COVID-19
Rueda de prensa de asociaciones hosteleras de Navarra este mediodía
Editorial DE DIARIO DE NOTICIAS

Dónde queda la justicia entre tanta injusticia

Miles de personas se dieron cita ayer en Pamplona en el acto de solidaridad y apoyo a los jóvenes de Altsasu, en una concentración que coincidió con la celebrada en Barcelona contra la sentencia contra los líderes soberanistas

10.02.2020 | 10:39

Miles de personas se dieron cita ayer en Pamplona en el acto de solidaridad y apoyo a los jóvenes de Altsasu, en una concentración que coincidió con la celebrada en Barcelona contra la sentencia contra los líderes soberanistas.

Iruñea y Barcelona se unieron ayer en un clamor multitudinario contra las últimas sentencias del Tribunal Supremo que, salvando las distancias de los casos que juzgan, han acabado condenando a desproporcionadas y elevadas penas de prisión tanto a los jóvenes de Altsasu, entre 1 año y medio y 9 años y medio, como a los líderes independentistas catalanes, entre 9 y 13 años de cárcel. Dos muestras claras de lo que ha sido y sigue siendo un atropello judicial, político y mediático. En respuesta a todo ello miles de personas se concentraron ayer en Pamplona en los alrededores del Palacio de Justicia para pedir, y hacerlo precisamente en ese marco, una vez más justicia y proporcionalidad en el caso de Altsasu; personas representantes de la sociedad en su pluralidad que quisieron con su presencia seguir arropando a las familias de los condenados en este largo camino judicial de tres años, al tiempo que se unían una vez más en la petición unánime de justicia; justicia y respeto a los derechos humanos, algo tan básico como esencial e imprescindible en un Estado de derecho. Rechazo social también a la judicialización de la política y a la politización de la judicatura, algo que nunca debería darse en democracia y que ha conseguido abrir una brecha insalvable de descrédito y de confianza ente la sociedad y la Justicia. La concentración de ayer, que se suma a otras manifestaciones multitudinarias celebradas en este duro proceso tanto en Altsasu como en Pamplona, fue más intensa y emotiva por ser ya tras la sentencia del Tribunal Supremo y coincidir en el tiempo con la que se celebraba en Barcelona en rechazo a otra desproporción judicial. Por ello lanzaron desde Pamplona "un abrazo especial al pueblo de Catalunya que nos ha apoyado en este camino y está sufriendo de primera mano la misma injusticia y las mismas mentiras". En ambas, numerosos representantes políticos se unieron a la sociedad civil. A la concentración de Pamplona, convocada por los colectivos de familiares y amigos Altsasu gurasoak y Altsasukoak ASKE, acudieron integrantes de EH Bildu, Geroa Bai, Podemos, I-E, Sortu, EA o PNV, entre otros, además de sindicatos, colectivos, asociaciones y administraciones del ámbito local. Lo que quedó de nuevo claro ayer es que la reivindicación de justicia y la solidaridad sigue tan fuerte como al principio, porque la gran mayoría de las personas que salieron a la calle lo que siguen reclamando es que la Justicia vuelva a su carril, en la instancia que sea, para evitar más atropellos judiciales.