Protección y analíticas

10.05.2020 | 01:21

Esto no suelo hacerlo, pero el confinamiento tiene estas cosas... Pido disculpas si alguien se ofende. El único lugar en el que el coronavirus no ha cambiado nada es en nuestro Congreso de los Diputados. ¡Qué pena!Más allá de las incertidumbres científicas que la pandemia lleva consigo, y que poco a poco se irán descifrando si la comunidad científica cuenta con el apoyo debido, hay ya un par de certezas para frenarla.–Distanciamiento social con EPI si no es posible este distanciamiento. En el caso de la población general se traduce en educación, cumplimiento de las normas, mascarillas e higiene–Conocimiento epidemiológico de la población mediante pruebas laboratoriales interpretadas siempre por un epidemiólogo porque aquí nada es blanco o negro.Para conseguir esto es necesario:1) Fabricar los reactivos necesarios para las PCR y test de anticuerpos y poner a trabajar a todos los laboratorios capaces de hacerlo. Todos son todos, públicos privados, de medicina, veterinaria o cualquier otra especialidad capacitada para ello.a) Acelerar la toma de muestras según se vayan dotando los laboratorios pidiendo la colaboración de veterinarios, biólogos y farmacéuticos que están plenamente capacitados para la labor.b) Una vez completada esta fase, y con los laboratorios en pleno rendimiento, dejar trabajar a los epidemiólogos para que testen y decidan medidas de control poblacional con un poco de luz.2) Poner a trabajar y reconvertir temporalmente, si es necesario, con las ayudas oportunas, a empresas textiles y químicas capaces de fabricar monos, gafas, mascarillas, guantes, geles, desinfectantes, etcétera.Sanitarios testados y protegidos, ¡ya!Las cuentas seguro que salen si valoramos el coste en vidas y paro de no hacerlo.A los políticos les encanta hablarnos en términos bélicos cuando nos comentan las medidas que toman contra la pandemia. Pues a elloUna última cosa, por favor, si alguien de la oposición en cualquier gobierno, europeo, nacional, autonómico, municipal o de barrio sabe cómo fabricar más mascarillas, geles y reactivos para analíticas, ¡que lo haga! Decir que los que están en el otro lado no saben es obvio y no aporta nada. Me da igual el color. No es el momento de dividir sino de sumar.