El 83% de los menores de 34 años en desempleo en Navarra no cobra prestación

11.08.2021 | 00:46
Jesús Santos y Aroa Celorrio, ayer en la presentación del informe de UGT.

pamplona – Ser joven en Navarra es sinónimo de menores oportunidades de empleo, salarios más bajos y una precariedad rampante. Y todo ello a pesar de que la Comunidad Foral presenta algunos de los mejores datos del Estado en este sentido, según se recoge en los datos de la Encuesta de Población Activa, analizados por UGT Navarra.

Lo constata el informe anual sobre la situación de los jóvenes en el mercado laboral de Navarra, que la UGT elabora con motivo de la celebración el 12 de agosto del Día Internacional de la Juventud, y en el que se revela que los jóvenes acaparan el 95 % del empleo perdido (unos 3.800 de los 4.000 puestos menos) y el 61,6 % del aumento del paro en Navarra desde el inicio de la pandemia.

Otros datos ilustran asimismo el bucle de temporalidad, incertidumbre, bajos salarios y desasosiego en el que vive hoy una parte significativa de la población joven de Navarra. Especialmente aquella que posee una menor formación. Para muchos de ellos, quedarse el desempleo supone dejar de recibir cualquier ingreso. "Según la EPA, solo el 5% de los jóvenes tiene un contrato de más de un año, que es el periodo mínimo exigido para generar la prestación por desempleo de carácter contributivo".

De este modo, de los 14.400 menores de 34 años en desempleo, unos 11.600 decían no recibir ningún tipo de prestación, en torno a un 83%. Con ese panorama –advierten desde UGT– muchos jóvenes no pueden salir del hogar para emanciparse ni realizar proyectos de futuro a largo plazo. "Pero es que hay casos que no tan siquiera la juventud puede realizar proyectos de vida a corto plazo, como planificar un viaje".

"Si la crisis económica de 2008 ya causó estragos en la juventud trabajadora de Navarra, los efectos de la crisis derivada de la pandemia han ensombrecido todavía más el panorama del empleo juvenil", explicó la secretaria de Juventud del sindicato, Aroa Celorrio, quien presentó el informe junto al secretario general del sindicato, Jesús Santos. Desde 2008, como consecuencia de la propia evolución demográfica y de la doble crisis económica, han desaparecido 45.700 empleos jóvenes, el 42,2% de los existentes hace 13 años.

Consideran que de estas cifras se desprende "una realidad muy preocupante para nuestro mercado de trabajo", ya que el peso de los jóvenes ocupados sobre la población ocupada total de Navarra ha pasado de representar el 36,38 % en junio de 2008 a tal solo un 22 % este pasado mes de junio de 2021, lo que significa una caída de 14,38 puntos y un "envejecimiento" de la población trabajadora, con las consecuencias de todo tipo que puede acarrear de cara al futuro.

Otro indicador de la precariedad que afecta a los jóvenes es el porcentaje de los que trabajan a tiempo parcial, que en el segundo trimestre de este año se situaba en el 20 %, casi 5 puntos por encima de la media de Navarra. En el caso de los jóvenes con contrato eventual, la parcialidad alcanza al 30 %.

Además, la precariedad y la desigualdad se plasman en unos ingresos por la actividad laboral sensiblemente inferiores a los salarios medios de Navarra, con una brecha salarial para el tramo de edad de entre 25 y 34 años de 4.788,90 euros respecto al salario medio anual de todas las edades (27.493,93 euros), lo que representa un 17,4 % menos.

Para Jesús Santos, los datos aportados por el informe son motivo de "alarma y honda preocupación", por el doble golpe sufrido por la población trabajadora joven, ya que la pandemia ha "tirado por tierra la lenta creación de empleo juvenil que se estaba produciendo, arruinando las expectativas laborales de las generaciones mejor preparadas".

Este panorama es "muy negativo, tanto para la juventud, que no encuentra un horizonte laboral, ni puede emanciparse, como para Navarra, que está perdiendo una fuerza laboral joven y con una alta cualificación, imprescindible para asentar crecimiento económico y para impulsar un modelo productivo más innovador y competitivo", alerta UGT. Además, "esta situación hace completamente improductiva la inversión educativa que está haciendo Navarra para formar a sus jóvenes, que están siendo expulsados de nuestro mercado laboral y obligados a buscar oportunidades en otras Comunidades Autónomas o países, sobre los que luego revierte el beneficio".

las cifras

14.400

desempleados jóvenes. La cifra se ha duplicado desde mediados de 2019 y crece más de un 40% en el último año.

26%

tasa de paro

La tasa de paro entre los menores de 25 años casi triplica la del resto de la población, que se sitúa en el 9,.2%

18%

brecha salarial

El salario medio de la población que tiene entre 25 y 34 años se sitúa en torno a los 22.705 euros, unos 5.000 euros menos que la media de todas las entidades y unos 9.600 euros menos que el salario medio entre 45 y 54 años.

"La crisis de 2008 hizo estragos y la pandemia ha ensombrecido aún más el panorama"

aroa celorrio

Secretaria de Juventud de UGT

"Si la juventud no tiene horizonte laboral, la inversión educativa

es improductiva"

jesús santos

Secretario general de UGT

noticias de noticiasdenavarra