‘Overbooking’ en el Levante

Primera División | Ficha al exrojillo Sergio León por unos 2 millones, negocia por Gonzalo Melero y tiene más de 30 jugadores en plantilla

09.02.2020 | 14:42
Sergio León, durante su etapa como jugador de Osasuna.

PAmplona - El Levante, el equipo desde el que aterrizó Rubén García en Osasuna el pasado verano y que a partir del 1 de julio tiene la posibilidad y la intención de recuperar al futbolista valenciano casi de forma gratuita, es uno de los clubes de Primera División que más activo se está mostrando en la incorporación de jugadores de cara al próximo curso. A una plantilla ya de por sí muy poblada -tiene más de 30 futbolistas en la actualidad-, hay que añadir al extremo portugués Hernani Jorge Santos, cuya contratación cerró el Levante el pasado mes de febrero al concluir su contrato con el Oporto al final del presente ejercicio, y al exrojillo Sergio León, cuyo fichaje anunció ayer -previo pago de unos dos millones de euros al Betis por su traspaso, según informó el rotativo valenciano Superdeporte-. Y no queda ahí la cosa, ya que también ha trascendido que el Levante está negociando con el Villarreal la contratación de Gonzalo Melero, que este curso ha jugado en el Huesca en calidad de cedido, y también trabaja para retener en su plantel a tres de los jugadores con los que ha contado a préstamo esta temporada: Borja Mayoral, Rober Pier y Rubén Vezo. Un overbooking en toda regla del que Osasuna podría sacar tajada.

En este sentido resulta preciso recordar que Rubén García (Xátiva, Valencia, 14/7/1993) recaló en el conjunto navarro el pasado verano. Lo hizo después de que la entidad rojilla y el Levante, su club de origen, alcanzaran un acuerdo por el que Osasuna se hizo con los servicios del futbolista hasta 2021 sin pagar traspaso alguno, aunque el club granota se guardó el derecho de recuperarle sin apenas coste al finalizar el presente ejercicio -cláusula que podrá ejecutar entre los próximos 1 y 5 de julio-, así como el 50% de los derechos económicos del jugador. Después de la excelente campaña completada por Rubén García -ha participado activamente en el ascenso de Osasuna, aportando, entre otras muchas cosas, 7 goles y 14 asistencias-, el club navarro ya sabe que el Levante va a repescar al futbolista, aunque, como publicó recientemente Superdeporte, no tiene asegurada la titularidad.

Tanto Jagoba Arrasate, como Braulio Vázquez y Luis Sabalza, entrenador, director deportivo y presidente de Osasuna, respectivamente, ya han dejado bien claras las intenciones de los rojillos, que pasan por intentar retener a Rubén García en Pamplona, un asunto que, no obstante, no le va resultar sencillo a la entidad navarra. De momento, Osasuna se encuentra a la espera de que el Levante ejecute la cláusula para recuperar al futbolista y también a que el propio Rubén García tome una decisión sobre su futuro.

El futuro de Rubén GArcía También resulta conveniente recordar que Rubén García se formó como futbolista en la cantera del Levante, una circunstancia que complica aún más el asunto. El jugador valenciano se debate ahora entre regresar a su club de origen, una preferencia que nunca ha escondido, pero también ha asegurado públicamente que le gustaría seguir en Osasuna, donde se ha sentido valorado como deportista y también como persona. Por eso, a Osasuna le va a tocar esperar para conocer si puede retener a Rubén García. Aunque parece que Levante y Osasuna están condenados a entenderse, lo que tienen claro desde el club navarro es que no pueden ni deben hacer un desembolso muy elevado por un jugador al que desde Cope Valencia ya le han puesto un precio de salida: 3,5 millones. Se presume un verano largo. - D.N.