Osasuna lleva 283 minutos sin marcar gol

Encadena tres partidos sin ver puerta, no anota desde que lo hiciera Barja en Vitoria y solo le salva no haber encajado ante Valladolid y Huesca

21.03.2021 | 00:52
Rubén García y Pablo Maffeo, durante el encuentro de ayer. Foto: Agencia LOF

¿Se acuerdan del tanto que Kike Barja anotó en el minuto 77 del partido entre Alavés y Osasuna del pasado 27 de febrero y que sirvió para que el conjunto navarro ganara en Mendizorroza por la mínima (0-1)? Pues los rojillos no han vuelto a marcar desde entonces, porque no lo hicieron ayer en El Alcoraz ante el colista Huesca, con el que firmaron una tablas sin goles idénticas a las de hace una semana con el Valladolid en El Sadar (0-0), ni tampoco en la visita del Barça a Pamplona (0-2). Es decir, que Osasuna acumula ya 283 minutos sin marcar, una mala racha solo compensada por el hito de no haber encajado en sus dos últimos compromisos.

El equipo de Jagoba Arrasate lleva tres partidos consecutivos sin ver portería, dato altamente preocupante y que ya ronda lo alarmante después de su escaso bagaje ofensivo en el duelo de ayer ante el colista de la categoría, ante el que los rojillos solo remataron en dos ocasiones entre los tres palos: uno de Calleri sin apenas ángulo en el minuto 71 del encuentro que Andrés Fernández, cancerbero del Huesca, atajó sin problemas y otro de Kike Barja de cabeza, a centro de Nacho Vidal, que el cancerbero del cuadro oscense acertó a despejar con bastantes apuros y muchos reflejos.

Aunque Osasuna volvió a puntuar por segunda jornada consecutiva, lo cierto es que se está convirtiendo en uno de los equipos menos goleadores en lo que va de curso. Y es que los rojillos llevan 23 dianas en 28 partidos, uno más que el Eibar en idéntico número de compromisos, y dos más que el Getafe, con un duelo menos; mientras que Alavés y Cádiz han marcado los mismos tantos que el cuadro navarro, aunque ambos en 27 encuentros. El equipo de Arrasate tiene un problema con el gol que dura ya 283 minutos y diez oportunidades por delante para solucionarlo.