Al hilo de la humanización en Osasunbidea

09.02.2020 | 07:14

Con estas líneas, queremos dar a conocer nuestro mal sentir como trabajadores del Servicio Navarro de Salud.

Conforme va pasando el tiempo, observamos que cada vez van menguando nuestros derechos, no así nuestros deberes.

Al personal con jornada reducida en turno rotatorio se le retira el plus de turnicidad por no llegar al % de mañanas, tardes y noches que en su día pactaron administración y los en teoría representantes de los trabajadores. ¿Favorece esto la conciliación familiar? ¿O es un castigo por reducirnos la jornada? Estos trabajadores hacen los 3 turnos igual que los de jornada completa.

No se cubren bajas, vacaciones, permisos familiares, horas para acompañar a nuestros hijos al médico o incluso ir el propio personal a una consulta médica si no son por un periodo superior a 3 días (derechos firmados en el convenio), ¿acaso estos días los pacientes no se merecen la misma calidad de cuidados? ¿O acaso el resto de compañeros se merece que aumente su carga laboral? Conclusión, no ejercemos muchos de estos derechos, por no perjudicar al resto del personal que se queda trabajando en la unidad.

Actualmente se nos deniegan reducciones de jornada y permisos sin sueldo (pactado como derecho y sujeto a necesidades del servicio), cuando en las unidades, las supervisoras los firman como factibles. La respuesta a estas denegaciones, actualmente la mayoría de forma verbal, es que nos tienen que sustituir, obvio porque si no, ¿qué necesidad hay de que fuésemos a trabajar? Prueba de ello, si se convoca una huelga es muy alto el porcentaje de personal convocado como servicios mínimos en cada unidad.

¿Ya no es importante la conciliación familiar? ¿Ya no hay que ser solidarios y repartir el empleo? Política incentivada hasta hace bien poco por la administración.

Como trabajadores del Servicio Navarro de Salud nos encantaría poder fichar, así se comprobaría que no somos nosotros quienes debemos horas en el reajuste horario sino todo lo contrario.

Por los pasillos del CHN vemos carteles que anuncian el decálogo de la humanización para con los pacientes, pero nuestras direcciones y gerencia tienden a la deshumanización para con sus trabajadores.

Por último, aprovechando que se han realizado recientemente las jornadas de Nursing Now a las que dio apertura nuestro consejero de Salud, Fernando Domínguez, y acudió la dirección de enfermería, esperamos que hayan tomado nota de lo que allí se habló.

Hay que transformar la salud innovando, participando y no imponiendo. Para que cuidemos también nos tienen que cuidar.