Qué bien que todo vaya horriblemente mal

26.03.2022 | 08:55
Diestralandia celebra las protestas 'patrióticas' en la calle.

¡A las barricadas! - Es gracioso ver estos días a la prensa de orden jaleando las protestas de quienes en otro tiempo habría calificado como chantajistas. "La calle acabará echando a Sánchez", salivaba Cayetano González en Libertad Digital, antes de pedir a los buenos que no desaprovechen la oportunidad: "Ante esto, los dos partidos que en la actualidad conforman la oposición al Gobierno, PP y Vox, tienen que reflexionar y pensar que en el momento que vive España no hay lugar para estar en pequeñeces. Hace falta una alternativa sólida a este desgobierno socialcomunista sostenido por grupos políticos bastante indeseables, políticamente hablando, y enemigos de España".

Irá a peor - El director de La Razón, Francisco Marhuenda, también se frotaba las manos. Y lo mejor, valga el juego de palabras, es que la situación irá a peor: "El Gobierno socialista-comunista tiene un problema muy grave. Se ha instalado un estado de cabreo generalizado. Hay demasiadas personas y sectores afectados, pero todo indica que la situación irá empeorando". Ñam, ñam.

Elecciones ya - La inevitable y gozosa conclusión es que estamos a tiro de piedra del adelanto electoral. El editorialista de ABC lleva unos días reclamándolo: "Es la legislatura de la opacidad y la mentira. Y en efecto, cuanto antes concluya, antes podrán reponerse los españoles de una coalición tan tóxica para el interés colectivo".

El campo es rojigualdo - Menos mal que los auténticos patriotas han tomado el asfalto, se felicita en El Mundo Federico Jiménez Losantos. Para el latigador turolense, lo del domingo en Madrid no fue solo una protesta en defensa del campo: "Lo que más llamaba la atención ayer en la gigantesca manifestación del mundo rural contra Sánchez y sus leyes mascotistas y humanófobas era la enorme cantidad de banderas españolas, acompañadas a menudo por regionales, pero de signo antiseparatista, como las valencianas. Es que España está ahí, es esa reserva ancestral de culturas y costumbres, esa vida rural a la que pertenecíamos la mayoría de los españoles hace menos de un siglo. Socialismo y comunismo son ideologías que nacen en la Revolución industrial y chocan con la feroz defensa de la propiedad privada que hace el campesinado".

noticias de noticiasdenavarra