El TAD da la razón a Osasuna 15 días después de que Iñigo Pérez cumpliera su sanción

El TAD, dependiente del CSD, considera la expulsión un "error material" que los comités de la RFEF no enmendaron antes de que el jugador cumpliese la sanción

15.01.2021 | 21:00
Iñigo Pérez, en la celebración del gol de Darko ante el Elche

El Club Atlético Osasuna ha tenido conocimiento este viernes de la resolución del Tribunal Administrativo del Deporte, dependiente del Consejo Superior de Deportes, sobre la expulsión del jugador Íñigo Pérez en el partido Elche-Osasuna. En su escrito, que llega 15 días después de que el futbolista rojillo haya cumplido ya el partido de sanción, el tribunal da la razón a Osasuna.

"Examinadas las imágenes de la jugada por este Tribunal puede apreciarse la existencia de un error material manifiesto, toda vez que efectivamente existe contacto entre los jugadores que se disputaban el balón -el sancionado Íñigo Pérez y Gonzalo Verdú-, y es a consecuencia de dicho toque que el primero cae al suelo, por lo que no se da la simulación de la caída recogida en el acta arbitral", recoge la resolución.

En las imágenes aportadas al recurso puede apreciarse, explica el club, que la jugada se inicia cuando el jugador número 11 de Osasuna se perfila para llevar a cabo el pase del balón dentro del área al Sr. Íñigo Pérez, que entra en carrera al área para recibir el balón, corriendo a la par que su rival, el jugador 4 del Elche. En el momento de realizar el pase el número 11 de Osasuna, el número 5 del Elche le presiona y le desplaza durante la carrera de ambos con su brazo izquierdo a la altura del costado de Iñigo Pérez, que se desequilibra y cae derribado. En consecuencia, la caída de Íñigo Pérez se produce cuando, intentando superar el marcaje del jugador del Elche, éste se apoya en él y lo empuja con el brazo, desestabilizándolo, por lo que no cabe afirmar que exista la simulación recogida en el acta arbitral.

Los hechos que constan en el acta arbitral no son compatibles con lo que se observa en las imágenes, apreciándose el denunciado error material, según argumenta Osasuna. Las imágenes son claras. En consecuencia, el club pide al  Tribunal que rectificar lo señalado en la Resolución del Comité de Apelación "en cuanto que el examen de las imágenes evidencia el error contenido en el acta arbitral y por tanto la realidad de la versión que ofrece el club recurrente, siendo las imágenes de meridiana claridad, procediendo la estimación del motivo".

Ante la resolución del TAD, el Club Atlético Osasuna ha hecho las siguientes consideraciones:

1. El club celebra el fallo del TAD, que le da la razón, aunque lamenta que llegue 15 días después de que el futbolista haya tenido que cumplir un partido de sanción de forma injusta, según la resolución conocida hoy.

2. Osasuna no pudo contar con Íñigo Pérez en el encuentro ante el Deportivo Alavés, un perjuicio deportivo que a día de hoy ya no tiene solución. No es de recibo que ante una jugada en la que se aprecia de forma clara en las imágenes de televisión "contacto entre los jugadores", y que se produjo el 22 de diciembre, no haya una resolución lógica hasta 24 días después de haber pasado el asunto por los comités de Competición y de Apelación de la RFEF.

3. La resolución del TAD da la razón al presidente de la entidad, Luis Sabalza, cuando habló de "errores" que estaban perjudicando al equipo, motivo por el cual el Director de Seguridad e Integridad de la RFEF propuso recientemente la apertura de un expediente sancionador. El TAD habla en su resolución de "error material manifiesto" confirmando por tanto la existencia de al menos un error que ha perjudicado de forma clara al Club Atlético Osasuna.