Contra las estadísticas

Osasuna de los 380 encuentros disputados en Primera, solamente en 39 de ellos se volteó el marcador (un 11%), una media por debajo de la que han presentado los rojillos (16%)

09.02.2020 | 18:50
Roberto Torres celebra ante el Alcorcón uno de los cinco goles con los que ha cerrado las remontadas.

pamplona - Remontar un encuentro en Primera División se ha convertido en una misión imposible esta temporada, pues de los 380 encuentros que se han disputado, solamente en un 11% de ellos (39) se volteó el marcador, un registro menor del que ha presentado Osasuna (16%), pero al que deberá que hacer frente la próxima campaña.

Y es que, una de las claves que ha del exitoso paso por la categoría de plata del conjunto dirigido por Jagoba Arrasate ha sido la fe que ha mostrado el equipo, que ha pelado los partidos hasta el final, y muchos han sido los puntos que los navarros han obtenido en los últimos minutos, tanto en victorias, como en empates, habiendo dado la vuelta al marcador en su gran mayoría.

Así las cosas, siete son los encuentros que los rojillos han remado a contracorriente para terminar llegando a buen puerto. Málaga -en dos ocasiones-, Extremadura, Alcorcón, Cádiz, Deportivo y Elche fueron testigos de la fe de ese equipo que iba lanzado, no solo a por el ascenso, sino a por el primer puesto. A este dato hay que añadir que en otros cuatro choques los rojillos se quedaron a las puertas de conseguir la voltereta: en Zaragoza y Soria los rojillos empataron a un gol, mientras que en Albacete y Lugo, la igualada fue de dos tantos. Además, 5 de las 7 volteretas han tenido un denominador común, pues Roberto Torres ha cerrado con sus goles el marcador en las cinco ocasiones. El canterano ha firmado el gol de la victoria ante el Málaga, en Extremadura, ante el Alcorcón, ante el Cádiz y en Elche.

la dificultad de primera En la máxima categoría nacional, los equipos que han recibido el gol que ha abierto el tanteador en este reciente campeonato solo han logrado remontar y sumar la victoria en un once por ciento de las ocasiones, según un estudio realizado por el Centro de Historia y Estadística del Fútbol Español (CIHEFE).

El estudio titulado "El que da primero... da dos veces... 2018/19", elaborado por el historiador del fútbol José del Olmo, concluye que existe "una relación muy estrecha" en la máxima categoría del fútbol español entre marcar primero y confirmar la victoria, aunque la garantía de ganar no llegue a ser completa.

Según las cifras del trabajo realizado sobre los 380 encuentros del último campeonato de Liga, en la campaña 2018-2019 se registraron 110 empates, lo que supone que los 270 partidos restantes concluyeron con un vencedor.

De esos 270 encuentros, 231 acabaron con el triunfo del conjunto que abrió el marcador (65% del total de los 380 partidos jugados a lo largo del año), mientras que en los 39 restantes hubo remontada (11% del total).

En la última temporada, las dificultades para remontar han estado condicionadas por el incremento del número de empates, pero han sido superiores a las del campeonato anterior. En la Liga 2017/18 la cifra fue del nueve por ciento de los casos.

Este registro, el más bajo de los último años, contrasta con el más alto, el del 22 por ciento de remontadas en la campaña 2012-2013. Además, Del Olmo señala en su informe que abrir el marcador en casa garantiza en un 94% la posibilidad de no perder.

El análisis también contempla la hipótesis del desarrollo de la competición si los partidos hubieran acabado con un "gol de oro", es decir, en el momento en el que se anotara el primer tanto del encuentro, o con empate a cero tras los noventa minutos de juego.

En esta situación hipotética, el campeón de la última Liga habría sido el Atlético de Madrid con 79 puntos, seguido por el Barcelona (77), Espanyol (73), Valencia (66), Athletic de Bilbao (66) y Getafe (61), con el Real Madrid en séptima posición con 59.

Por otra parte, los tres conjuntos que habrían perdido la categoría habrían sido el Celta (45 puntos), el Huesca (39) y el Valladolid (31).

Otra de las conclusiones del estudio es que la capacidad para remontar es decisiva para definir el título de Liga y prueba de ellos es el caso del campeón Barcelona.

El equipo de Ernesto Valverde empezó perdiendo en once ocasiones, pero solo cayó definitivamente en dos de esos once partidos, pues hasta en cuatro veces llegó a remontar y en cinco al menos consiguió la igualada, lo que contribuyó a sus buenos resultados finales.

El futbolista "abrelatas" de la temporada, el que más veces ha puesto el 1-0 o el 0-1 en el marcador, ha sido el espanyolista Borja Iglesias, que lo logró en nueve ocasiones, igualado con el jugador del Girona Cristian Stuani, aunque los goles del futbolista uruguayo no dieron lo suficiente de sí como para que el equipo mantuviera la categoría.

los detalles

7 remontadas. La fe de Osasuna de competir hasta el final los partidos ha visto cómo le ha hecho voltear el marcador en 7 de las 42 jornadas que ha disputado (un 16%).

En Primera, 39. Esta temporada, de los 380 partidos de la máxima categoría, solamente en 39 (11%) se remontó el resultado inicial.

Torres, 5 de 7. De los 7 encuentros en los que Osasuna ha remontado el marcador, en 5 de ellos el tanto de la victoria lo anotó el canterano de Arre.

Borja Iglesias, el 'abrelatas'. El delantero del Espanyol, Borja Iglesias, ha abierto el marcador en 9 ocasiones esta temporada en Primera División.