OSASUNA la actualidad

Agotadas las entradas ante el Zaragoza

Solo quedarán disponibles las localidades que liberen los socios a través del sistema de cesión de abonos

08.02.2020 | 20:20
El Sadar volverá a llenarse de aficionados para recibir al Zaragoza.

Ahora solo quedarán disponibles aquellas localidades que liberen los socios a través del sistema de cesión de abonos

Pamplona - Esta mañana, a las 9:45 horas, se han agotado las entradas para el encuentro que el próximo sábado disputarán el Club Atlético Osasuna y el Real Zaragoza en el estadio de El Sadar (20:30 horas), informa el club rojillo. Ayer se realizó la venta solo para socios y simpatizantes, en la que se despacharon la práctica totalidad de las entradas, quedando únicamente para hoy unas 150 aproximadamente.

Hoy la venta se abría al público general y, en apenas 15 minutos, se han agotado. A partir de ahora solo se venderán aquellas que vayan liberando los socios mediante el sistema que permite, desde la web del club, ceder la localidad al club si el socio no puede acudir al partido. Osasuna comprará todas esas localidades y abonará 10 euros al socio en forma de descuento en la renovación del carnet de la próxima temporada, con un máximo del 40% del precio del abono.

La de este fin de semana será la segunda vez en esta temporada en la que se agoten las localidades del estadio de El Sadar. Ya ocurrió ante el Cádiz C. F., cuando además de todo el papel, se vendieron también 450 localidades cedidas por los socios. Frente al Granada se quedaron sin vender el 1,5% de los asientos disponibles, una cifra muy similar a la de partidos como el del Real Mallorca o el Real Sporting. De los 238.875 asientos que sumando los 13 partidos han sido puestos a la venta (incluyendo el del Real Zaragoza), el club ha vendido 224.373, por lo que únicamente se han quedado sin vender el 6% de las localidades del estadio. Un porcentaje que todavía es menor si se tienen en cuenta las casi 2.000 localidades cedidas por socios a lo largo de la temporada y que, por lo tanto, han sido doblemente vendidas.

En medio de toda la vorágine de las votaciones para la reforma del estadio, la primera plantilla de Osasuna volvió al trabajo centrada en el importante encuentro del sábado contra el Zaragoza.

En una semana en la que las votaciones, ruedas de prensa explicativas y demás se están llevando el foco deportivo, Arrasate recordó, con tono amable, como siempre, que este sábado Osasuna se juega mucho en un encuentro muy importante contra un rival que va a más como el Zaragoza.

Los jugadores rojillos completaron en Tajonar una sesión en la que, para empezar, todos los componentes del equipo realizaron ejercicios para la mejora técnica y posesiones. Después, el equipo rojillo se dividió en dos grupos. Por un lado, los jugadores que más minutos disputaron en el encuentro del pasado domingo en Soria realizaron trabajo de recuperación. Por su parte, el resto del grupo se ejercitó a través de finalizaciones y partidos en campos reducidos.

Luis Perea, Javi Martínez y Lillo trabajaron de forma individual con aumento progresivo de la carga. En el caso de Lillo, el jugador se ejercitará de forma individual durante toda la semana con el objetivo de adquirir el ritmo necesario antes de volver con el grupo. Además, Nacho Vidal realizó menor carga de trabajo.

Por su parte, Rubén García continuó con su readaptación en el gimnasio y comenzó a realizar carrera continua sobre el terreno de juego, aunque sin tocar aún balón. El centrocampista, fundamental en el esquema de Arrasate, está evolucionando mejor de lo esperado y, aunque es complicado, no está ni mucho menos descartado para el encuentro del sábado. Sería importante, aunque luego estuviese en el banquillo, para dar más alternativas al ataque rojillo.

Hoy, el equipo completará una nueva sesión para preparar el duelo del próximo sábado frente al Real Zaragoza. La sesión se realizará a puerta abierta en las instalaciones de Tajonar y dará comienzo a las 10.30 horas.