Incendios en el Amazonas

10.02.2020 | 02:00

La oleada de incendios en el Amazonas ha desencadenado una crisis diplomática, además de la ambiental. "Nuestra casa se quema", tuiteaba Macron. Desde Brasil, Bolsonaro le acusaba de colonialismo. El mismo tipo de reproches que dirige a las ONG, a las que ha llegado a culpar de los incendios. Se trata del penúltimo episodio de una caza de brujas contra quienes critican la permisividad ante la destrucción del Amazonas, por una política que antepone los intereses de la minería y la agroindustria, política que también promueven en Bolivia, pero que ahora no interesa denunciarlo. Bolsonaro no solo ha destituido a los responsables de las agencias medioambientales, sino también al director de la agencia estadística por divulgar que la deforestación se ha más que triplicado en el último año.