confinamiento teníamos a más del 85% de la plantilla en casa.

¿Siguen con la mayor parte de la plantilla en casa?

–Sí. Hemos sido especialmente conservadores y aún no hemos iniciado la desescalada. La iniciaremos de forma progresiva en septiembre.

¿Es viable?

–Muchas reuniones ya las tenemos presenciales, pero, como no se ha resentido el trabajo y ha habido mucho compromiso de la gente, que ha remado y ha aportado, no hemos visto la necesidad de volver hasta que la epidemia no esté controlada.

¿Cómo cree que será el teletrabajo en el futuro?

–Creo que tiene que haber un balance entre la presencialidad y el teletrabajo, que también puede ayudar en algunos aspectos a la conciliación. Pero las interacciones informales de pasillo sirven a veces para mucho, sacas ideas de ahí. En nuestro caso hemos apostado por el teletrabajo porque somos más de 500 personas en este edificio, pero eso no significa que se vaya a quedar así la cosa. Aunque estamos pactando de la mano de CPEN un porcentaje de teletrabajo que flexibilice condiciones, es importante que la gente poco a poco vaya volviendo. A largo plazo el teletrabajo general no debería mantenerse. Vamos a realizar algunos cambios en el espacio físico y hacerlo más amigable.

¿Cómo definiría el trabajo de Tracasa Instrumental para el Gobierno de Navarra?

–Trabajamos para casi todos los departamentos del Gobierno de Navarra en todas aquellas áreas cuyo conocimiento del negocio es clave: catastro, hacienda y patrimonio, policía y emergencias, administración electrónicoa, gestión tributaria y territorio. En todo lo que es clave damos servicios. Aportamos innovación, especialización, conocimiento y talento.

¿Cómo va la implantación del gestor procesal que han desarrollado para él área de Justicia?

–Avantius fue creado y desarrollado en Navarra por Tracasa, posibilita la digitalización de la justicia y la comunicación entre los diferentes operadores mediante el expediente judicial electrónico. Es el único gestor procesal en España que garantiza esto en su totalidad. Este gestor, cuyos derechos de propiedad pertenecen a Navarra, se ha implantado ya en Cantabria, Aragón, Andorra y se ha llegado a un acuerdo con Euskadi para implantarlo allí el próximo año. Avantius ha demostrado además mucha eficacia durante la pandemia. Las tres comunidades que lo tenemos han experimentado una menor reducción en las notificaciones telemáticas entre órganos judiciales y operadores externos. Con él hemos sido punta de lanza en los juicios telemáticos, con la celebración de vistas orales

¿Cuánto se resintió la actividad con la pandemia?

–En los contratos marco aprobados el año pasado sí que notamos cierto bajón en las reactivaciones durante la primera mitad de 2020, pero en general estamos contentos, creemos que va a buen ritmo. Hay una apuesta por el medio ambiente y se están manteniendo programas. De hecho, esperemos incluso que se vayan incrementando.

¿Qué facturación alcanzaron?

–Tracasa mercado facturo 6,72 millones de euros en 2019 y en 2020 aun no hemos hecho públicos los datos oficiales, pero andará parecido, incluso habiendo subrogando algunas horas de negocio a Tracasa Instrumental. Las competencias core clave en Tracasa mercado se han mantenido y estamos haciendo una apuesta por tecnologías y oportunidades emergentes.

¿Tuvieron beneficios en 2020?

–Ambas empresas (Tracasa y Tracasa instrumental) son muy solventes, cerraron 2020 en positivo e incluso con incrementos en la facturación. La apuesta del Gobierno de Navarra por la digitalización revierte en nuestra actividad y también a nivel exterior. Tracasa mercado es una joya, está a la vanguardia en gestión del territorio y un referente a nivel nacional e internacional De alguna forma es una ventana abierta al mundo, que aporta cifra de negocios, y permite avanzar en la creación y mantenimiento de empleos de alta especialización y cualificación.

¿Ser una empresa publica, con las limitaciones salariales que esto supone, por ejemplo, es una dificultad para captar talento?

–Nosotros nunca vamos a poder competir con grandes empresas tecnológicas en este sentido, pero sí con otro tipo de cuestiones, como el ecosistema de aprendizaje, la apuesta por el talento, la movilidad interna, la conciliacion y flexibilidad o los entornos amigables de trabajo.

¿Cómo ve a Navarra en este sentido?

–Cotec nos ha situado como la segunda comunidad más atractiva... La clave es dar oportunidades para que quien salga de la universidad encuentre puestos de trabajo interesantes de alto valor añadido. Se está haciendo una apuesta por impulsar el sector TIC y el desarrollo del talento, a través de SNE y la UPNA. En la medida que apostemos por impulsar el sector tecnológico lo lograremos.

Van a presentar un plan estratégico para Tracasa mercado. ¿En qué va a consistir?

–Hemos hecho una separación más clara y ordenada entre ambas empresas. Presentamos en marzo el plan estratégico y el 25 de junio lo daremos a conocer. Hay tres ejes: transformar el modelo de empresa, evolución sostenible del modelo de negocio y retorno para Navarra. Es una empresa que debe mantener esos niveles de exigencia y eficiencia porque compite en mercado y lo hace con grandes empresas tecnológicas.

¿Se puede gestionar igual ambas empresas? Tracasa tuvo unos años de fuerte conflictividad laboral...

–Por eso hablo de una separación más clara y ordenada. La conflictividad laboral ha pasado a cero, se ha llegado a acuerdos y nos hemos homologado a condiciones de otras empresas públicas, avanzando en línea con las tecnológicas, porque para nosotros retener y captar talento es clave. Las políticas pueden llegar a ser diferentes, pero puede haber detalles diferenciadores entre ambas empresas. No es lo mismo dar servicio al Gobierno de Navarra que competir en mercado.

¿Siguen presentes en América Latina?

–Hemos estado en un montón de países (Ecuador, Panamá, México...), pero ahora mismo hemos apostado por Europa por seguridad. No lo hemos descartado, pero no es fácil enviar personal tan lejos, también por temas de seguridad. Es gente con familia a quien tienes que mandar seis meses fuera... En cualquier caso a veces nos llegan oportunidades y con ellas nos gustaría traccionar el sector TIC de Navarra, oportunidades que nosotros como empresa pública tenemos dificultades para atender pero pueden ser aprovechadas por otras empresas.

¿Qué contratos destacables han ganado en Europa?

–En Europa competimos con licitaciones en sistemas de información geográfica, con la agencia europea de medio ambiente de la UE, el centro de previsiones meteorológicas a medio plazo y con gobiernos europeos como el de Irlanda. Ahora mismo, por ejemplo, tenemos un contrato de 6,4 millones para recopilar datos ambientales y manejamos en tiempo real los datos de calidad de aire de 4.500 estaciones repartidas por toda Europa. Para ello empleamos tecnologías de deep learning para rellenar gaps en series temporales. Asimismo tenemos otro contrato de cuatro millones y realizamos la validación del servicio de cartografía de emergencias para todo tipo de eventos, inundaciones, terremotos, ciclones e incluso en la gestión de la respuesta a este tipo de eventos en todo el mundo.

¿Siendo una empresa tan tecnológica, ¿qué papel va a jugar Tracasa en los fondos europeos de recuperación y transformación?

–En todos estos proyectos de avance digital que van a venir de la mano de los fondos, vamos a apostar por la participación de pequeñas y medianas empresas, así como startups. Queremos que no solo las grandes empresas sean protagonistas.

¿Cómo lo van a hacer?

–Hay que establecer modelos para la colaboración público-privada, dar forma a acuerdos marco que sirvan para homologar empresas y para que no se pierda este conocimiento que existe y esta oportunidad que supone para Navarra. Hay que hacer un modelo más ágil y más flexible, porque el marco legal no nos facilita las cosas, aunque ha habido cambios a nivel nacional y de Navarra, siempre dentro de la transparencia y la igualdad de oportunidades.

¿A qué se refiere?

–En temas de contratación pública, especialmente. Todo lo que sea agilizar plazos y trámites es bueno para la colaboración público-privada.

¿La apuesta por la digitalización, el medio ambiente y la llegada de fondos europeos pueden suponer una oportunidad de crecimiento para Tracasa?

–No hay previsiones de crecer. El crecimiento lo queremos articular a través de la colaboración privada. Con el conocimiento del mercado que nosotros tenemos podemos identificar esas oportunidades de negocio que a lo mejor se les escapan a las pymes, les podemos informar y ayudar incluso a preparar las licitaciones, podemos conformar UTEs, podemos subcontratarles. Hay bastantes instrumentos de colaboración público privada. Hay proyectos a los que quizá las empresas pequeñas no pueden acceder por cuestión de tamaño, pero de nuestra mano quizá lo puedan hacer. Esto son cosas que ya estamos haciendo. La UTE, por ejemplo, es una fórmula equilibrada y equitativa para las empresas. Puede ser una oportunidad para ayudarles a crecer. Necesitamos un sector TIC privado más cohesionado y robusto y nosotros queremos ejercer ahí de tractor.

"En septiembre iniciaremos el regreso a las oficinas: debe haber balance entre teletrabajo y presencialidad"

"Para Tracasa la apuesta por el talento es clave y sirve para mantener y generar empleos muy cualificados"

"Nuestro sistema de gestión de redes de agua da servicio ya al suministro de cinco millones de personas"

"Hemos hecho una separación más clara y más ordenada entre Tracasa y Tracasa Instrumental"


noticias de noticiasdenavarra