El turno de los testigos

Juicio / La vista oral del caso Osasuna se reanuda hoy con las declaraciones de Sabalza, Baile y varios policías, entre ellos quien dirigió la investigación

27.01.2020 | 06:16
Luis Sabalza y Pedro Baile, que declaran hoy como testigos, antes de una asamblea de Osasuna.

Pamplona - Tras una primera semana dedicada a las cuestiones previas y a la declaración de los once acusados, el juicio por presunto amaño de partidos, apropiación indebida y otros delitos que se celebra en la Audiencia de Navarra se reanuda hoy mismo con la declaración como testigo del actual presidente de Osasuna, Luis Sabalza. Se trata de una sesión que comienza a las 9.30 horas y en la que también está prevista la declaración de Pedro Baile, directivo de la junta de Sabalza durante la etapa inicial de la misma, así como las de varios policías que participaron en la investigación del caso Osasuna, incluido quien la dirigió y que en la actualidad ejerce el cargo de director de integridad de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

El proceso judicial, que se prolongará hasta el próximo 28 de febrero, comenzó el pasado lunes con el tribunal escuchando y resolviendo las cuestiones previas planteadas por todas las partes personadas en la causa (acusaciones y defensas), mientras que no fue hasta un día después, el martes, cuando el exgerente Ángel Vizcay abrió el turno de las declaraciones de los acusados. Lo hizo, como ya ocurriera durante la instrucción del caso, insistiendo en que con Miguel Archanco como presidente de Osasuna se amañaron tres partidos y se pagaron primas a terceros en otros tres en las temporadas 2012-13 y 2013-14, incluyendo en este listado los pagos al Betis por ganar al Valladolid (400.000 euros) y por perder en Pamplona (250.000) que ahora se están juzgando. Como novedad, Vizcay dijo que se lo contó todo a Javier Tebas, el presidente de la LFP, porque "él ya tenía pistas".

El exgerente también aseguró que nunca tuvo responsabilidades económicas en Osasuna de 2012 a 2014 y señaló que esas decisiones las tomaban personas como el tesorero o el contable, aunque el entonces tesorero, Sancho Bandrés, indicó en el juicio que él no libraba los pagos, no facturaba y no controlaba el movimiento de caja. Vizcay, que aparece como el principal señalado a la hora de confeccionar las facturas y el contrato con la empresa Flefield, adonde se justificó la salida de 1,4 millones de euros de las arcas de Osasuna, declaró en la vista que la confección de estos documentos la pudo efectuar el contable Tomás López y que el contrato se lo había entregado Ángel Ardanaz, actual gerente de Osasuna, ambos con acceso al ordenador de Vizcay, que en su declaración dijo que conocían sus claves y accedían a su terminal.

El expresidente del club, Miguel Archanco, volcó en su declaración las responsabilidades económicas en Vizcay y dijo que todas las retiradas de efectivo se hicieron a iniciativa del exgerente. En cualquier caso, lo que sí admitió Archanco fue una prima al Betis por ganar al Valladolid. Fue la primera vez que lo hacía en los cinco años que dura ya este proceso. Los exdirectivos Txuma Peralta y Juan Pascual también reconocieron esto.

Uno de los tres exjugadores del Betis imputado, Antonio Amaya, admitió haber negociado una prima por ganar al Valladolid, pero que nunca llegaron a recibir dinero alguno. En cambio, sus excompañeros y también acusados Jordi Figueras y Xavi Torres señalaron en sus declaraciones que nunca habían cobrado de otros equipos por ganar, empatar o perder.

La reanudación del juicio se va a producir hoy mismo con la declaración como testigo de Luis Sabalza, actual presidente de Osasuna. Lo hace como representante del club navarro, que comparece en el proceso como acusación particular contra el exgerente, los cuatro exdirectivos encausados, el exdirector de la Fundación Osasuna (Diego Maquírriain dijo que llevó 400.000 euros a Sevilla, pero sin saber que eran para primar al Betis por ganar al Valladolid) y los dos agentes inmobiliarios (Albert Nolla y Cristina Valencia). En este sentido Osasuna reclama a los procesados 2,5 millones de euros como responsabilidad civil, mientras que el juez instructor cifra en 2,2 millones el dinero desaparecido de las arcas del club. - Efe/J.L.

La hora de los indicios. El juicio del caso Osasuna se reanuda hoy con el inicio de las declaraciones de los testigos, sesiones clave en las que se van a tratar asuntos relacionados con los informes y los indicios que han llevado a los once imputados hasta el banquillo de los acusados por, entre otras cosas, lo que ocurrió en el tramo final de la temporada 2013-14, en concreto, en el Betis-Valladolid (4-3) y en el Osasuna-Betis (2-1), y por las salidas de dinero sin justificar de las arcas del club navarro.