Inversiones, residuos y MCP

29.05.2020 | 00:25

Esta semana la MCP está presentando el anteproyecto del Centro de Tratamiento de Residuos ante grupos y público en general. Se trata de una inversión que se irá a los 70 millones de euros, terrenos incluidos. Y también va a aprobar y licitar en breve el sistema de contenedores con tarjeta para la recogida diferenciada de residuos, otros 8 millones. Qué inversiones, ¿verdad?. Pues sí, pero resulta que son imprescindibles y, si me apuran, en tiempos de crisis más aún.

Por diferentes motivos la Comarca de Pamplona lleva diez años incumpliendo normativas de tratamiento de residuos, enterrando cada día 35 camiones de materia orgánica y materiales no recuperados que se deberían de separar y tratar correctamente. Materiales que se pudren lentamente bajo tierra y que emitirán gases invernadero y lixiviados durante 30 años. Esto no puede seguir así. Estamos en el pelotón de los mediocres del Estado en la recuperación de la materia orgánica y cada día de retraso en solucionarlo cuenta. Para ello, antes de tratarla, tenemos que recoger de forma separada esa materia orgánica de las casas para que no se junte y se contamine con otros residuos. Materia orgánica de la que debemos extraer toda la energía posible y hacer un compost de calidad con el que enriquecer nuestras tierras, y no producir gases que destruyen el clima y el planeta. Podemos y debemos convertir este problema en un recurso.

Hoy vuelven a surgir voces que piden la paralización de estos proyectos. Pero la carrera ya está lanzada y no vamos a frenar, porque es nuestra obligación. Por el medio ambiente, por supuesto. Y también porque nos obligan todas las leyes forales, estatales e internacionales. Y también por dinero, ya que esta situación supone un desangrado en sanciones y tributos de utilización de vertedero. Millones de euros que paga la ciudadanía con sus impuestos y tasas.

Vamos a implantar en estos próximos tres años un sistema que separará eficientemente los residuos y una planta que recuperará de ellos materiales y energía suficiente para mover los camiones de recogida y los autobuses del transporte. Es decir, transportaremos y trataremos los residuos con la propia energía contenida en ellos, sin tener que importar energía fósil del otro lado del mundo. Vamos a ponernos a la cabeza del Estado y al nivel de sociedades avanzadas europeas.

Y en estos tiempos de crisis y paralización, vamos a movilizar 80 millones de euros en obras e instalaciones, necesarias y ajustadas a lo que necesitamos. Y lo podemos hacer porque no se ha gastado en ocurrencias lo que no hemos podido invertir hasta ahora. Por supuesto que buscaremos todas las ayudas posibles, navarras, estatales y europeas.

Escucharemos otras opiniones, muchas bien intencionadas, que propondrán otras prioridades y otras soluciones, que sugerirán otras inversiones, pero ya se ha pasado el tiempo, muchos años sin afrontar este reto, sin tomar decisiones. Vamos tarde y debemos cumplir. Esto ahora es lo más urgente.

Por el clima, por el medio ambiente, por las leyes, por convencimiento y también por la economía y la sociedad navarra, claro que sí.

El autor es presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

Por el clima, por el medio ambiente, por las leyes, por convencimiento y también por la economía y la sociedad navarra, claro que sí

Estamos en el pelotón de los mediocres del Estado en la recuperación de materia orgánica y cada día de retraso en solucionarlo cuenta