Oier, duda por la espalda

Actualidad el capitán sigue sin entrenarse por las molestias lumbares del miércoles

07.02.2020 | 06:17
Cata, Braulio (de espaldas), Alkiza y Arrasate charlaron ayer al acabar el entrenamiento.

Pamplona - Oier sigue siendo duda a pocos días del encuentro contra el Real Madrid. El capitán no saltó ayer al césped tras seguir teniendo las molestias lumbares que le hicieron retirarse en el entrenamiento del pasado viernes.

La presencia de Oier tiene mala pinta de cara a este domingo. El centrocampista de Osasuna volvió a no entrenarse ayer por las molestias lumbares que ya le hicieron retirarse de la sesión del miércoles.

Y el problema no son esas molestias físicas, que todo apunta que estarán solucionadas para el domingo, sino que el capitán lleva fuera de acción más de dos semanas por su lesión muscular, por lo que acumularía otra semana más fuera y lógicamente no podría recuperar el ritmo adecuado para un partido tan físico como el del domingo.

Barja sigue avanzando Kike Barja volvió a realizar carrera continua sobre el terreno de juego en compañía del readaptador. El extremo incluso realizó algún golpeo suave al balón. En el club siguen muy satisfechos por la evolución que está teniendo. Por su parte, Juan Pérez se tuvo que ejercitar en solitario en el gimnasio a causa del esguince de tobillo que sufrió el pasado miércoles. Es baja segura para este encuentro y habrá que ver cuándo puede volver, dependerá de su evolución. Por segundo día consecutivo, Rubén Martínez se ejercitó con el grupo ya con el alta médica. Los futbolistas rojillos trabajaron a través de ejercicios para la mejora de la técnica, rondos, posesiones y partidos donde se pudo ver alguna opción para el once, aunque como siempre, Arrasate guardó bien sus cartas y mezcló a todos los jugadores. Lo que parece claro es que mantendrá el esquema típico, con un hombre de referencia arriba y otro por detrás de él.

El equipo se ejercita a partir de las 10.30 horas en Tajonar. La sesión se desarrollará en su práctica totalidad en el interior de las instalaciones, tal y como es habitual dos días antes de cada encuentro. La sesión de mañana será a puerta cerrada en El Sadar.