13 años sin conquistar una Catedral cambiada

15.02.2020 | 08:41
Foto del último triunfo en San Mamés, con Iñaki Muñoz celebrando el segundo de los tres goles que Osasuna marcó en la campaña 2006-2007.

Osasuna visita Bilbao, donde solo ha ganado dos veces en el siglo XXI y un lugar que alberga varios recuerdos difíciles

La visita a San Mamés siempre es algo especial para todos los clubes de Primera, y más en el caso de Osasuna por la rivalidad regional y deportiva que ha existido con el Athletic. No tanto por las disputas de plazas europeas o por títulos, sino por la política de fichajes que el club rojiblanco ha realizado y que todo el mundo conoce.

La Catedral se puede considerar un estadio de grandísima dificultad para Osasuna. Solo dos triunfos en este siglo XXI lo atestiguan. Pero el encuentro que más refleja lo que han sido las visitas del cuadro rojillo al feudo rojiblanco ocurrió en la temporada 2004-2005. Un 22 de enero de 2005, para ser más exactos.

Y fue uno de los partidos más frustrantes para cualquier seguidor de Osasuna. Lo fue porque, tras una buena primera parte y un grandísimo inicio de la segunda, los rojillos ganaban 0-3 antes de la hora de partido gracias a los tantos de Pablo García, Pierre Webó –un golazo desde lejos– y Patxi Puñal, en lo que parecía un triunfo estelar de los de Javier Aguirre ante un rival que estaba peleando por Europa.

El final no fue así. Yeste, el exosasunista Tiko y Julen Guerrero gafaron la noche para Osasuna. Era difícil de creer que, con ese resultado, el cuadro navarro dejase escapar una victoria tan clara. A pesar de ello, la final de la Copa del Rey esperaba en Madrid ante el Betis.

Osasuna se vengó de ese resultado dos temporadas después, en un escenario totalmente cambiado, pues tanto el equipo dirigido entonces por José Ángel Ziganda como los bilbaínos estaban sumergidos en la pelea por la permanencia. Sobre todo el Athletic, envuelto en el "bienio negro", una de las peores épocas de su historia y que casi miraba a Segunda.

En este caso, los rojillos no fallaron en una noche en la que José Izquierdo silenció San Mamés con un jugadón que finalizó en el que sería el gol de un 0-3, ahora sí, definitivo, posterior a los tantos de Iñaki Muñoz, de penalti, y de David López, que poco después cambiaría de bando.

sin triunfo desde 2007 Sin embargo, desde aquella exhibición, la savia del triunfo no ha vuelto a ser saboreada por Osasuna en la capital vizcaína, coincidiendo también con el resurgir rojiblanco. Tan solo dos empates, en las campañas 2007-08 y 2016-17, que se conjugan con derrotas tan dolorosas como la del 2010, en el que Carlos Gurpegui marcó el tanto del triunfo ante Ricardo cuando el pitido final estaba a punto de llegar.

Eso sí, en la nueva Catedral, estrenada en 2013, el cuadro rojillo no conoce la derrota. Bien es cierto que no la visitó en su primera temporada –por obras jugó en Anoeta en agosto de 2013, con derrota por 2-0– y que justo el equipo navarro perdió la categoría.

El primer enfrentamiento no sería ante el Athletic, sino ante su filial: un empate a cero en mayo de 2016. Y sería frustrante, pues sería ante un Bilbao Athletic colista y con Osasuna apurando para llegar al play off. Además, Nauzet tuvo que ser protagonista con varias intervenciones salvadoras que evitaron el gol local.

Diferente fue el estreno ante los leones de verdad pocos meses después, en el último precedente en el Nuevo San Mamés. Sería en octubre de 2016. Osasuna, todavía dirigido por Enrique Martín Monreal, daría una gran imagen tras un mal inicio de temporada que acabaría siendo la tónica de un año maldito. Oriol Riera adelantó a los rojillos, ese día ataviados de verde oscuro. Eso sí, la alegría duraría cinco minutos... y la rompería un osasunista clásico como Raúl García. Empate a uno que dejaba frustrado a los locales, y satisfecho a Osasuna. Veremos si mañana se vive una historia similar o si, al fin, los registros cambian 12 años después y La Catedral deja de ser un dolor de cabeza para las aspiraciones rojillas.

los datos

Un nuevo campo sin derrota. Osasuna ha logrado salir indemne de sus dos visitas al Nuevo San Mamés. Ambas, en 2016: 0-0 ante el Bilbao Athletic en mayo y 1-1 ante el Athletic en octubre.

Dos goles en 13 años. La mala estadística va acompañada de pocos goles. Solo Riera, en 2016, y Nekounam, en 2011, perforaron la portería rojiblanca en Bilbao.

VISITAS A SAN MAMÉS EN EL SIGLO XXI

Athletic 1-1 Osasuna 2016-2017

Athletic 1-0 Osasuna 2012-2013

Athletic 3-1 Osasuna 2011-2012

Athletic 1-0 Osasuna 2010-2011

Athletic 2-0 Osasuna 2009-2010

Athletic 2-0 Osasuna 2008-2009

Athletic 0-0 Osasuna 2007-2008

Athletic 0-3 Osasuna 2006-2007

Athletic 1-0 Osasuna 2005-2006

Athletic 4-3 Osasuna 2004-2005

Athletic 1-1 Osasuna 2003-2004

Athletic 1-3 Osasuna 2002-2003

Athletic 1-1 Osasuna 2001-2002