Hablemos de nuestros y nuestras mayores

06.05.2020 | 00:11

Somos trabajadoras de la Residencia La Vaguada, necesitadas en estos momentos de que tanto la sociedad navarra como sus áreas sociales y la ciudadanía en general visualicen en qué situación se vive hoy día en las residencias.La residencia en la que trabajamos ha tenido hoy día más de 80 positivos entre los y las residentes y varios han fallecido. Asimismo, un 58% de la plantilla de trabajadores y trabajadoras se ve o se ha visto infectada. Han tardado más de un mes en proporcionarnos los EPI tan necesarios para nuestro puesto de trabajo y estos se reutilizan y son comunes sin ninguna medida de higiene de su uso de una trabajadora a otra. No se han reforzado los turnos y en la mayoría de ellos el número de gerocultores y gerocultoras es el mismo al de antes de esta situación. Los residentes y las residentes infectados se encuentran en una zona de aislamiento y la falta de personal solo permite un cuidado de mantenimiento.Entre los trabajadores y trabajadoras se han producido desmayos y bajadas de tensión, ya que nos encontramos exhaustos y exhaustas por las condiciones a las que hacemos frente día a día. Muchos y muchas de las residentes con medidas de contención, sin poder ser supervisados día y noche durante los dos meses que dura esta situación.La COVID-19 no puede convertirse en una excusa para dejar de cuidar a nuestros y nuestras mayores. Todavía la opción de contagio se va a prolongar en el tiempo y es necesario dar una respuesta urgente para que no se sigan dando estas situaciones. Necesitan un lugar en esta sociedad, un hogar y no un aparcamiento con derecho a mantenimiento.