Mugatik

Cierre de mugas

26.01.2021 | 00:39
Mugatik, por Aingeru Epaltza

Desde el día 14 de este mes, los nueve pasos fronterizos que tiene Navarra con Iparralde se han visto reducidos a tres. Algo que para el vicepresidente del Gobierno Foral, el socialista Javier Remírez, "no supone un problema", pero para los habitantes de la frontera sí. La decisión la ha tomado el gobierno francés, para "controlar la inmigración ilegal" y "reforzar la lucha antiterrorista". El cierre galo afecta también a dos pasos con Gipuzkoa, uno con Aragón y cinco con Cataluña. En Navarra, solo quedan abiertos Ibardin, Dantxarinea y Arnegi. Por contra, los usuarios de los pasos de Lizuniaga (Bera), Lizarrieta (Etxalar), Venta Berruet (Baztan-Zugarramurdi), Izpegi (Baztan) y Aldude (Baztan-Erro) encuentran ahora una barrera que les impide continuar y un cartel que los conmina a no hacerlo. La decisión afecta a gente que trabaja al otro lado de la frontera o debe desplazarse para el cuidado de familiares, a ventas que viven del intercambio comercial con Laburdi y Baja Navarra, y a personas que, simplemente, se ahorran muchos minutos de viaje pasando por territorio oficialmente francés en sus movimientos habituales. Un zugarramurdiarra que trabaje en las industrias de Bortziri tarda 20 minutos en llegar a Etxalar uniendo Berruet con Lizarrieta. El mismo trayecto por la N-121 supone casi una hora. De la misma forma, a la beratarra que trabaja en Kanbo (Laburdi), pasar la muga por Ibardin en vez de hacerlo por Lizuniaga le supone no menos de media hora más de viaje. Son casos reales, que Remírez o no se imagina en su despacho pamplonés o ni más ni menos se la soplan. El lehendakari Urkullu ha enviado una carta al primer ministro francés, Jean Castex, y al jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, mostrándoles su preocupación y ofreciendo alternativas. No se tiene noticias de iniciativas parecidas por parte del Gobierno de Navarra.

Más información

noticias de noticiasdenavarra