Víctimas del amianto

14.01.2020 | 06:16

desde la Asociación de Ayuda a las Víctimas de Amianto de Navarra, queremos hacer un pequeño balance de nuestra actividad durante el pasado 2019 y nos ayudéis a dar visibilidad a una lacra que cada vez se está llevando más vidas.

Uno de los objetivos fundacionales de nuestra asociación es dar visibilidad al problema del amianto y sensibilizar a los trabajadores, empresas y a la sociedad navarra en general de la problemática semioculta que nos afecta a todos. Para ello, siempre es necesario contar con el apoyo de los medios de comunicación, ya que siendo un problema social sois de vital importancia para visibilizar esta epidemia siendo nuestro altavoz ante este gran desconocido.

Algunos datos, que son solo la punta del iceberg, dan una idea de la gravedad y magnitud del problema:

-El amianto está prohibido en 50 países pese a que aún se comercializa en 150.

-Hay 125 millones de trabajadores expuestos y en las próximas décadas se producirán 107.000 muertes al año en el mundo.

-En el Estado se calcula que ha habido 40.000 muertes por esta causa y habrá otras 40.000 en las próximas décadas.

-El amianto causa uno de cada dos cánceres laborales. Según cifras oficiales en Navarra hay más de 3.000 trabajadores que han estado expuestos, 200 presentan alteraciones pulmonares.

Pese a estos datos, se calcula que todavía quedan en el estado 80.450 km de tubería y cerca de 8,5 millones de toneladas de placas.

Comenzamos el año ya con la primera muerte por amianto en Navarra. En esa dirección, hemos ido informando de los distintos pasos y procesos que se han ido dando, realizando reuniones y asambleas en distintas empresas y zonas de Navarra, con asesoramiento y ayuda a afectados y familiares, con el reparto de dípticos en los hospitales y centros de salud, con reuniones con distintos estamentos de las administraciones públicas, nuestra asamblea anual, participación en el congreso internacional de asociaciones del amianto, etcétera. En ese sentido creemos que se ha dado un importante paso adelante.

La implicación de las administraciones es otro de nuestros grandes objetivos. Por lo que hemos mantenido reuniones con Seguridad Social, servicios especializados de la sanidad pública, Salud Laboral, a los que agradecemos su receptividad, y especialmente a Salud Laboral con su dirección a la cabeza para su implicación y compromiso. Esperamos que la nueva dirección siga apoyando y siga por la misma senda.

Nuestra función como asociación no es fiscalizar, pero sí coadyuvar al cumplimiento y mejora de los protocolos para la detección precoz de la enfermedad, la coordinación y el acortamiento de plazos para la mejor asistencia a los afectados, y que la inclusión en el Pivistea -relación de afectados por el amianto- se extienda a todos los afectados.

-Investigación. Tiene gran importancia desde sus dos vertientes, aminorar/neutralizar los perniciosos efectos de las enfermedades del amianto por distintos caminos, y mayor inclusión en enfermedades profesionales; se han ido reconociendo el cáncer de pleura, pericardio, pulmón, laringe, esófago, ovarios y asbestosis; hay científicos que demuestran que el cáncer de la sangre está relacionado con el amianto. Si bien es cierto que entre más amplio y a mayor nivel sea el organismo público que la desarrolle, no lo es menos que la investigación a cualquier nivel ayuda. Por lo que pedimos al Gobierno de Navarra su máxima implicación a través del Servicio Navarro de Salud.

-Fondo de compensación: para evitar el largo y complicado proceso que deben seguir los afectados, y en la mayor parte de los casos la abusiva utilización judicial por parte de las empresas, o empresas desaparecidas, es necesaria la creación del citado fondo que corrija esta situación.

-Desde la asociación Asviamie del Parlamento de la Comunidad Autónoma Vasca se planteó una proposición de ley que se acaba de admitir a trámite en el Congreso de Diputados para su definitiva aprobación, unas veces por la oposición de algunos partidos políticos y otras por la interinidad del Parlamento el fondo de compensación sigue paralizado a día de hoy. Ahora mismo está en 1ª línea para salir a debate, y esperamos que con la composición del nuevo gobierno tenga una rápida tramitación y aprobación, contando con la implicación directa de un compañero de Asviamie.

-Plan de desamiantado: En los distintos foros en que hemos participado desde nuestra fundación, siempre hemos planteado la necesidad de dicho plan ya que el amianto no solo está en empresas, sino en cubiertas, aislantes, canalizaciones, una estimación de unos 3.600 productos.

Por eso aplaudimos y agradecemos la aprobación y puesta en marcha del Plan Director para el desamiantado desde este mismo año y con una duración hasta el año 2032, con un presupuesto de 240 millones de euros, por el anterior Parlamento y gobierno y sus departamentos implicados, con una financiación y plazos concretos de ejecución -y que es pionero a nivel estatal- merece nuestro reconocimiento y felicitación. Esperamos el cumplimiento de este. Las enfermedades del amianto no son ni una plaga ni un castigo divino, las corporaciones empresariales conocían su peligrosidad, sin embargo, debido a su versatilidad y bajo coste lo han utilizado importándoles poco la salud de los trabajadores, contando con la laxitud de las leyes y las administraciones. Por eso sí hay responsables. Somos una asociación sin ánimo de lucro, totalmente independiente que no recibe ninguna financiación o aportación que no sea de sus simpatizantes o asociados, aceptamos cualquier idea, tan solo nos guía la defensa de cualquier afectados frente a empresas o burocracia de las diferentes administraciones.

Para cualquier pregunta no dudéis en contactar con nosotros llamando al 699 980 933, estaremos encantados de aclarar cualquier duda puesto que esto se haga público es muy importante para la asociación y para la sociedad.

El autor es vicepresidente de Adavan