¿Cuánto ahorraremos con la rebaja del precio de los carburantes?

La OCU ha exigido que se controlen los precios de la gasolina y el gasóleo para evitar que esta medida los incremente de forma anómala

29.03.2022 | 18:21
Un hombre reposta en una gasolinera.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera "positivas, pero claramente insuficientes", las medidas aprobadas este martes por el Consejo de Ministros para mitigar los efectos de la subida de los precios y de la energía y ha pedido "más contundencia y celeridad" para que tengan un efecto real en la maltrecha economía de las familias.

Así, respecto a la reducción de 20 céntimos en el precio de los carburantes, y de acuerdo con los cálculos de OCU, para un hogar medio la rebaja supondrá un ahorro de 65 euros en el caso del diésel y de 75 euros en el caso de la gasolina en el conjunto de los próximos tres meses.

OCU denuncia que, a pesar de la rebaja, los precios de los carburantes seguirán muy por encima de los precios que había a primeros de año y demanda controles en los precios de los carburantes para evitar que a raíz de esta medida se incrementen de forma anómala los precios.

La organización cree "insuficiente" esta rebaja y reclama que de forma temporal se suspendan todos los impuestos relacionados con la energía. Recuerda que es el Estado quien, en esta situación excepcional, es el principal beneficiario del incremento de los precios de los carburantes.

En materia de electricidad, OCU considera "muy poco ambiciosas" las medidas que se conocen hasta el momento y urge a que se acelere al máximo su implantación. En lo que se refiere a la ampliación de las familias beneficiarias del bono social, OCU recuerda que en la actualidad son muchas las familias que a pesar de cumplir los requisitos no acceden al bono social por falta de información y las dificultades para acceder al mismo y mantenerlo.

Por ello, OCU considera prioritario que, además de aumentar los teóricos beneficiarios, ponga el foco en facilitar el acceso al bono social. Pide para ello que la concesión del bono social sea un proceso automático.

Para OCU, el problema principal gira entorno a la fijación del precio de la electricidad, con un sistema marginalista que amplifica los efectos de la espectacular subida del precio del gas en los mercados internacionales.

Por ello, la organización insiste en la necesidad de desvincular de forma efectiva el precio del gas del precio de la electricidad como única forma de producir una rebaja efectiva en la factura eléctrica que afecta a los consumidores, pero también a la economía en general.

Tope al gas en 40 euros como máximo

Así, a falta de otras medidas de largo plazo, propone que la excepcionalidad de la situación que se está viviendo se traduzca en una propuesta de precio máximos para las plantas de generación mediante gas que no supere los 35-40 euros.

En materia de alquiler, OCU considera "poco efectiva" y difícil de implementar la medida anuncia de limitar la subida al 2%. La Organización cree más conveniente que se establezcan ayudas a inquilinos en situación de vulnerabilidad de acuerdo con el ingreso mínimo vital (IMV).

Por todo ello, OCU considera "claramente insuficientes" las medidas anunciadas y pide acciones más contundentes e inmediatas, así como una suspensión temporal de los impuestos de la energía y los ajustes necesarios para reducir el precio de la electricidad y evitar su incidencia en el resto de los productos y servicios.

noticias de noticiasdenavarra