Osasuna no completa su reacción frente al Huesca (1-1)

El equipo rojillo se muestra irreconocible en la primera parte ante el Huesca, pero se reorganiza para montarse un gran segundo tiempo en el que roza la remontada

20.11.2020 | 23:10
Los jugadores de Osasuna celebran el gol marcado por David García.

Osasuna estuvo a punto de completar su reacción y, tras haber entregado en el primer tiempo el partido a su rival, fue capaz de recomponerse y acercarse a la versión del equipo ambicioso, activo en ataque y generador de centros, al conjunto reconocible que es fuerte encarando al rival y difícil de contener que suele crear apuros.

Osasuna aplazó muchos minutos su comparecencia en la cita con el Huesca y a partir de ahí se vio obligado a fabricarse un encuentro a contra reloj en el segundo tiempo, en el que recordando sus habilidades de siempre, el fútbol con el que se siente cómodo –de presión alta y tino a partir del robo del balón–, fue capaz de optar a la victoria.

Irreconocible en el primer acto, reaparecido en el segundo, a Arrasate y los suyos sólo les puede quedar un mal sabor tras el empate. No cabe duda de que fue meritorio rescatar un punto tras un primer tiempo pésimo, pero también duele esa graciosa concesión de minutos que dificulta sobremanera cualquier labor posterior. A Osasuna no le salió ayer la apuesta inicial, con Budimir como hombre punta y tres acompañantes desde la segunda línea, y con la variación táctica del segundo tiempo, con un fútbol más directo y profundo, también con más tiempo con la pelota, encontró el camino que se la había privado con antelación. Lástima de tiempo perdido.

El Huesca es un buen ejemplo de equipo con fama y sin resultados. Es decir, fantástico si la Liga se midiera por alabanzas, fatal para un torneo en el que valen solo los puntos y el camino lo viene haciendo con paso corto, a base de empates. Todo saltó por los aires a los cinco minutos, cuando ni siquiera había presentado sus credenciales en El Sadar y se acababa de poner por delante en el marcador. El gol del conjunto aragonés llegó tras una cadena de errores, con pérdida en el centro del campo, carrera por la banda del gigante Rafa Mir y remate de Sandro en soledad, tras rechace del portero de Osasuna, con los rojillos mirando a un metro el desenlace de la acción.

El Huesca aún pudo engordar su renta con sendas ocasiones de Ferrreiro, una doble de Rafa Mir y otra más de Sandro. Ante la fiesta del equipo de Míchel, Osasuna fue incapaz de reaccionar y solo acertó a crear una oportunidad mediana para marcar, en un disparo de Íñigo Pérez que detuvo Andrés Fernández.

El balance del primer tiempo, con semejante estadística de oportunidades, incluso sonrió a Osasuna que estuvo a punto de irse al descanso con un marcador inabordable.

Entre las buenas sensaciones contadas que tiene Osasuna para recuperar del encuentro de ayer está su capacidad para la reacción y que, con un somero repaso del manual de instrucciones, es capaz de recomponerse y reencontrarse.
Arrasate hizo dos cambios, dando entrada a Enric Gallego y Moncayola, cambiando el esquema a dos puntos y reactivando el centro del campo a costa de un lateral, Juan Cruz, que como todos sus compañeros había estado muy mal en el primer acto.

No solo por los cambios, sino por lo que queda para el secreto de las charlas de vestuario tras un primera parte horrenda, Osasuna reapareció y, claro, Osasuna fue Osasuna. Los rojillos azotaron al Huesca desde el primer minuto, con una clara oportunidad de David García, luego goleador, a la salida de un córner, y firmaron hasta una decena de acometidas sobre la portería rival, una doble de Budimir y Enric Gallego clarísimas, como otra del mismo porte de Rubén García. El gol del central de Osasuna, tras un centro del hacedor de ocasiones, Jony, llegó con minutos por delante como para haber completado la remontada.

El equipo de Arrasate bajó el pistón tras un esfuerzo encomiable y el Huesca salió de la esquina del ring donde le habían arrinconado.

Osasuna recuperó un punto y le quedó claro que no se puede perder el tiempo.

Ficha técnica

1 - Osasuna: Sergio Herrera; Roncaglia (Nacho Vidal, m.78), Unai García, David García, Juan Cruz (Moncayola, m.45); Roberto Torres (Gallego, m.45), Oier, Íñigo Pérez, Jony (Kike Barja, m.84); Rubén García, Budimir (Adrián,m.78).

1 - Huesca: Andrés Fernández; Pedro López, Ínsua, Siovas, Galán; Borja García, Mosquera, Mikel Rico (Juan Carlos Real, m.86); Rafa Mir (Nwakali, m.54), Sandro (Okazaki, m.74), Ferreiro (Sergio Gómez, m.86)

Goles: Sandro 0-1 (m. 6), David García 1-1 (m.58).

Árbitro: Pizarro Gómez (Comité madrileño), asistido por Garrido Romero y Massó Granado. Mostró tarjeta amarilla a Íñigo Pérez y Budimir por parte de Osasuna y a Ínsua y Pedro López por parte del Huesca.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada diez de LaLiga Santander disputado en el estadio de El Sadar.