¿Más impuestos? Navarra necesitará 777,1 millones de euros para pagar su gasto social hasta 2030

Funcas calcula que las CCAA necesitarán 35.000 millones de euros para sanidad, educación y dependencia

14.06.2021 | 19:06
Personas esperando tras ser vacunadas.

Más presión para Hacienda. Y una década con probables subidas de impuestos en el horizonte. Navarra necesitará hasta 2030 unos 777 millones de euros adicionales para cubrir su gasto social, la partida presupuestaria más importante, que, según un informe de Funcas, crecerá a un ritmo del 2,4% anual durante los próximos diez años y rozará los 2.675 millones de euros en 2030.

La Comunidad Foral será además uno de los territorios donde en mayor medida se incremente una partida que en estos momentos supone unos 2.245 millones de euros y que se iría incrementando a razón de unos 50 millones de euros al año.

Funcas no sitúa sin embargo a Navarra entre las comunidades que tendrá dificultades para cumplir con unas reglas fiscales que, según explicó, serán flexibles durante más tiempo del esperado. Sin embargo, advierte el servicio de estudios, en la medida en que se reactiven dichas reglas fiscales (déficit, deuda y regla de gasto), será necesario establecer una hoja de ruta interna factible para recuperar la disciplina fiscal y garantizar el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, en particular déficit y deuda.

Serían Canarias, Baleares, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana los territorios con más aprietos para cuadrar sus cuentas.

Ese punto de inflexión no llegarían sin embargo, antes de finales de 2022 o 2023. Y supondría la necesidad de ajustar presupuestos por la vía de los gastos pero, sobre todo, de los ingresos. La capacidad recaudatoria de Navarra y del conjunto de la economía española, conocida como presión fiscal sigue muy por debajo de la media europea, entre cinco y siete puntos de PIB, por lo que la posibilidad de subir impuestos, eliminando tipos reducidos de IVA o fijando mínimos en Sociedades, se dibuja en el horizonte cada vez con más claridad.

El incremento del gasto social, el volumen creciente de deuda pública y la obligación de equipararse con otros países no dejarán mucho margen a quienes propugnan rebajas fiscales.


Dos escenarios posibles

Los servicios de estudios de Funcas calculan dos escenarios diferentes. Uno, ligado únicamente a la demografía, establece unos incrementos de gasto mucho más moderados, de apenas 150 millones en Navarra y de unos 14.371 millones en el conjunto de las comunidades; el otro, que tiene en cuenta también como la tecnología sanitaria o la adecuación del nivel de gasto per cápita educativo al referente europeo, las necesidades de gasto se duplican hasta los 35.837 millones en toda España y hasta los 777,1 millones en 2030.

"Este es el escenario más probable", explican desde Funcas, quien especifica que la presión demográfica por sí sola no pondría en riesgo la sostenibilidad del gasto social autonómico atendiendo a la regla de gasto, excepto en los primeros años del período analizado, hasta 2020.

Además, el estudio incorpora un escenario postpandemia, que recoge el aumento previsible de la presión política y social para elevar la calidad y la dimensión de los servicios públicos fundamentales. En el caso del gasto sanitario autonómico, el refuerzo estimado supone un 7,4% de mayor gasto real que en el escenario prepandemia, es decir, unos 5.125 millones en términos reales.

El gasto sobre PIB real aumenta y se mantendría cerca del 7,1% hasta 2030, lo que supone 1,2 puntos más respecto al nivel que hubiera alcanzado en el escenario prepandemia. La subida del gasto sanitario en términos de PIB resituaría a España en el contexto internacional en términos relativos.


Gasto educativo y dependencia


En cuanto al gasto educativo, el aumento de 2.000 millones de euros del Fondo Covid cubre la mitad del asumido en un entorno previo a la pandemia. Esta consolidación del gasto educativo excepcional de 2020 se explica no solo por las medidas de seguridad, sino también por nuevas necesidades derivadas del confinamiento para ir adaptando el sistema educativo.

En dependencia y otros servicios sociales, Funcas señala que no hay datos ni avances firmes hasta ahora para suponer incrementos adicionales de gasto. La diferencia entre los escenarios pre y post pandemia en dependencia es un incremento extra de unos 1.800 millones en 2020, hasta los 2.638 millones diez años después.

noticias de noticiasdenavarra